Rearmado del PJ: volvió Accastello

En nombre de la unidad del peronismo cordobés, el gobernador Juan Schiaretti trabó acuerdo ayer con el excandidato kirchnerista. El retorno del villamariense al partido generó ruido interno.

accastellloApenas unas horas después de darle el último adiós a su amigo y socio político, el titular del Ejecutivo ordenó a los suyos trabajar por la unidad del peronismo sin hacer distinciones. Eso incluye, además de alambrar a la militancia claro está, dejar de lado viejas rencillas para seducir a dirigentes con votos propios. Y el ex intendente de Villa María, era uno de los apuntados.

Desde hace tiempo, dentro del justicialismo local se hablaba de contactos subterráneos que ya existían entre el último candidato a gobernador que tuvo el kirchnerismo en Córdoba y el titular del Panal.

La punta de un acuerdo entre el accastellismo y el peronismo provincial asomó cuando en el escueto cambio de gabinete que concretó Schiaretti pos elecciones legislativas, Nora Bedano fue nombrada titular de la Agencia Córdoba Cultura desde donde ahora se mueve con alto perfil. El objetivo reeleccionista de Schiaretti demanda varios frentes de trabajo político: fortalecer el peronismo en Capital, garantizar la finalización de las obras, preservar la gestión, y blindar electoralmente los bastiones PJ en el interior, entre otros puntos. Los resultados de las elecciones del año pasado arrojaron un mapa provincial prácticamente pintado de amarillo, y aunque en el Panal están convencidos que la buena imagen que el gobernador conserva y el alto grado de aceptación de su gestión le garantizarían hoy su triunfo, saben también que no hay margen para que los votos peronistas se dividan. Por eso, el nombre de Accastello aparecía en la hoja de ruta del PJ cordobés. El hombre, fuerte electoralmente en el departamento General San Martín, que siempre se definió como peronista pero que jugó en los últimos años con el cristinismo, quiere volver a la intendencia de la ciudad del sureste cordobés donde ya se lanzó como candidato. La foto de ayer en el Panal donde se lo ve a Schiaretti, al presidente del PJ, el senador Carlos Caserio y el ministro de Gobierno, Carlos Massei, sentados junto a Accastello sorprendió a propios y ajenos.

Es que si bien el acuerdo político se veía venir aún cuando el villamariense genera mucha resistencia interna en el PJ, la sorpresa llegó por el momento en el que se dio. Sin dudas que la muerte del ex gobernador José Manuel de la Sota y la necesidad de Schiaretti de mostrarse fuerte y respaldado por todo el peronismo provincial, aceleraron los tiempos de conversaciones. Ahora resta ver cuáles fueron los términos del pacto político por el que el ex ministro delasotista, complicado judicialmente, decidió volver al PJ. “Eduardo Accastello decidió sumarse a nuestro Partido.



El gobernador Juan Schiaretti es un convencido de que todo el que quiera sumarse lo puede hacer sin condicionamientos., aceleraron los tiempos de conversaciones”, comunicó brevemente el partido ayer. El retorno de Accastello ya movió el avispero interno donde muchos miran esta jugada con cierto recelo y se preguntan si será la puerta para nuevos ingresos al PJ, como el de Olga Riutort, por ejemplo.



2 Comentarios

Dejar respuesta