UCR y PRO ya miden fuerzas en el KM 0 del “cambio”

Horas después del triunfo de Cambiemos en Marcos Juárez, el tribuno de cuenta Javier Barletta, agitó la interna. El radical aseguró que cuenta con los avales de su partido para ser el representante legislativo del departamento.



Por Yanina Passero
ypassero@diarioalfil.com.ar

Hasta que no quede formalmente inaugurada la fase de negociación de las listas ejecutivas y legislativas que se medirán en las urnas el año próximo, los socios de Cambiemos vagarán entre estrategias de posicionamiento de dirigentes y mensajes cruzados que pretenderán instalar si son los radicales o macristas los indicados para enfrentar a Unión por Córdoba.
La tradición de la UCR de Córdoba y la presencia de dos referentes fuertes como el intendente Ramón Mestre y el diputado Mario Negri –dos atributos que el PRO carece- son elementos contundentes para inferir que el presidente Mauricio Macri no tendría necesidad de inflar un candidato amarillo o apelar al recurso del famoso, si es que la Provincia continúa siendo el objetivo para la consolidación de la entente en 2019.
El flamante titular del centenario partido y el centinela político de Cambiemos a nivel nacional se mueven como el “candidato puesto”. Concentran esfuerzos en azuzar sus internas. El macrismo, pasivo hasta ahora, consiguió un mimo a su autoestima con la presea que logró Pedro Dellarossa, su hombre, en la compulsa electoral del pasado domingo en Marcos Juárez. Se colgarán de la victoria cuentapropista del intendente reelecto para sentarse con otra estampa en las mesas de negociaciones de candidaturas.
Dellarossa lejos estuvo de amarrocar las mieles del éxito. En el búnker, y en medio de la cumbia canchera que oficiaba de cortina musical de los festejos, el marcosjuarense pidió “madurez” y “diálogo” a los socios de la coalición para que el candidato a gobernador sea el resultado del consenso. No hicieron falta apostillas en los márgenes para interpretar que el ganador canalizó el descontento del PRO por el “Cambiemos a la cordobesa” que pidió el titular del Palacio 6 de Julio en su acto de asunción a la presidencia de la UCR. En resumidas cuentas, Mestre se mostró a favor de que el ungido cuente con el respaldo de los socios, sólo los locales. Al proscribir la injerencia de Macri en las decisiones colocó en una situación incómoda al macrismo autóctono.
Y es precisamente en el kilómetro cero del cambio, lugar emblemático para Cambiemos porque allí ganó por primera la alianza PRO-UCR en 2014, donde ya se observan las primeras señales que muestran que la concordia les exigirá una fuerza sobrehumana.
El tribuno de cuentas de Marcos Juárez, Javier Barletta, anunció ayer que pretende ser el candidato a legislador departamental. “Creo que estoy en condiciones de afrontar este desafío y tendremos que lograr los consensos dentro del marco de Cambiemos para que esto sea factible”, aseguró a Red Panorama.
“Esto estaba hablado con el presidente del partido a nivel de Córdoba y mi intención es a partir de la semana próxima ponerme a caminar el Departamento para ver las posibilidades de ser candidato a legislador. Creo que luego de la elección en Marcos Juárez tenemos grandes posibilidades que esto se pueda dar”, presumió Barletta el presunto respaldo de Ramón Mestre.
Las declaraciones del titular reelecto en el Tribunal de Cuentas municipal funcionaron como una réplica a Dellarossa en clave electoral. Pretenden recordar que el PRO que es fuerte en Marcos Juárez, pero en el departamento la estructura del radicalismo sería innegable. Entonces, la representación legislativa de la “pampa gringa” debería quedar en manos de la fuerza mayoritaria.
La aspiración de Barletta insinúa fisuras harto conocidas entre los socios de Cambiemos, aunque el reciente triunfo electoral las expone aún más. Dellarossa estaba al tanto del anuncio del tribuno radical, aunque había pedido que lo desplazara en el tiempo para evitar que las internas recuperaran protagonismo.
De todas maneras, si Barletta logra su propósito electoral, el intendente de Marcos Juárez podría sacar ventaja. Lograría el control del Tribunal de Cuentas de su ciudad porque el correligionario sería reemplazado por una contadora de confianza del PRO, Carla Rochaix.



Dejar respuesta