Consejo de la Magistratura: los candidatos oficialistas apuestan por la continuidad

En una semana los letrados con matrícula federal del interior elijen al relevo de Piedecasas y Córdoba fue el epicentro de la actividad de los postulantes. Sánchez Herrero y Matterson declinaron de participar del debate que se organizó en el Colegio de Abogados. Opetaron por otras actividades y dialogaron con Alfil.

magistratura
Carlos Matterson y Marina Sánchez Herrero, lista cinco.


Por María del Pilar Viqueira

La campaña para elegir al letrado que relevará a Miguel Piedecasas en el Consejo de la Magistratura de la Nación entró en tiempo de descuento. Con una fórmula menos en carrera luego de que la Cámara Nacional Electoral (CNE) autorizara al belvillense Carlos Matterson para acompañar como suplente al cuadro del oficialismo, la marplatense Marina Sánchez Herrero, cinco listas disputarán un sillón en el organismo. Falta una semana para que los abogados con matrícula federal del interior elijan a su candidato y ayer Córdoba fue el epicentro de la actividad de los aspirantes.

La dupla Sánchez Herrero Matterson (Lista 5) declinó la invitación al debate que se organizó en el Colegio de Abogados local, por la escasa antelación de la convocatoria y por valorar que la discusión central ya se dio hace una semana, en la sede de la Federación Argentina de Colegios de Abogados (FACA). Así, optó por otras acciones en la ciudad. Comenzó la jornada con un desayuno de trabajo, visitó tribunales y el Ministerio de Justicia y mientras sus contrincantes preparaban el encuentro en la sede de Duarte Quirós recibió a Alfil. Durante la entrevista, ambos postulantes elogiaron la labor de Piedecasas en el organismo y coincidieron en que su objetivo es darle continuidad a su impronta. Sánchez Herrero y Matterson destacaron que durante la gestión de Piedecasas se abrieron los datos patrimoniales de los jueces, a través de un sistema on line que se puso en marcha en el 2017; que fue el principal impulsor de la auditoría sobre dos décadas de investigaciones de la Justicia federal en causas por corrupción y que entró al consejo con 30 por ciento de vacancias de jueces y se va con 13 por ciento.

Una de las propuestas de la Lista 5 es aumentar el número de representantes abogados. Al respecto, Sánchez Herrero recordó que antes eran cuatro y sostuvo que la merma desequilibró el consejo, porque se perdió la voz de la sociedad. En ese sentido, sostuvo que el letrado es el motor del organismo, porque conoce cómo funciona la Justicia, y que por esa razón es clave que vuelvan a participar en la comisión de selección y armado de ternas de los aspirantes a desempeñarse jueces. Matterson destacó que, por su formación y las características de su trabajo, que lo contacta con la gente, el abogado es quien mejor conoce el perfil profesional que se necesita en el Poder Judicial e hizo hincapié en la necesidad de que al requisito de la idoneidad se le sume el del sentido común.

Alianza

Al ser consultados sobre la polémica que se generó por la fusión entre las Listas 4 y 5, dijeron que confiaban en que la Justicia iba a admitir su pretensión porque obraron conforme a derecho. Cabe recordar que en el fallo que dejó sin efecto la medida dictada por la Junta Electoral de FACA, que estimó que Matterson no podía declinar como titular de la Lista 4 y secundar a Sánchez Herrero en la Lista 5, la CNE destacó que, en su momento, el letrado de Bell Ville cumplió con los requisitos para competir. Sobre la cuestión, recordó que la jurisprudencia ya estableció que si los candidatos de un partido se registraron en debido término -lo único que la norma exige- no hay óbice para que, con el consentimiento de la fuerza que los presentó, puedan ser fichados también como contendientes de otra agrupación. “No se vislumbra cual es el perjuicio que el reemplazo generaría respecto de los derechos que se les reconocen a los terceros involucrados, puesto que toda postulación a ocupar un cargo electivo mediante la aplicación elemental de los derechos democráticos implica, en primer medida, el sometimiento a la voluntad del electorado, por lo que difícilmente pueda determinarse que exista o no la posibilidad de que una lista se vea favorecida por las circunstancias del caso en análisis”, valoró la Alzada. El tribunal le dio luz verde al binomio oficialista explicando que ni en el reglamento electoral ni en el ordenamiento legal vigente existe una prohibición expresa que impida la modificación que autorizó y concluyó que cuando se dan situaciones que no están del todo claras en la legislación o que puedan causar situaciones disvaliosas en cuanto a la competencia, entre dos posibles soluciones debe ser preferida la que mejor se adecue al principio de participación, rector en materia electoral.

Sobre el tono de las declaraciones de algunos integrantes de otras listas, que denunciaron presiones políticas sobre Quasollo, intentos de polarización con el kirchnerismo y hasta maquinaciones para frustrar los comicios del 5 de octubre, los oficialistas se limitaron a decir que lamentaban que eligieran ese camino y que hubieran preferido confrontar con propuestas. “No nos detenemos a vengar ningún agravio” disparó Matterson. “Somos la continuidad de un trabajo impecable. Las ofensas no nos van a perjudicar ni van a impactar en los votantes”, acotó Sánchez Herrero.



Dejar respuesta