Presupuesto crispa interna del PJ Federal

Se distancian las posiciones dentro del peronismo en relación a la votación del proyecto enviado por el ejecutivo. Juan Schiaretti, Juan Manuel Urtubey y Miguel Pichetto favorecen la aprobación con modificaciones.



Por Salvador Santos

La foto de los cuatro grandes del llamado peronismo alternativo parece no haber aplacado las diferencias internas en relación a la posición que deben adoptar con respecto al gobierno nacional. Las posturas de cada uno de los referentes tienen más que ver con sus necesidades individuales que con la proyección de un espacio común.
La idea de visibilizar al cuarteto de dirigentes que liderarán el espacio perseguía ordenar las diferentes tribus que componen el sector no kirchnerista del justicialismo. Además, combinar de alguna manera los distintos intereses que conviven en el grupo.
Sin embargo, las diferencias internas parecen sobrevivir y se expresan en el tema que cruza en estos días a toda la escena política argentina. La posición en relación al proyecto de presupuesto nacional, la ley de leyes, divide a los peronistas federales y, en paralelo, sirve de excusas a algunos para exhibir pujas de poder dentro del sector.
Dentro del cuarteto que se retrató en las oficinas de San Telmo, la voz disonante es Sergio Massa. El tigrense afirmó que el proyecto del gobierno no es aceptable. En la misma entrevista, moderó sus expresiones, aunque exigió que el presupuesto se rehaga completamente.
“Todo Gobierno tiene que tener su presupuesto y es malo dejar a un Gobierno sin presupuesto, pero también es malo creer que la necesidad de no aparecer destruyendo lleve al Gobierno a querer imponer cosas que son invotables”, afirmó el lider del Frente Renovador.
Las declaraciones de Massa contrastan con la moderación que venía mostrando el resto del cuarteto que conduce el peronismo alternativo. Juan Manuel Urtubey y Juan Schiaretti sostienen, desde hace tiempo, que la oposición racional no debe obstaculizar la aprobación de la iniciativa gubernamental.
El duo de gobernadores tiene razones variadas para sostener ese posicionamiento. Por un lado, creen que una estrategia de bloqueo podría generar una crisis y esa situación impactaría en los distritos que gobiernan.
Por otro, analizan que un gobierno sin una ley de presupuesto tendría más libertad para reconducir partidas y, por lo tanto, más fortaleza en la negociación con las provincias. Por último, creen que el kirchnerismo adoptará una posición intransigente y el peronismo alternativo no puede quedar asociado a esa táctica.
Las aspiraciones de Schiaretti están, en primer lugar, enfocadas en mantener el gobierno de la provincia de Córdoba. De ahí que su postura privilegie la estabilidad. Urtubey, por su parte, no puede ser reelecto en Salta pero también está preocupado por su distrito. Massa no tiene ninguna responsabilidad de gobierno y el endurecimiento de su discurso parece responder a esta situación objetiva.
El restante miembro del cuarteto salió a sostener la posición de los gobernadores. Miguel Ángel Pichetto viene favoreciendo una negociación que derive en la aprobación del presupuesto nacional. Su postura resulta trascendente dado que mantiene influencia en el bloque de senadores del justicialismo. “Vamos a apoyar el presupuesto porque tenemos un compromiso con la democracia” afirmó el rionegrino.
Según el jefe de los senadores peronistas, la estrategia es negociar un menor impacto a los “sectores del trabajo”. De todos modos, descuenta que el proyecto terminará reuniendo las voluntades necesarias.

Cumbre rebelde en Tucumán
En la periferia del peronismo alternativo también se producen movimientos. Juan Manzur, gobernador de la provincia de Tucumán, parece decidido a mantener una posición crítica a sus colegas de Córdoba y Salta.
En ese sentido, convoccó a una reunión en la ciudad de Buenos Aires con los mandatarios provinciales que se muestran más distantes de los “cuatro grandes”. Según los organizadores, el próximo miercoles asistirán el formoseño Gildo Insfrán, la catamarqueña Lucía Corpacci y la fueguina Roxana Bertone.
En el mismo sentido, avanza en la organización de un acto para el 17 de octubre en su provincia donde planea hacer una demostración de fuerza interna dirigida a los partícipes de “la foto”. Juan Schiaretti y Juan Manuel Urtubey ya adelantaron que no serán de la partida y preparan acciones locales.



Dejar respuesta