Toma: piden “escaño virtual” para desocupar Pabellón Argentina

Los okupas quieren obtener por la fuerza una representación institucional que no alcanzaron en las urnas.

Pabellón
Los okupas quieren obtener por la fuerza una representación institucional que no alcanzaron en las urnas.


Mañana se cumplen cuatro semanas desde que el Pabellón Argentina fue usurpado por militantes de izquierda, y la situación no parece estar cerca de solucionarse.
La ocupación y paralización de todas las actividades del principal edificio de la UNC comenzó en solidaridad con el reclamo salarial docente. Sin embargo, cuando hace ya dos semanas los profesores acordaron con el Gobierno nacional y levantaron su paro de actividades, los usurpadores decidieron permanecer en el Pabellón Argentina.
Como excusa, los ocupantes han enarbolado un “pliego de reivindicaciones”, que nada contiene de heroico, sino que luce más bien como un típico folleto de campaña de las principales agrupaciones estudiantiles pero con consignas de las organizaciones de izquierda.
Tras el ultimátum de las autoridades en la mesa de diálogo para que desocupen el Pabellón Argentina antes del mediodía de hoy, los okupas realizaron una nueva asamblea en la que redoblaron la apuesta. No sólo quieren que el Consejo Superior evalúe sus propuestas, sino que los decanos interlocutores participen en la elaboración de los proyectos correspondientes.
La contrapropuesta se hizo pública ayer a través de las redes sociales, y sería receptada hoy en la mesa de diálogo por las autoridades. Al cierre de esta edición, no había una posición pública al respecto, pero la propuesta que los decanos entregaron el viernes establecía con claridad que “en caso de no ser aceptada la presente propuesta, esta Comisión de Diálogo quedará disuelta”.

Comisión de diálogo
Con el rector Hugo Juri dedicado a la tarea de presidir el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) en la negociación con diputados y senadores por el presupuesto universitario, es el vicerrector Pedro Yanzi Ferreira quien cumple el rol de referencia del gobierno universitario en este conflicto.
La mesa de decanos, ampliada en esta gestión a los directores de los establecimientos preuniversitarios, delegó en algunos de ellos la interlocución con los representantes de la toma. Jhon Boretto (Ciencias Económicas), Mirta Iriondo (Famaf), Francisco “Paco” Ferreyra (Manuel Belgrano) y Ana Mohaded (Artes) han acompañado a Yanzi Ferreira en las peripecias del diálogo.
En un primer momento, los okupas exigían que las conversaciones fuesen registradas en video, pero siempre y cuando fuesen ellos los únicos que lo hiciesen. Además, querían que haya un escribano presente. Estas condiciones fueron rechazadas de plano por la comisión de autoridades, atentos a que se trata de diálogo y no de negociación o acuerdo.
Los usurpadores amagaron con abandonar la mesa de diálogo, pero tras el aumento exponencial de la presión social para que abandonen el edificio, decidieron aceptar las condiciones metodológicas de los decanos. Dos prolongadas reuniones se llevaron a cabo entre jueves y viernes, en la que participó casi una veintena de delegados de la toma.

Contrapropuesta
De acuerdo a lo publicado en las redes sociales, los ocupantes exigen que sea el propio Consejo Superior el que de legitimidad a la “mesa de trabajo” que redactaría proyectos de ordenanzas y resoluciones para dar respuesta a sus reivindicaciones.
Esta mesa de trabajo se dividiría en comisiones temáticas y debería contar con la participación sine qua non de los decanos interlocutores, y los proyectos deberían ser tratados obligatoriamente por el Consejo Superior.
Los okupas tuvieron la sensatez de no mencionar una potencial obligación de aprobar sus proyectos, pero no es difícil imaginar nuevas medidas de fuerza como la toma del Pabellón Argentina en caso que fueren rechazados.
De esta manera, la ultraizquierda universitaria pretende alzarse como actor político en el juego institucional de la UNC por la vía más alejada del institucionalismo: el uso ilegal de la fuerza. Saltándose cualquier participación demócrática en elecciones, los usurpadores buscan dotarse de legitimidad a través de una resolución del Consejo Superior, para evitar de esta manera poner en evidencia que su representatividad en los claustros universitarios es exigua.



1 Comentario

  1. ¡Es el avance de los neofacismos! En el dìa de mañana seràn los que señalen a los docentes, no docentes y estudiantes. Ya empezaron condicionando para una una reuniòn , la NO presencia de otras lineas estudiantiles que conforman el espectro DEMOCRATICO del estudiantado universitario. En nombre del “pueblo” se quieren quedar hasta con la “escritura” de propiedad.

Dejar respuesta