Con argucia de JPC, contratos de la basura llegan al Concejo

El Concejo Deliberante refrendará hoy los contratos que la Municipalidad firmó, semanas atrás, con las nuevas prestadoras del servicio. Convencido de reunir las voluntades necesarias y buscando eludir cuestionamientos de la oposición, el oficialismo impuso su tratamiento en una sesión especial sin dar tiempo al estudio del expediente.

basuraLos concejales de las distintas bancadas opositoras cruzaron algunas miradas de desconcierto cuando la sesión del pasado jueves concluyó sin que Juntos por Córdoba hubiera hecho mención alguna respecto de la fecha en que se trataría el aval (o no) del cuerpo a los contratos por la licitación del servicio de recolección de residuos.
Todos esperaban que la bancada mayoritaria pidiera el tratamiento con preferencia del asunto para la sesión del 20 de septiembre, ya que poner el tema “sobre tablas” (para ser tratado en la misma sesión sin integrar el orden del día) requeriría del voto de dos terceras partes de los presentes.
Una vez finalizado el debate, en comentarios entre los titulares de los distintos bloques se entrevió que la intención del oficialismo sería instar a una sesión especial para dar tratamiento al respaldo que el trámite exige para refrendar los acuerdos. Y acertaron.
El mismo jueves llegaron al recinto los contratos, junto a un expediente compuesto por todas las actuaciones que han tenido lugar desde el comienzo de la licitación hasta la firma de los acuerdos, e integrado por 137 cuerpos y más 24.000 fojas. Y en un tiempo record (menos de 24 horas) los ediles del oficialismo dieron despacho favorable al proyecto en la Comisión de Legislación General.
La oposición, desde luego, rechazó en durísimos términos esta jugada de Juntos por Córdoba, alegando la absoluta imposibilidad de realizar el más mínimo estudio del expediente en tan poco tiempo.
Desde el bloque de Unión por Córdoba, Nadia Fernández publicó en Twitter una airada crítica contra el Ejecutivo Municipal: “Nos desayunamos con un expediente de 24 mil fojas para estudiar de la noche a la mañana, claramente una maña del radicalismo para evitar la discusión de fondo. Le estamos solicitando al Intendente tener un tratamiento como corresponde. Queremos saber cuánto nos va a costar a todos los cordobeses el servicio y cuál va a ser la calidad. No podemos nuevamente ceder ante las empresas que hacen y deshacen a su antojo. Está en juego la calidad de vida de los vecinos”.
El concejal Tomás Méndez, titular del bloque Vamos, se quejó, con cierta resignación, del proceder del oficialismo, al que acusó de archivar todos los pedidos de informe que su bloque presentó durante el trámite del proceso licitatorio, que apuntaban a reunir datos sobre las inconsistencias de las propuestas técnicas de las distintas oferentes. Lamentó, además, que un contrato que representa enormes erogaciones para el municipio tenga que ser tratado, a instancias del oficialismo, “sin un debate serio”.
Desde el olguismo (Fuerza de la Gente) Martín Llarenas se unió al coro de críticas, apuntando que pretender que el Concejo avale los contratos sin que exista el tiempo necesario para estudiar el expediente es pretender que se respalde la iniciativa “con los ojos cerrados”. Y que esto resulta más grave en el caso puntual, dadas las mutuas impugnaciones que cada una de las oferentes apuntó contra sus competidoras.
Operadores que siguen de cerca el tema entienden que si Juntos por Córdoba ha instado el tratamiento del respaldo a los contratos en una sesión especial es porque está seguro de lograr las conformidades necesarias para finiquitar, de una vez por todas, el asunto.
Debe tenerse en cuenta que el oficialismo sólo necesita de la mayoría simple de los presentes para refrendar el acuerdo suscripto por el Ejecutivo, y que más allá de no poder contar (jamás) con el voto de la siempre impredecible Laura Sesma y su reciente e inesperado ladero, Abelardo Losano, ha engrosado su caudal de voluntades con la incorporación de María Eugenia Terré al bloque, y que regularmente logra también el apoyo de Marcelo Pascual.
Pero aún de no contar con el apoyo de Sesma, tal vez si pueda esperar de ella una abstención que le facilite la aprobación de los contratos. Recuérdese que la semana pasada la edil Victoria Flores, del bloque Pensando en Córdoba, llevó al recinto una iniciativa para modificar el reglamento interno del cuerpo y que se comenzara a recortar la dieta de los “concejales faltadores” cuando estos no se hicieran presentes en las sesiones.
El proyecto estaba teledirigido contra Sesma, que está –por amplia ventaja- en lo más alto del podio entre los ediles “faltadores”. Pero Juntos por Córdoba desestimó la iniciativa, dando un guiño a la autodenominada socialdemócrata, que tal vez decida corresponder en la sesión de hoy.
Losano, por otro lado, ya ha sido reprendido por el Pro cuando decidió contrariar a sus aliados radicales, y es otro de los que podría acompañar la refrenda de los acuerdos firmados con Lusa, Tosa-Cotreco y Vega-Caputo.



Dejar respuesta