La Universidad gasta más de $ 500 mil por día para dar comida gratis a 3.230 estudiantes

El valor por una ración es de $ 132,57, lo que la convierte en prácticamente en gratuita para los estudiantes que apenas pagan $ 4. Pero los beneficios para estos “menesterosos” no termina aquí. En 2017 se entregaron 7.040 raciones para celíacos.

Por Gabriel Osman

Marche un menú por $4
Los estudiantes universitarios que tomaron durante un mes el Pabellón Argentina reclamando el fin de las correlatividades y un menú especial para los veganos, entre otros dislates, se han puesto de moda por méritos propios. Por eso, nada más oportuno que notificar sobre los inmensos beneficios adicionales de que gozan, además estar en una universidad gratuita y de ingreso irrestricto, sostenida con los impuestos que paga toda la sociedad y que usufructúan personas de clase media hacia arriba, pero no hijos de obreros. Información suministrada por la Secretaría de Asuntos Estudiantiles indica que en las cuatro sedes donde funciona el Comedor Universitario (Ciudad Universitaria, Centro, Colegio Manuel Belgrano y Hemoderivados) se encuentran registrados 46 mil usuarios, aunque diariamente concurren a comer 3.230, según estadísticas 2017 dadas a conocer por esta dependencia. El servicio está dirigido preponderantemente a estudiantes (92,6%), aunque también reciben el menú docentes (3,4%) y no docentes (4,1%). El menú es el mismo, aunque los estudiantes abonan $ 4 por comida (un plato principal y guarnición, y una fruta de postre), mientras que docentes y no docentes pagan $ 50 (este monto fue actualizado en agosto pasado, porque antes no docentes y profesores abonaban $ 6). Esto es lo que pagan los usuarios; los costos es asunto muy distinto. El valor de producción unitaria (es decir, por ración) es de $ 132,57, desglosada de la siguiente manera: $ 71,91 de sueldos de personal y $ 60,66 pesos de insumos.

$ 428.201 de comida por día
Si se tiene en cuenta que en 2017 se entregaron por día 3.230 raciones a un valor unitario de $ 132,57, la UNC destina a estos “menesterosos” $ 428.201, recuperando una ínfima cantidad. Pero la contabilidad no termina aquí. Hasta los años ’80 funcionaba la sede histórica del Comedor, ubicado detrás del Pabellón Argentina, mientras que en la actualidad el servicio se desdobla en cuatro sedes, lo que multiplica los costos administrativos y de funcionamiento, más el valor de renta de estos inmuebles. Pero el cálculo de beneficios y costos tampoco finaliza con estos datos. El Comedor cuenta con el Programa UNC sin TACC, dirigido a la población celíaca universitaria. Este servicio también está dirigido a estudiantes, docentes y no docentes de la UNC, y su precio es el mismo que el del menú tradicional, pero no así su costo (sensiblemente mayor). Durante 2017 se entregaron 7.040 raciones para celíacos a estudiantes (70%) y trabajadores universitarios (30%). Previsiblemente, este menú no es de elaboración propia, ya que el Comedor no cuenta con la infraestructura operativa requerida para evitar los riesgos de contaminación cruzada que garantice la inocuidad.

Mano dura, mano blanda
Desde muchos sectores de opinión –también desde estas páginas- se le pidió a las autoridades universitarias actitudes y disposición más enérgicas contra la toma del Pabellón Argentina, que tuvo paralizadas las dos principales oficinas del gobierno de la UNC. Pero si no se permite que la actitud irresponsable de los estudiantes genere precedentes en futuros intentos de tomas y en respuestas blandas de las autoridades, tal vez la forma en que se actuó termine siendo correcta. La paciencia tal vez evitó un desalojo violento y la canonización de víctimas, cuando en realidad son ellos los victimarios. El viernes a la noche el juez federal Hugo Vaca Narvaja jugó un rol importante al convencer a los 20 o 30 estudiantes que usurpaban el Pabellón Argentina a que lo abandonen y se avengan a dialogar con las autoridades a partir de la semana que comienza hoy. De los 17 puntos del petitorio, la mayoría son dislates y otros ya están respondidos en los hechos. Y los dos o tres puntos que queden obviamente que jamás serán contestados.



Mañana, elecciones en Nutrición y en Tecnología
Desde las 8 y hasta las 16 de mañana, se realizarán elecciones directas para designar autoridades en las escuelas de Nutrición y de Tecnología en la Facultad de Ciencias Médicas: director y vice e integrantes de los dos Consejos Consultivos. La compulsa es solo virtual porque habrá listas únicas, para todos los casos bajo el paraguas político del decano Rogelio Pizzi. Para director de Nutrición los postulantes son el binomio Alejandra Celi y Verónica Mamondi; para Tecnología, Cristian Daghero y Darío Arbelo. En el caso de las bancas de los Consultivos votarán representantes de tres de los cuatro claustros, quedando diferido para mayo el de los estudiantes. Estos sólo votarán hoy para director y vice. Estos Consejos Consultivos están integrados por cuatro docentes (por titulares y adjuntos) y otros dos por los auxiliares; dos graduados; un no docente; y tres estudiantes.



Dejar respuesta