Por la crisis, Dellarossa municipaliza campaña en sprint final

El intendente y candidato de Cambiemos, Pedro Dellarossa, reconoció que “hay preocupación por el contexto económico”, pero remarcó que “la elección es municipal”. Mientras la oposición socializa la caída de la imagen del Presidente, el oficialismo levantó la agenda nacional en la ciudad.



Por Yanina Passero
[email protected]

La ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, desembarcó ayer en la electoral Marcos Juárez para respaldar al candidato de Cambiemos que buscará su reelección el 9 de septiembre. Pedro Dellarossa recibió a la embajadora nacional con la cordialidad que lo caracteriza, mientras los asesores locales que acompañaban la recorrida no corrían la vista de sus celulares. El dólar trepaba a los 40 pesos.
Con la depreciación de la moneda, se corporizaban los principales temores políticos de los integrantes de la alianza macrista-radical en el kilómetro cero del “cambio”. ¿Cuál será el impacto de la crisis nacional en una elección que debía servir de oxígeno a la vacilante gestión del mejor equipo de los 50 años?, “la” pregunta. Desde el macrismo ya realizaron algunas proyecciones. Aseguran que respiraron con cierto alivio cuando observaron los resultados de sus ecuaciones: Dellarossa retendría el gobierno de Marcos Juárez aún en el peor de los escenarios.
Cierto es que en la entente compuesta por Unión por Córdoba y el Vecinalismo, liderada por el candidato a intendente Eduardo Foresi, reina un optimismo en alza como la divisa norteamericana.
Afirman que, antes de la profundización de la debacle en los mercados, la distancia entre Dellarossa y el director del hospital era de siete puntos, y esperan que el margen se achique luego de la puesta en marcha del plan de seducción al electorado vecinalista. Cabe recordar que el gobernador Juan Schiaretti avaló que el nuevo centro cívico se llame “Henry Dellarossa”, en honor al padre del actual intendente. Incluso, recordó que dos de sus mejores funcionarios apoyan a Foresi. En el macrismo contestan con sondeos propios y alegan 10 puntos de diferencia para espantar los fantasmas de un “voto castigo” contra Macri que ilusiona al PJ.
Dellarossa reconoce que la crisis económica “puede arrastrar algún que otro voto”, pero confía en que “la gente va a valorar la gestión”. Destacó una estructura municipal sólida en materia financiera y de eficiencia en la gestión de los recursos. Sobre este punto añadió que no planifica un recálculo de los impuestos porque el gasto está calzado, conforme a lo estipulado por el presupuesto.
“Sin duda que la situación de la economía nacional genera preocupación, pero es una elección municipal”, definió al ser consultado por Alfil sobre el potencial impacto de la crisis en el tramo final de la campaña que lo encuentra en la búsqueda de su reelección. De todas formas, se mostró optimista y reiteró el apoyo al mandatario nacional y su equipo.
La estrategia de la campaña oficialista se desarrollará conforme al plan inicial, aunque es probable que, si la crisis se profundiza, un pedido particular de Dellarossa pueda convertirse en la tendencia de la semana en la que se definirá el voto. Estaba prevista para hoy la visita de la vicepresidenta Gabriela Michetti, pero trascendió que fue el titular del Ejecutivo de Marcos Juárez quien pidió que el desembarco se suspendiera. Incluso, no está prevista agenda nacional para los últimos días de acción proselitista.
Se comprende la estrategia de Dellarossa de apuntalar su promoción en los hitos de su administración, en especial, cuando desde la oposición, en boca de Foresi, aseguran a viva voz que la imagen negativa de Macri en Marcos Juárez alcanza los 60 puntos.



Dejar respuesta