Tribus K refuerzan su ADN con Zannini

El ex secretario de Legal y Técnica arribará mañana a Córdoba en el marco de una actividad organizada por el Instituto Patria y Luz y Fuerza.



Por Yanina Soria
ysoria@diarioalfil.com.ar

Rumbo al plenario provincial previsto para el 17 de noviembre donde, posiblemente, el cristinismo cordobés dé una pista sobre cuál podría ser su proyecto político para el 2019, los K se preparan para recibir ahora a un hombre fuerte dentro de la estructura nacional: Carlos “Chino” Zannini.
El ex secretario de Legal y Técnica arribará mañana a Córdoba en el marco de una actividad organizada por el Instituto Patria, actual búnker de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner (CFK), y el sindicato de Luz Y Fuerza.
“Política y comunicación: una relación dialéctica a redefinir en el campo popular” es el nombre de la clase abierta que viene a dar y la excusa para un encuentro que, a rigor de verdad, se convertirá en un acto político donde no faltará nadie. Unidad Ciudadana (UC) Córdoba está convocando a todas sus tribus con la idea de llenar el auditorio y mostrar una foto que junte a los principales anfitriones en el en el escenario.
El paso de Zannini por esta provincia (hombre influyente durante los gobiernos del matrimonio Kirchner) busca además reforzar la identidad de una feurza política que ahora se dirime entre la fusión sí o no con Unión por Córdoba.
El ex funcionario nacional, nacido en la localidad cordobesa de Villa Nueva, fue uno de los principales enemigos políticos durante la era K, identificado por el ex gobernador José Manuel de la Sota cuando, en su último gobierno, lo acusó públicamente de bloquear el envió de la Gendarmería a Córdoba en medio de la revuelta policial, allá por diciembre de 2013.
Paradójicamente, antes de que la muerte lo sorprenda en la ruta 36, De la Sota se había convertido en el principal interlocutor entre el kirchnerismo nacional y el PJ. Esa articulación ya había comenzado a replicarse en Córdoba con algunos contactos entre ambos sectores en el marco de una estrategia nacional que se fue con la vida del ex mandatario.
Aún así, desde un sector de UC aseguran que los vínculos no sólo con el delasotismo sino con el peronismo cordobés siguen y no descartan la posibilidad de entenderse programáticamente con Unión por Córdoba.
Es que el campo nacional y popular local alberga hoy, al menos, dos expresiones con visiones sobre el futuro inmediato totalmente antagónicas, donde el pragmatismo político hace lo suyo.
Por un lado, los dirigentes que hoy ocupan cargos legislativos tanto a nivel nacional como provincial, muchos de los cuales ya manifestaron públicamente su vocación de diálogo con el peronismo cordobés para alcanzar la mentada unidad y conformar un gran frente electoral el de cara al 2019; mientras que por el otro, una parte de la militancia y las organizaciones que componen el universo cristinista local, que no quieren saber nada con esa posibilidad y bregan por terciar en la pulseada electoral que se viene.
Frente a ese dilema se paran hoy una fuerza política que en las legislativas del año pasado quedó tercera en el podio, muy atrás de los dos primeros competidores, pero con un caudal electoral que le permitió ubicar a uno de los nueves diputados que desembarcaron en el Congreso Nacional.
Mientras tanto, del otro lado, es decir desde las filas del schiarettismo parecieran no sintonizar la misma frecuencia en cuánto a los acercamientos. Como primer dato, el jefe político de UPC, el gobernador Juan Schiaretti, es uno de los cuatro armadores del Peronismo Federal que puja por una oferta nacional sin resaca K. El límite es la ex presidenta, sostiene.
El presidente del partido PJ, el senador Carlos Caserio, también enfrió la posibilidad por ahora de una fusión con UC y repudió que uno de sus exponentes, el diputado nacional Pablo Carro, se haya referido en los términos que lo hizo a De la Sota, cuando dijo que se le revolvían las tripas de pensar en tener que sentarse con el ex mandatario , en el marco de una charla que trascendió públicamente- .
La realidad es que hasta tanto



Dejar respuesta