Efecto duelo: Accastello ofrendó acto de unidad en San Martín

Tras su retorno a Unión por Córdoba, el ex intendente de Villa María encabezó un encuentro peronista el fin de semana. Ratificó a Juan Schiaretti como conductor del PJ y se comprometió a trabajar para que el oficialismo gane en el departamento.

Por Yanina Soria
[email protected]

El ex intendente de Villa María debutó tras su regreso a las filas de Unión por Córdoba (UPC) con una ofrenda a Juan Schiaretti: un acto por la unidad del peronismo en el departamento General San Martín.
Tras sellar su pase nuevamente a la estructura oficial del justicialismo cordobés, Eduardo Accastello encabezó el fin de semana un encuentro con dirigentes y militantes de la amplia paleta peronista de ese sector provincial, con la premisa de comenzar a unir las partes para llegar al 2019 con una base política ampliada.
Eso le prometió al gobernador Juan Schiaretti en la reunión de 40 minutos que mantuvo la semana pasada en el Panal, de la que participaron también el ministro de Gobierno y principal armador político, Carlos Massei, y el presidente del PJ, el senador Carlos Caserio.
El último candidato a gobernador por el kirchnerismo, le garantizó a quien fuera su adversario político en el 2015, un fuerte trabajo territorial para ganar el año que viene en el departamento del sureste provincial y en las principales ciudades.
La repentina desaparición física del ex gobernador José Manuel de la Sota derivó en una obligada reconfiguración del tablero peronista cordobés donde Schiaretti espera contar con toda la tropa adentro para encarar su reelección en el `19. Y en esa misión de reclutar, incluso a viejos adversarios, entró Accastello, un dirigente con capacidad de votos y fuerte en ese punto del mapa provincial.
Schiaretti afrontará el año próximo el primer proceso eleccionario sin su socio político, el creador de la marca UPC; todo un desafío para un peronismo cordobés acostumbrado a gobernar al calor del poder desde hace casi dos décadas. En ese contexto, se inscribió el salto del villamariense a las filas del schiarettismo, dando muestras el Centro Cívico de que el libro de pases está abierto para todo aquel que quiera ser parte pero “sin condicionamientos”, dijeron.
Lo cierto es que en “El Yuyal”, como se conoce al encuentro peronista de la ciudad de Villa María, Accastello hizo confluir a dirigentes de Unión por Córdoba, del Frente para la Victoria, La Cámpora y hasta Compromiso Federal de Rodríguez Saá, entre sectores como el gremialismo local.
Allí reconoció públicamente a Schiaretti como único conductor del PJ y hasta brindó detalles sobre cómo se engendró el encuentro político en el Panal el miércoles pasado.
Según le dijo al Diario del Centro del País, se encontró con Schiaretti en el lugar del accidente donde el ex mandatario perdió la vida semanas atrás. Tras ello, y a instancias del ministro Massei, Accastello fue invitado al Centro Cívico. “Fue muy generoso, muy amplio y me dijo que tenemos una responsabilidad extra en nuestros hombros después de la desaparición de José Manuel. Le respondí que contara que íbamos a trabajar juntos, me planteó que me sumara a la mesa ejecutiva del Consejo Provincial y voy a aceptarlo”, dijo en declaraciones al medio de Villa María. A rigor de verdad, desde hace tiempo existían contactos entre el peronista K y el Panal, de hecho, para las bases del PJ el pase era cuestión de tiempo. El efecto duelo hizo lo suyo y Accastello volvió a sus fuentes.
El hombre que pretende volver a gobernar su ciudad sigue ratificando públicamente su simpatía al proyecto nacional de Cristina Fernández de Kirchner, toda una paradoja teniendo en cuenta que Schiaretti apenas unas horas de sacarse una foto con él, encabezó en Buenos Aires una cumbre con Sergio Massa, Miguen Ángel Pichetto y Juan Manuel Urtubey donde quedó planteada la base de una alternativa política electoral para el 2019, alejada del macrismo y el kirchnerismo.
Cuando el fin de semana los medios locales le preguntaron sobre esa foto y la exclusión de Fernández de Kirchner, el ex funcionario delasotista sólo se limitó a responder que respeta la conducción del gobernador y qué él decidirá la política nacional y la estrategia que demande el peronismo local.

Gill recorriendo barrios
Mientras tanto, en otro sector de la ciudad, el actual intendente de Villa María anotado por su reelección, también se mostró activo el fin de semana. Junto a la funcionaria provincial y ex pareja de Accastello, Nora Bedano, recorrió distintos barrios donde repasó frente a los vecinos las obras que la Provincia y el municipio tienen en marcha.



Dejar respuesta