Redoblona de Juri: colación masiva en diciembre

La Casa de Trejo entregará los primeros títulos de “Bachiller Universitario”. Apuntan a graduados, actuales estudiantes, y a aquellos que hayan abandonado la universidad con más del 50 por ciento de la carrera aprobada.

El rector de la UNC, Hugo Juri, está a punto de hacer realidad un proyecto que será insignia de este rectorado: la entrega de los primeros títulos de Bachiller Universitario.
Graduados, actuales estudiantes e incluso personas que pasaron por las aulas de la Casa de Trejo pero abandonaron prematuramente van a poder recibir el nuevo diploma, siempre que haya completado el 50 por ciento de alguna carrera de grado.
La cita apunta a reunir en un mismo acto a nuevos bachilleres de las 15 Facultades, pero todo dependerá de si los decanos opositores deciden adherir a la colación, que se espera tenga dimensiones “masivas”.
La inspiración es el acto central del Centenario de la Reforma Universitaria, en el que el 15 de junio pasado una decena de miles de universitarios recibió su diploma. Esta vez, el Rectorado se conformaría con dimensiones un poco más módicas, pero igualmente se le buscará dar una alta relevancia a la jornada.
Pensada para la primera quincena de diciembre, el acto pondría un broche de oro al año del rector Juri, quien concluye su mandato el próximo 25 de abril. Mientras tanto, propios y ajenos buscan pistas sobre la voluntad del médico de permanecer por un nuevo trienio al frente de la UNC, presentándose como candidato en la primera elección directa de rector de la historia de los claustros cordobeses.

Bachilleres
El título de Bachiller Universitario será entregado a todo aquel que complete la mitad de una carrera de grado de la UNC, entendida como el 50 por ciento de las materias que componen el plan de estudio, más los módulos de informática e idioma o sus equivalentes. Se entregarán categorizados en cinco áreas: ciencias básicas, ciencias aplicadas, ciencias sociales, ciencias humanas, y ciencias de la salud.
La titulación apunta a certificar los conocimientos adquiridos por los estudiantes en una primera etapa de su paso por la Universidad, aun si luego no se finaliza el recorrido para obtener el título de grado. De esta manera, la UNC reconocerá el aprendizaje de aquellos que pasan por sus aulas, aunque sea por periodos de dos o tres años, pero superando la educación obligatoria.
Este bachillerato universitario no reemplazará de ninguna manera a los títulos preexistentes, puesto que no tendrá alcances y competencias. Sin embargo, sí servirá para acreditar frente a empleadores u otras instituciones académicas su paso por las aulas universitarias.
Este sistema está ya vigente en otras universidades públicas argentinas, y es ampliamente utilizado por sistemas de educación superior extranjeros. Combinado con el sistema de reconocimiento de trayectos formativos, serviría para cambiar de carrera dentro de una misma área de estudio.
Los estudiantes, estén cursando actualmente o no, podrán solicitar el título a través del sistema Guaraní; los egresados, en cambio, a través del sitio web de cada Facultad. En ambos casos, comprende a todos los que ingresaron a partir del año 2000 y será un título gratuito.

Colación y después
El acto central de los festejos por el Centenario de la Reforma Universitaria consistió, en junio pasado, en una masiva entrega de diplomas a miles de graduados de las 15 unidades académicas de la UNC, de sus dos establecimientos preuniversitarios, y de una decena de programas de la Secretaría de Extensión, como las Universidades Populares y la Escuela de Oficios.
La iniciativa fue bien ponderada por todo el espectro político de la UNC, y tuvo una gran aceptación en la opinión pública. Ahora, Juri pretende replicar el modelo con el proyecto de Bachiller Universitario, apuntando a reconectar la universidad con muchos ex estudiantes que no concluyeron su carrera.
Los universitarios esperan que, antes de concluir el año, el rector Juri defina si buscará un nuevo mandato al frente de la UNC, para lo que deberá competir en la primera elección directa de rector. De conseguirlo, sería su tercer período (no consecutivo) como titular de la Casa de Trejo, contabilizando su paso inconcluso a fines de los 90.
En caso que decida retirarse, el grupo oficialista deberá dirimir la candidatura entre alguno de sus principales exponentes, entre los que sobresalen los decanos Marcelo Conrero (Ciencias Agropecuarias) y Jhon Boretto (Ciencias Económicas).
En la vereda del frente, Patricia Altamirano competirá por el grupo Avanzar, y ya está recorriendo algunas unidades académicas para promover su candidatura. En las barricadas kirchneristas aún no tienen un candidato definido, pero comenzaron recientemente a realizar encuentros para alistar la tropa.



Dejar respuesta