Fetap pide trato Suoem: suba mensual de boleto

Por el atraso tarifario, la cámara que nuclea a las empresas de transporte urbano de Córdoba calculó pérdidas por 185 millones desde noviembre de 2017 a octubre de 2018.

Por Yanina Passero
[email protected]

fetapLa Nación y el Gobierno de la Provincia acordaron dilatar tres años la política de subsidio cero que se aplicaría en el sistema de transporte desde el 1 de enero. Sólo la inflación hará su trabajo con las tarifas y salarios.
Los empresarios deberán retirar la propaganda dispuesta en los colectivos que no prometía mayor confort a los pasajeros o mejores frecuencias, sino un boleto a $40 en los albores del año electoral. El Presupuesto para 2019 del presidente Mauricio Macri creará un fondo compensador que tiene reservado $1.250 millones para Córdoba y el gobernador Juan Schiaretti elevará la apuesta con más de $3.000 millones.
De ese total, $2.000 millones recibirán directamente las prestadoras y otros $1.000 millones, los usuarios a través de los programas de boleto gratuito. Como se había propuesto, evitó que el recorte del gasto prometido al FMI por Cambiemos se traduzca en uno de los más grandes tarifazos de los que se tenga registro.
“Esto demuestra la intención del Gobierno provincial de acompañar con recursos algo que venimos reclamando hace tiempo, que comenzamos hace casi dos meses”, dijo el intendente Ramón Mestre a Cadena 3, luego de mostrarse conforme por el arreglo que le evitará tomar medidas impopulares, aunque necesarias, en el año de cierre de su mandato en el Palacio 6 de Julio y su búsqueda de la gobernación.
El objetivo trazado desde El Panal es que en 36 meses el servicio público se sostenga sólo con los recursos que emanan del corte del boleto. La disposición supone una carrera contra la inflación y el sinceramiento de los cuadros tarifarios conforme evolucione el índice de precios. Como sea, la Capital seguirá recibiendo un volumen similar de recursos, ahora con la participación de la Provincia.
Mestre dijo que enviará una nueva ordenanza tarifaria al Concejo Deliberante antes de fin de año, pero sin precisar fechas, ni montos. En el Palacio 6 de Julio circulaba fuerte la versión que indicaba que el incremento tendría un piso de $23 y un techo de $25. Para precisar el nuevo precio del boleto deberá analizarse de manera integral cada uno de los elementos que componen “la canasta” del transporte porque a mitad de año el Ejecutivo actualizó la tarifa de manera automática de 15,38% a $17,22 atendiendo sólo a los aumentos salariales y del precio de los combustibles.
Como era de esperarse, desde la FETAP manifestaron su preocupación por las “imprecisiones” de Mestre. Un aumento conforme a la inflación exige –a entender de los directivos de Ersa, Aucor y Coniferal- reajustes mensuales para evitar sus efectos regresivos.
Para ilustrar el impacto del retraso afirman que, desde noviembre de 2017 cuando los ediles aprobaron el incremento del pasaje en un 22,5% hasta la fecha, registraron pérdidas para todo el sistema de $185 millones de pesos. Huelga preguntarse cómo es posible que, con semejante pasivo, hayan podido sostener el servicio.
Con calculadora en mano, desde la cámara empresarial sostienen el pedido de reactualización mensual en “jurisprudencia” política. Fue el intendente Mestre quien propuso al ex secretario del Suoem un mecanismo automático de reajuste salarial, costoso para el arca municipal pero positivo en el orden de la disminución de los conflictos.
Se da por descontado que la moción de FETAP será rechazada por el Ejecutivo.