Profundo dolor: El gobernador Juan Schiaretti despidió al exgobernador De la Sota

Escenas de profundo dolor se viven en estos momentos en el Centro Cívico de Córdoba, lugar donde se está produciendo desde las 9 de la mañana el último adiós al exgobernador José Manuel de la Sota.

Escenas de profundo dolor se viven en estos momentos en el Centro Cívico de Córdoba, lugar donde se está produciendo desde las 9 de la mañana el último adiós al exgobernador José Manuel de la Sota. Temprano, el actual gobernador Juan Schiaretti fue uno de los primeros en arribar al lugar acompañado por su esposa Alejandra Vigo. Schiaretti, quien fue su gran socio político, además de amigo personal, colocó entre lágrimas la banda del gobernador sobre el cajón de De la Sota.
“Es para nosotros una gran pérdida. Porque él quería unir a los argentinos, que es la gran falta hoy. Para Córdoba y el país es una gran pérdida. Por eso yo quise colocar en su féretro la banda y el bastón de gobernador que él me colocó a mí cuando asumí en diciembre del año 2015 para que lo acompañe en su viaje final hacia el cielo. Seguramente desde allí él estará acompañando y velando por los cordobeses”, expresó con la voz entrecortada Schiaretti.
El féretro del exgobernador De la Sota, llegó a “El Panal”, como se conoce a la casa de gobierno de Córdoba, escoltado por la Guardia de Honor. Muy cerca estaba su mujer Adriana Nazario, su familia y dirigentes de todo el arco político.