Riesgo de parcialidad: Vaca Narvaja, apartado de causa por lesa

La Casación Penal admitió un pedido de recusación. Entre otros aspectos, tomó en cuenta que antes de ser designado por Fernández de Kirchner, en 2014, fue querellante en varios procesos que involucraron a algunos de los acusados que reclamaron su apartamiento.

La historia personal y el derrotero profesional del juez federal Hugo Vaca Narvaja determinaron que la Máxima Instancia en lo Penal del país lo apartara de una causa por delitos de lesa en La Perla, que comenzaron a investigarse por las revelaciones que se dieron durante el juicio de la megacausa.
Las dudas sobre la imparcialidad del magistrado con respecto al esclarecimiento de aquella clase de ilícitos no son nuevas y abundaron los pedidos de apartamiento, por sus conocidas apreciaciones. Esta vez la Sala IV de Cámara Federal de Casación Penal tomó cartas en el asunto y aceptó el reclamo de la defensa de los procesados en el marco del expediente “Gómez, Miguel Ángel y otros”.
El funcionario, activo integrante del colectivo Justicia Legítima, fue designado por Cristina Fernández de Kirchner en 2014. Había quedado tercero en el orden de mérito de la terna elaborada por el Consejo de la Magistratura de la Nación, pero la ex mandataria hizo uso de su potestad discrecional y lo seleccionó. Según reconoció, no pensaba anotarse para el cargo al que finalmente accedió y se inscribió “sobre la hora”.
Asumió el 20 de noviembre, una fecha que eligió en honor a su padre, secuestrado 39 años antes. Por su expreso pedido, la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo Córdoba, Sonia Torres, fue invitada a firmar el acta de rigor.
Es hijo y nieto de víctimas de la dictadura; sobrino de Fernando Vaca Narvaja, el fundador de Montoneros, y primo del padre de la hija de Florencia Kirchner, Camilo Vaca Narvaja.
Confeso admirador del gurú del abolicionismo y promotor del punitivismo selectivo, el ex ministro de la Corte Suprema Eugenio Zaffaroni, el actual titular del Juzgado Federal Número 3 representó a familiares de las víctimas en la megacausa La Perla.
Asimismo, fue querellante en el debate en el cual Jorge Rafael Videla y otros 13 represores fueron condenados por el crimen de 31 presos políticos; entre ellos, su padre.
Al admitir el planteo, entre otros factores, los vocales Mariano Borinsky, Juan Carlos Gemignani y Gustavo Hornos tomaron en cuenta que Vaca Narvaja se desempeñó como abogado en varios procesos que involucraron a algunos de los acusados que solicitaron su recusación.
Vaca Narvaja nunca ocultó su afinidad con el kirchnerismo ni su terminante punto de vista sobre lo ocurrido durante la dictadura.
Si bien los jueces no pueden emitir opiniones políticas, más de una vez dejó de lado la sensatez que le impone su función. Sucedió, por ejemplo, en febrero de 2015, cuando junto a otros federales “militantes” de Córdoba acusó a los miembros del Poder Judicial que convocaron a la marcha en reclamo del esclarecimiento del crimen del fiscal Alberto Nisman de intentar “desestabilizar al gobierno” de Fernández de Kirchner.
Sigue integrando Justicia Legítima, el grupo que a poco de ser fundado por la ex procuradora Alejandra Gils Carbó dejó de lado el debate sobre el modelo judicial y pasó a formar parte de un engranaje partidario.
Recientemente, en el marco del conflicto por la toma del Pabellón Argentina, hizo declaraciones imprudentes: dijo que si la Justicia hubiera actuado “por la fuerza” podría haberse dado un “caso similar” al de Santiago Maldonado.



Dejar respuesta