PRO desafía a Mestre con interna abierta y cruzada

El presidente de la UCR fantaseó públicamente con una interna para definir la fórmula, pero entre dirigentes de su partido.



Por Yanina Passero
ypassero@diarioalfil.com.ar

Tras la muerte del exgobernador José Manuel de la Sota, el peronismo dio señales inequívocas sobre sus objetivos. Otra es la realidad en las filas de Cambiemos. Los aliados siguen fascinados en opacar a su adversario partidario y engordar la colección de postales con algún que otro expectable de la Casa Rosada. Y si logran el premio grande, un contacto con el presidente Mauricio Macri, apenas tardarán una milésima de segundo en publicar el testimonio gráfico en las redes sociales.
El llamado de unidad del gobernador Juan Schiaretti y la verificación de las sospechas de radicales y macristas que no tardarían en evocar la figura del creador de Unión por Córdoba con fines políticos, no generaron el incentivo suficiente para que avanzara el diálogo entre la UCR y PRO de cara a los comicios de 2019. Cada espacio quiere encabezar, mientras proliferan los lanzamientos de los interesados.
De hecho, el presidente del centenario partido, Ramón Mestre y su par del macrismo, Darío Capitani, han mantenido reuniones recientes que tuvo a la carrera por El Panal como tema dominante. Como era de esperarse, la determinación del Intendente de liderar dejó al también legislador adoptando el gesto pasivo de quien sabe que, en definitiva, la última palabra no es de ellos.
Entonces, el PRO Córdoba apaciguará ansiedades preelectorales con un plan de trabajo para sus precandidatos provinciales. Tres etapas tiene la hoja de ruta que deberán seguir los dirigidos por Capitani desde ahora y hasta marzo, momento en que la incertidumbre dentro de Cambiemos Córdoba debería formar parte del pasado.
La primera escala incluye un mensaje directo al responsable del Palacio 6 de Julio. En el marco de la coalición, entienden que una “interna abierta y cruzada” es el camino más indicado para la resolución de las expectativas de cada espacio. El mes de marzo sería el momento adecuado para realizarla, conforme a los plazos estipulados por ley para los comicios generales de la provincia.
Una primaria abierta y cruzada va en contra de los planes de Mestre. Este filtro es una herramienta con la que también coquetea en público el mandamás de la ciudad, en caso que la fórmula no sea el resultado del consenso entre los socios de Cambiemos. Ahora bien, ha trascendido que su modalidad es otra: por tandas y sin intervención del macrismo. Mestre imagina una compulsa inicial con el diputado Mario Negri, entre otros anotados de su partido, y la siguiente con el elegido del macrismo.
Los adalides locales del presidente Macri aprovecharán que la dinámica para la preselección de la fórmula no está redactada y proponen que la oferta de cada aliado se enfrente en igualdad de condiciones.
Pero este plan requiere una etapa previa. Como ya se vio en el último acto en la Capital, donde cada precandidato a intendente saludó la unidad del partido, el PRO deberá trabajar para una fórmula pura para la provincial. “Hasta fines de noviembre nos hemos fijado el propósito como espacio de acordar una fórmula propia y unánime para traccionar hasta marzo o, eventualmente, continuar”, resumió la segunda escala del proceso una inobjetable del espacio.
El macrismo cordobés atravesó los dolores del crecimiento apenas comenzó a consolidarse como oferta en Córdoba. El diputado Héctor Baldassi y la línea armadora liderada por Javier Pretto se batieron a duelo por la conducción del partido en 2016 y desde allí la grieta no fue superada. Conviven algunas manifestaciones o llamados a la cohesión, pero la necesidad o la urgencia electoral –aún- no han impuesto una agenda de trabajo única entre el ex árbitro que agita sus niveles de conocimiento en la encuesta y el resto de dirigentes políticos que apelan a su experiencia en política.
Si los precandidatos a la gobernación Baldassi, Pretto, el diputado Gabriel Frizza y la senadora Laura Rodríguez Machado, logran equilibrar posturas y alumbran la fórmula de consenso, Capitani no deberá activar el tercer paso del plan. “Si no surge el entendimiento entre los miembros del PRO hasta noviembre, se convocará a elecciones internas como partido para definir la fórmula”, indicó la misma fuente.



Dejar respuesta