UCR agitada: para Negri es un “disparate” internas el 9-D

El diputado cuestionó el plan mestrista de convocar a los radicales a elegir de inmediato el candidato a gobernador.

Por Alejandro Moreno
[email protected]

negriLa noticia de que el mestrismo planea que el Comité Central, que preside justamente Ramón Mestre, convoque a elecciones internas de candidato a gobernador de la UCR para el 9 de diciembre, explotó como una bomba en el campamento negrista. El propio Mario Negri tuvo fuertes cuestionamientos hacia lo que consideró “una broma” y “un disparate”.
Las estrategias de Mestre y de Negri, los dos principales competidores por la candidatura a gobernador de la Unión Cívica Radical y, por extensión, de Cambiemos, colisionan cada vez con mayor dramatismo.
El intendente quiere que el radicalismo, como socio mayoritario de la coalición, resuelva su interna y vaya con el nombre del ganador a la mesa de negociaciones con la seguridad de que podrá imponerlo; y si hay resistencia, pretende que una nueva elección, ahora entre los candidatos de los socios, resuelva el enigma.
El diputado, en cambio, entiende que tratándose de una alianza, las candidaturas deben salir como fruto del consenso entre sus integrantes; la interna debe ser el último y poco feliz instrumento a utilizar.
Por ello no sorprendió que Negri haya salido ayer a criticar el plan mestrista de convocar a elecciones internas para el 9 de diciembre, sólo para votar candidato a gobernador. El próximo lunes se reúne el Comité Central y entonces se trataría el asunto.
En una entrevista al programa Jaque a la Noticia, Negri afirmó ayer que la convocatoria a internas “debe ser una broma, un disparate”. “Si queremos tener un nivel de competitividad serio, a los candidatos los tenemos que elegir en el contexto de Cambiemos, por consenso, y si no en una interna”, opinó.
Negri acusó que realizar “una interna sólo de un partido de Cambiemos, para después ir a una interna con otro de Cambiemos, me parece que es poner la energía en construir la derrota, no la posibilidad de un triunfo”.
Además, advirtió que con esos plazos ni siquiera se cumplirían con las exigencias de la Carta Orgánica de la UCR.
Negri recomendó a los dirigentes radicales “cuidarnos mucho de que el peronismo no meta la cola dentro de Cambiemos y dentro del radicalismo”, agitando sin dar precisiones el temor de los no mestristas acerca de un acuerdo entre el intendente y el gobernador Juan Schiaretti.
Para el diputado, Cambiemos tiene chances de derrotar a Unión por Córdoba en las elecciones del año que viene, “pero obviamente si metemos ruido político y actuamos fuera del contexto general de Cambiemos o llegamos a tener un capricho”, la posibilidad se esfumaría.
“Cualquier ruido que hagamos, cualquier arrebato que hagamos fuera de Cambiemos, sin consenso, si usted quiere amañar una interna en cuarenta días, le anticipo el fracaso de la interna y la construcción de la derrota”, agregó.
En el último recambio del Comité Central, Negri colocó a Patricia De Ferrari como vicepresidente 1° para marcar de cerca a Mestre. La ex diputada nacional también fue contra la convocatoria a elecciones internas en las condiciones actuales, pero con mayor dureza que su referente.
“¿En medio de la pelea contra la inflación, la tensión social y la oposición sindical y clerical al presidente Mauricio Macri, parte de la UCR de Córdoba está pensando convocar a internas en diciembre?”, se preguntó. Enseguida, se respondió responsabilizando al mestrismo de colaborar con el Panal: “Salgan del termo. Dejen de hacerle el juego al peronismo”.
“Los cordobeses en general piden una opción fuerte, creíble y honesta para superar el ciclo agotado de Unión por Córdoba. Los radicales del interior piden que vayamos todos juntos porque el hartazgo en el interior con el gobierno es muy grande, y algunos quieren matar a Cambiemos”, continuó. Luego, calificó a la idea como “una locura”, porque se realizaría “sin un llamado a elecciones provinciales, sin consenso, sin reglas en Cambiemos y sin los comités asumidos”.
Para cerrar, fue muy hiriente al aludir a la convocatoria a elecciones realizada por Ramón Bautista Mestre, el padre del actual intendente, en 1998, cuando sorprendió llamando para el 20 de diciembre, día en que el radicalismo perdió el invicto con el PJ. “Pasa que es muy familiar eso de obligar a ir a los cordobeses a votar en diciembre, contra viento y marea, sólo para chocar a la UCR en las urnas”, remató.