Fassi y un Talleres con 75 mil socios

En la pasada asamblea, el presidente albiazul enfatizó la necesidad de llevar a cabo una fuerte campaña de inscripción de socios, con el objetivo de alcanzar un presupuesto de mil millones de pesos en tres años.



Por Federico Jelic

El oficialismo de Talleres redobla su apuesta, incluso en los temas donde han tenido dificultades en los últimos tiempos a nivel institucional, con un optimismo singular que siempre cautiva a quienes lo escuchan. En este caso, en la voz del presidente Andrés Fassi, desde el club remarcaron la necesidad de engrosar el presupuesto en los próximos tres años de gestión, con cifras jamás pronunciadas en estas latitudes. Pero después de haber ilusionado y conquistado a quienes lo escucharon, habrá que esperar las respuestas generales para entender si se lograron los resultados esperados. Suena ambicioso.
Es que Fassi en la Asamblea General Ordinaria del club celebrada este domingo en la sala de eventos de Dinosaurio Mall, además de conseguir la fácil aprobación del ejercicio de memoria y balance, apostó fuerte en su discurso al objetivo de captar 75 mil socios en los próximos tres años, con 40 mil abonos de fútbol, que según las estimaciones podrían dejar casi mil millones de pesos en las arcas para ese período, que abarcarían su segundo (en realidad tercer) mandato al frente de la institución.
¿A qué se debe ese desafío, si en comparación a la actualidad, solo 7 mil socios tenían su cuota al día, justo en la previa del clásico contra Belgrano? La crisis económica y la inestabilidad social conspiraron contra la convocatoria, en un caso inusual, más si se tiene en cuenta que el semestre pasado Talleres alcanzó la cifra récord de 35 mil socios.
Hubo otros anuncios institucionales y otros proyectos en danza, pero el tema de los socios fue el que más llamó la atención, sobre todo por lo arriesgado de esa nueva empresa. De todas maneras Fassi siempre se caracterizó por la osadía en sus ambiciones y esta vez no fue la excepción. Fortalecido con la victoria en el clásico, va por más.

Balance aprobado
La ceremonia no contó con el total de los 100 asambleístas designados dentro de la lista sábana, como indicaba la modernización del estatuto una vez que Fassi fue ungido como presidente en los comicios pasados, por ser el único que presentó su bloque aprobado por la Junta Electoral. El “parlamento albiazul” igual no dista del signo político del oficialismo, por eso no hubo inconvenientes para aprobar los estados contables del club ni su Fundación. ¿De qué se trata este último ítem? De un instrumento recaudatorio de fondos mediante donaciones, aportes exentos de impuestos y otras acciones con fines solidarios (subastas de elementos de valor deportivo por ejemplo) con fines educativos y sociales, sobre todo en las escuelitas de fútbol.
La intención es replicar las acciones, en ese sentido, que ya tienen River Plate y Lanús, por ejemplo. En el caso de River, recolectaron más de 23 millones de pesos en su primera actividad formal. Se subastaron los botines con los que “Pity” Martínez le anotó el gol a Boca Juniors el clásico pasado en más de 2 millones de pesos y una réplica exacta de la Copa Libertadores conseguida en 2016, en casi 3 millones de la misma moneda. En Talleres se buscaría imitar dichos mecanismos.
De todas maneras, Fassi insistió con la captación masiva de socios. Según comentó, con los seis mil abonos actuales, apenas alcanza para pagar el salario a 30 empleados del club. Más que insuficiente.
Entonces, la apuesta es llegar a los 75 mil socios activos y más de 40 mil que tengan abono fútbol. Eso podría permitir un presupuesto de mil millones de pesos para los próximos tres años. Tentador. Por cierto, el superávit del balance fue de 135 millones de pesos.
“Es un reto personal. Tenemos que pensar el Talleres que queremos, el Talleres que se viene, el que va a definir el rumbo institucional en los próximos años. Necesitamos sentar las bases, el sentido de pertenencia y el compromiso de todos, desde el hincha que paga su entrada, el socio abonando su cuota, los dirigentes redoblando su esfuerzo y los jugadores en la cancha, para seguir creciendo y ser cada día más grandes”, fueron las palabras del presidente casi a modo de arenga en el túnel antes de jugar una final del mundial, endulzando oídos con su discurso.
Ahora, ¿a qué se debe que haya descendido tanto el número de socios de una campaña a otra, incluso con el agregado del equipo clasificado a la Copa Libertadores de América, después de 17 años? De 53 mil a 23 mil hay 30 mil de diferencia, sin contar que al día apenas hay siete mil. ¿En qué se falló?

Precios y promesas
Según cuentan en la calle los hinchas, se debe en parte a la crisis económica general en un contexto complicado, más algunos enojos con la falta de jugadores de jerarquía o apellidos de renombre en materia de refuerzos junto a los elevadas precios de las entadas y de la cuota. Y que se pueda abonar solo la campaña entera y por semestre también tiró por la borda la intención de sumarse, ya que no todas las familias cuentan con ese presupuesto.
Ya contra Belgrano bajaron los precios de las plateas y pesar de que es cierto que se regalaron miles de entradas, el Mario Kempes fue una fiesta en las tribunas. Fassi necesitaba ese golpe de efecto. Es que de acuerdo a las últimas mediciones internas, la imagen del mandatario y hombre fuerte de Pachuca había decrecido respecto de otras oportunidades y cómo nunca sus sectores no afines habían logrado instalar eso de que “A Fassi solo le importa la plata y los negocios con Talleres, y los socios son más clientes que socios”. Y en parte, tuvieron efecto. Fassi hizo su autocrítica, dispuso de un entrenamiento a puertas abiertas en la antesala del clásico con Belgrano para acercar al plantel con la pasión del hincha, encima la goleada 3 a 0 le vino como agua bendita del cielo para reforzar su legitimidad. Y por eso en la Asamblea no hubo mayores sobresaltos.
Sobre esa situación con los socios, más allá de admitir algunos errores de procedimientos, igual insistió con la necesidad de una campaña masiva.
“El proyecto abarca a todos los hinchas. Tenemos que seguir buscando la sustentabilidad. Asumo mi responsabilidad, sólo que para hacer crecer a Talleres necesitamos tener dimensión de la magnitud de lo que estamos planeando, con la participación de todos. La visión es clara, viene una gran época para todos, y si logramos esa sinergia, entre todos vamos a tener un Talleres más grande”.
¿Lo conseguirá? ¿Habrán entendido en la comisión directiva algunas de las razones por la cual el socio le dio la espalda en la campaña de socios? ¿Volverá a reconquistarlos? Fassi anunció que el predio de “Mundo Talleres”, su cuenta pendiente desde su asunción, se emplazará en los predios cercanos a la ruta 5, camino a Alta Gracia. Mientras tanto disfruta de su momento, de las consecuencias de ganarle a Belgrano, sabiendo que por el momento tendrá cierta paz y gobernabilidad.



Dejar respuesta