Mestre se da el gusto: asume presidencia de intenso Comité

La nueva conducción de la UCR llevará adelante el proceso preelectoral 2019

Por Alejandro Moreno
[email protected]

Un Comité intenso, como no había hace años, asumirá hoy en la Casa Radical. El presidente será Ramón Mestre, quien buscará apoyarse también en ese cargo para sostener sus aspiraciones provinciales. Semejante pretensión, sin embargo, no pasó inadvertida para los demás referentes, que colocaron piezas fuertes en la lista de unidad.
El célebre acuerdo Statu Quo, por el cual cada grupo interno conservaría los mismos cargos conseguidos para el período 2016-2018, parecía conducir al radicalismo cordobés a un rápido y pacífico armado de la nómina de autoridades para los próximos dos años. Pero sería una UCR desconocida si a sus referentes no les hubiera llevado tres meses completar cada renglón de la lista de unidad.
La mayor sorpresa la dio Mestre, al designarse como presidente. No le faltó derecho, porque al grupo que él capitanea, Confluencia, le correspondía colocar al jefe del tercer piso de la Casa Radical. Pero los demás esperaban la continuidad de Alberto Zapiola, un mestrista con buenos vínculos internos; Mestre-presidente les cayó pesado a algunos, en especial en el núcleo de Negri, por el duelo que protagonizan ambos por la candidatura a gobernador de la UCR en Cambiemos.
Por ello, las sillas de las vicepresidencias se pusieron previsiblemente más agudas.
Mario Negri sacó al amable intendente de General Cabrera, Marcos Carasso, y colocó a la más dura Patricia De Ferrari, ex diputada nacional que pondría la lupa del grupo Morena en las actividades del nuevo presidente del Comité. En tanto, el núcleo Marea Radical registró un doble cambio: sale Guillermo Cruccianelli y entra Mauricio Cravero, el intendente de Arroyito, membretado como deloredista y no como aguadista (más tarde, Rodrigo de Loredo sería designado presidente del Congreso Provincial de la UCR).
De la torta de 15 secretarios titulares, Confluencia puso 6, y jugó fuerte con los tres hombres que le permitió como máximo el demagógico cupo femenino: el presidente saliente, Alberto Zapiola, a quien se imagina como el timonel de la Casa Radical porque Mestre tiene ya muchas actividades (intendente de Córdoba y presidente del Ente de Intendentes UCR, de Mercociudades y del Foro Nacional de Intendentes Radicales); el secretario de Modernización de la Municipalidad, Marcelo Cossar, histórico mano derecha de Mestre; Alberto Giménez, ex presidente del Comité y operador de la mayor confianza del intendente de Córdoba. De las damas mestristas, la más ruidosa será la ultra Myrian Prunotto, la intendente de Estación Juárez Celman; mucho menos conocidas son Marisa Carrillo y Verónica Garade Panetta.
El negrista Morena anotó a Gustavo Guido Funes, quien por una interna de Traslasierra, con mucho gusto cumpliría la orden de hacerle marca personal a Giménez por todo el Comité, bajo la sospecha, que siempre alimentan los enemigos del ex presidente, de que tiene demasiadas buenas relaciones con el peronismo. También será secretaria Ana Buffoni la hija del intendente de Capilla del Monte, ciudad donde los negristas celebraron un triunfo en las urnas a fines del año pasado, tras un interinato de la hermana del jefe.
El grupo Fuerza Renovadora, que conduce Miguel Nicolás, llevará a Sergio Durán y a Fabiana Gutiérrez; Marea Radical, al deloredista Esteban Bría; la angelocista Línea Córdoba, a Javier Fabre; por el alfonsinismo becerrista de Identidad Radical sigue Dante Rossi, el tercero anotado en la carrera por la candidatura a gobernador, y se incorpora Lucrecia Cavanna; y por el alfonsinismo no becerrista, Sergio Favot.

 

Invitados: los aliados, García Elorrio y Montero

La lista de invitados extrapartidarios al acto de asunción de Ramón Mestre es previsible, por un lado, y llamativa, por otra. Naturalmente recibieron sus tarjetas los aliados en Cambiemos, como los macristas, los juecistas (sigue siendo increíble verlos entrar a la Casa de quienes denunciaban como corruptos), y los lilistas.
Pero también fueron invitados dos legisladores que no forman parte del universo de Cambiemos; es más son muy críticos del gobierno nacional: el vecinalista Aurelio García Elorrio y la ex radical (y de reciente pasado en el bloque K) Liliana Montero.



Dejar respuesta