La crisis no se para con un spot: el dólar cruzó los $ 34

El Central subastó US$300 millones después del anuncio de Macri de que el FMI adelantará fondos pero el peso continuó depreciándose.

Por Gabriela Origlia

Un spot quiso ser la inédita respuesta a la crisis financiera y no pudo; el dólar cruzó los $34. Con un mensaje de 1’43” grabado el presidente Mauricio Macri apuntó a despejar dudas sobre la capacidad de la Argentina de hacerse de los fondos necesarios para cubrir sus necesidades de deuda en el mediano plazo. Medio día después, ya con los mercados cerrados, llegó un comunicado de la titular del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christiane Lagarde, reiterando su “apoyo” y una conferencia de prensa del ministro Nicolás Dujovne en la que no pudo dar detalles de los números..
Macri anunció un acuerdo con el FMI para adelantar “todos los recursos que resulten necesarios” para garantizar el cumplimiento del programa financiero del 2019. No dio precisiones y el dólar cerró con un nuevo récord. En el Banco Nación -que suele tener la cotización más baja del mercado- el dólar terminó a $34,45. El Central subastó US$300 millones y la divisa no se frenó.
“Tenemos el programa financiero más pequeño de la historia y va a ser más pequeño por los fondos que adelantara el FMI”, dijo Dujovne.
“Vamos a tener más financiamiento”, agregó sin poder anticipar –explicó- dar detalles de los recursos que llegarán.
Es evidente que el Gobierno apuesta a dos aspectos para tratar de recuperar la credibilidad: por un lado, el acuerdo con la oposición para tener un presupuesto el año que viene y, por otra, a que el Fondo ponga la plata para que no haya dudas respecto de que el país podrá pagar sus deudas. Hasta ahora no alcanzaron que el país fuera declarado emergente y que cerrara un stand by con el Fondo; tampoco que haya acuerdo para un adelanto.
Esas son las cartas que se muestran y lucen insuficientes para los problemas que tiene la economía. Sin recomposición de crédito y baja de la inflación es imposible la recuperación de la actividad. Sin resolver el gasto público indexado (un modelo heredado por Cambiemos y que no modificó) el resto de los problemas seguirán ahí; se pagan con inflación, endeudamiento, alta presión tributaria.
Ayer el economista Carlos Melconian, expresidente del Banco Nación, reclamó directamente un nuevo plan económico. Guillermo Nielsen, negociador de dos acuerdos con el FMI, afirmó que el anuncio no le gustó porque “se está equivocando” el diagnóstico. “No se trata de endeudarse más sino de gastar menos”. Insistió que se incumplió lo acordado con el Fondo, que incluía que la Tesorería ayudaría al Central a rescatar las Letras. “Eso era parte de lo firmado”.
Y agregó que los argentinos “están queriendo dolarizarse al máximo y esos son los dólares que no están, para responder a esa demanda”. Dujovne afirmó que “la incertidumbre va bajando; estamos tomando medidas porque pensamos que son las que la Argentina necesita. Las que anunciamos hoy consisten en reducir la incertidumbre financiera para el año próximo bajando el déficit y aumentando el financiamiento”. Insistió en que el Central “trabajará para reducir la volatilidad”.
“La última semana hemos tenido nuevas expresiones de falta de confianza en el mercado sobre nuestra capacidad de financiamiento para 2019”, sostuvo Macri y afirmó que la decisión “apunta a eliminar cualquier incertidumbre que se hubiera generado ante el empeoramiento del contexto internacional. Garantizar el financiamiento para 2019 nos va a permitir fortalecer la confianza y retomar el sendero de crecimiento lo antes posible”.
Hace dos meses el Gobierno cerró a un acuerdo con el Fondo para obtener un préstamo de US$50.000 millones con un plazo de 36 meses. Ya ingresaron los primeros US$15.000 millones; en setiembre llegan otros US$3000 millones.
Según el Ministerio de Hacienda, las necesidades financieras de este año ya están cubiertas y para 2019 se necesitan aproximadamente US$8000 millones, si se consigue refinanciar el 40% de las Letras del Tesoro (Letes). El adelanto del que habló el Presidente implica que en 2019 estarán disponibles los US$29.000 millones del préstamo del FMI que estaban previstos originalmente para 2020 y 2021.