Tensión en UCR por posibles internas

Hoy se reúne el Comité. Si la convocatoria es real, el partido quedaría al borde de una fractura.

Por Alejandro Moreno
[email protected]

Ramón Mestre recibió el respaldo de los dirigentes de su grupo Confluencia.

El universo del radicalismo cordobés está a la expectativa por lo que esta tarde pueda resolver el Comité Central, que preside Ramón Mestre. Operadores mestristas admiten que se evalúa convocar a elecciones internas de candidato a gobernador para el 9 de diciembre, lo cual colocaría a la UCR al borde de una fractura. Tal es el escenario más dramático, pero podría suceder, como tantas otras veces, que sean todas maniobras para observar la reacción del rival. Como sea, la UCR cordobesa atraviesa un momento muy difícil.
Ramón Mestre, Mario Negri y Dante Rossi son los tres anotados en la carrera por la candidatura a gobernador por la Unión Cívica Radical, aunque la batalla de fondo es la que protagonizan el intendente de Córdoba y el diputado nacional.
La idea de llamar a elecciones internas se conoció la semana pasada por fuentes del oficialismo partidario, y provocó un terremoto en la UCR, y si bien nunca fue confirmada, mestristas y no mestristas analizaron el futuro en función de esta hipótesis.
La convocatoria a prontas elecciones internas coincide con la estrategia del mestrismo de acelerar los plazos para definir el candidato a gobernador, pero colisiona con la del negrismo, que prefiere esperar al año que viene; el diputado habló públicamente de ello y la calificó de “disparate”, porque no incluye todos los cargos, porque no incorpora a los socios de Cambiemos, y porque tampoco hay una fecha de elecciones provinciales.
Llamar a internas para una fecha tan próxima choca con las exigencias de la Carta Orgánica partidaria, en relación con los plazos entre ambos episodios, aunque siempre hay posibilidades de establecer excepciones.
El plan de Mestre es que el radicalismo tenga ya su candidato a gobernador para luego sentarse a la mesa de las negociaciones con los socios de Cambiemos, desafiándolos incluso a una finalísima en la que todos los partidos de la coalición presenten su propio candidato.
Los mestristas calculan que en una interna podrían vencer a Negri por contar con un aparato partidario más desarrollado, aún cuando las elecciones son en este caso abiertas a los no afiliados a otros partidos políticos. La experiencia indica que los independientes suelen no intervenir en las elecciones de un partido si no son obligatorias (como las PASO), lo cual alimentaría las ilusiones del oficialismo en la UCR, es decir el grupo Confluencia.
Pero en el campamento del negrista Morena aseguran que el afiliado radical jugará sin responder a los cacicazgos de comité, por lo que podrán derrotar a Mestre (puede agregarse, en esta reflexión, que el PRO, más interesado en Negri, podría usar sus simpatizantes en su favor, porque el partido de Mauricio Macri en Córdoba cuenta con un padrón de afiliados muy ajustado al mínimo que manda la ley, de manera que el resto de sus adherentes podrían participar en la interna radical).
Los miembros del Comité Central están citados para hoy a las 15.30, sin un orden del día establecido, como sí ha ocurrido en ocasiones anteriores. Para algunos, es la prueba de que el tema va a tratarse; para otros, que sólo confirma que se trata de una guerra de nervios, y que finalmente no habrá convocatoria. Todo es misterioso.

El candidato
El jueves por la noche, en el club Juventud Unida de Estación Juárez Celman, el grupo Confluencia realizó su plenario provincial, en el cual la ex senadora provincial Silvina Leonelli resultó elegida presidente.
En el acto, una seguidilla de oradores reclamaron la candidatura a gobernador de Mestre, quien cerró aseguran que está bien preparado para ese desafío.



Dejar respuesta