Todo es incierto a ocho meses de elección del rector

Estos tiempos de zozobra pueden haberse llevado lo que quedaba de disposición en Hugo Juri para ir por la reelección. Con siete de las quince Facultades en sus manos, el oficialismo podría no tener la llave de las primeras elecciones directas de rector que deben realizarse en mayo. El conflicto docente ya lleva cuatro semanas de paro.

Por Gabriel Osman

Reelección improbable y sin candidato sustituto

El dólar talla las cartas: juegan Guillermo Barrera Buteler, Jhon Boretto, Patricia Altamirano, Hugo Juri y Marcelo Conrero.

En mayo de 2019 deberán realizarse las primeras elecciones directas del rector de la UNC, pero la crisis política y económica del país quizás ha terminado de esmerilar, no las posibilidades pero si la disposición –si alguna vez la tuvo- de Hugo Juri de ir por la reelección. Las siete Facultades que controla el oficialismo (Médicas, Económicas, Agronomía, Arquitectura, Odontología, Ingeniería y Lenguas) se mantienen incólumes, pero daría la impresión que haría falta más que eso, tras el incierto rol de Derecho, luego de que el ex Decano y actual vicerrector jugara en las pasadas elecciones con la psicóloga Patricia Altamirano (un hombre del “partido cordobés” con una dirigente de izquierda, las alquimias de la política universitaria). Siete Facultades, más elecciones directas no alcanzan para ninguna certidumbre. Y menos sin Juri en la cocina. Quedan ocho meses para esa elección, contando incluso el receso de enero y febrero. Pocas certidumbres, pocas Facultades (siete sobre 15) que puede generar por lo menos entusiasmo a una oposición aún dispersa. El plan A es apretar los dientes y ver qué pasa. Los más realistas piensan en un plan B: apertura con oposición moderada y a veces funcional (¿Altamirano?), recuperando Derecho (con Yanzi Ferreira poniéndole el tilde?). En el oficialismo aún existen aquellos que creen que si Juri era necesario hace seis meses, ahora lo es más y que terminará aceptando la reelección. Son disquisiciones entre optimistas y pesimistas, que no son otra cosa optimistas decepcionados. Más razonable s es tener una postura realista y responder a esta pregunta: ¿un hombre que ha hecho todo el cursus honorum someterá su carrera a los albures de un país en ebullición?

Partida a ciegas con Finocchiaro
Aunque duela al orgullo universitario, el conflicto del sector es el menos relevante de los problemas que tienen en estos momentos las autoridades nacionales. Es el paro de más larga duración –cuatro semanas- y como escalada solo les queda la “huelga revolucionaria”, dicho esto en broma y solo para usar un lenguaje ultra que ya no es parte de la cultura de estos tiempos. Valga con decir que casi todo el gabinete de Macri está “en comisión”, menos el de Educación, Alejandro Finocchiaro, que quedará y que inclusive absorbería las hoy también carteras ministeriales pero en el futuro seguramente como Secretarías: Ciencia y Tecnología y Cultura. Hoy a la tarde el ministro recibirá a las seis centrales docentes (encima de muchas, algunas están enfrascadas en elecciones internas), según confirmó ayer el secretario general de Adiuc, Javier Blanco. Pero qué les dirá hoy a estos gremios si posiblemente todavía no haya nuevo ministro de Economía o, en el mejor de los casos, uno nuevo con sus planes, números y disponibilidades. Será como una partida de ajedrez a ciegas sin conocer al contendiente ni tener claro si mueven las blancas o las negras.



La paritaria ya acumula dos corridas cambiarias
Esta paritaria docente ya acumula dos corridas cambiarias sin impacto en las ofertas. La de mayo, cuando ofrecieron un 15% y a las 48 horas saltó el dólar, dejando atrás una propuesta que ya habían rechazado las seis centrales. El miércoles de la semana pasada, se pasó de ese 15% a 21% llegando a diciembre, pero el viernes el dólar –con su correlato devaluatorio a los precios de góndola- ya estaba en $40. ¿Cómo negociar en este escenario? Blanco ya anticipó que esta semana sigue el paro. La adhesión va creciendo y, lamentablemente, también las tomas de sedes universitarias. Las sedes tomadas son Psicología, Artes, Filosofía, Sociales, Comunicaciones y Pabellón Argentina. Los dos colegios preuniversitarios –Monserrat y Belgrano- no están tomados y ni hace falta porque están sin actividad. “Las tomas no nos sirven para nada”, subrayó Blanco, que confirmó que la que comienza hoy será la quinta semana de huelga.



Dejar respuesta