Tiro de gracia PRO a pretensión de Baldassi para 2019

El precandidato a gobernador encabezó una nueva reunión de sus equipos técnicos. El presidente del partido, Darío Capitani, y el titular de la Comupro, Oscar Tamis, habían comprometido su presencia.



Por Yanina Passero
ypassero@diarioalfil.com.ar

El macrismo orgánico contribuyó –deliberadamente o no- a alimentar el juego de los radicales Ramón Mestre y Mario Negri. El diputado y también precandidato a gobernador por el macrismo, Héctor “La Coneja” Baldassi, no pudo contar con la presencia de referentes del PRO Córdoba entre los invitados especiales a la tercera sesión de sus equipos técnicos bautizados como Cordobeses Comprometidos.
El intendente de Córdoba y el diputado nacional posaron juntos en barrio Ayacucho el pasado sábado, en el marco de los timbreos nacionales de Cambiemos. “Hay una Córdoba y una Argentina que se vienen, las de la escucha mutua, la sensatez y el encuentro”, destacaron ambos dirigentes en sus redes sociales. La foto se suma al álbum de la unidad que comenzó a llenarse en la previa de la visita del presidente Mauricio Macri y que pretendió instalar que el ex árbitro internacional sólo podrá aspirar al segundo renglón de la boleta provincial en 2019.
Desde el entorno de Baldassi afirman que fue él quien promovió los encuentros, incluso agregan que después de los paseos con Mestre o Negri generaron una instancia similar con el titular del Frente Cívico, Luis Juez. Los hombres boina blanca aprovecharon la situación para dejar trascender que ambos, y por separado, tienen plenos avales de la Casa Rosada para lanzarse en su campaña de instalación, previo a la negociación dura de las candidaturas.
Para salirse de su rol de escolta, Baldassi convocó a sus equipos técnicos, Cordobeses Comprometidos, para una nueva sesión, la tercera desde su nacimiento, allá por el mes de abril, cuando la crisis no había golpeado con fuerza el plan gradualista del gobierno de Macri. Decidió elevar la apuesta, abriendo el juego a miembros expectables del partido.
Invitó al presidente del PRO, Darío Capitani, y al titular de la liga de intendentes macristas, Oscar Tamis, quien había prometido desembarcar en el salón del Alto Botánico con 20 de sus hombres. El scrum radical parece haber sido suficiente para que el famoso del PRO entendiera que la unión hace la fuerza, al menos hasta que las encuestas encargadas por la Nación no prueben quien es el más apto para tratar de cerrar dos décadas de gobierno peronista en la provincia.
Cierto es que los invitados especiales dejaron las sillas vacías y al anfitrión sin el amparo orgánico que antes rechazó. Fue un tiro de gracia a las expectativas políticas del árbitro, quien pretendía sumar a los amarillos en su trabajo de musculación para la pulseada final con la UCR de cara al 2019. Su ilusión se refugia en el dedo de Macri, como hasta ahora.
El desaire fue inocultable pese a los buenos modales de los orgánicos del PRO. El legislador Capitani envió sus disculpas por el faltazo, incluso se ofreció a enviar una pequeña carta para ser leída en público. Explicó que por actividades en la electoral Marcos Juárez y el timbreo en Villa María, la ciudad que pretende gobernar, no llegaría a tiempo para poner su rostro a la foto de unidad interna que maquinaba Baldassi. Por problemas de agenda, Tamis se bajó del evento pero envió al intendente de Salsipuedes, Marcelo “Pato” Bustos.
Desde las trincheras de Baldassi minimizaron las ausencias políticas y ponderaron el nivel de convocatoria. ¿Esperaba apoyo de su partido? Sí. Aunque, previsiblemente, minimizan el poder real de la estructura del macrismo cordobés y su incidencia en las decisiones importantes. Esto es, candidatura para gobernador y vice.
Cabe recordar que Cordobeses Comprometidos fue planificado como un espacio que debía quedar blindado de los políticos. Baldassi concentraba así los laureles por un mérito que no puede desconocérsele: la capacidad de reunir, por segunda vez consecutiva, a más de 300 profesionales que, como él, se interesaron en la política como una herramienta para generar cambios.
No puede descartarse que miembros del PRO equilibren los tantos a posteriori. Capitani tiene instrucciones precisas de la Casa Rosada de imponer la cohesión del partido del Presidente, pero también trabajar por el consenso en Cambiemos. Pero eso no excluye que puedan hacer algunas travesuras como las de este fin de semana.

Llamado
En su acto, Baldassi pidió “dejar de lado el egoísmo y las especulaciones” ya que “estamos ante una gran oportunidad y los dirigentes debemos estar a la altura y escuchar el mensaje de los cordobeses”.
“Cada minuto que se le dedica a la especulación, es un minuto que perdemos para trabajar en las soluciones de los problemas que realmente preocupan a nuestros vecinos. Para gobernar vamos a necesitar de todos”, buscó destacar su manera de hacer política.



Dejar respuesta