PRO pacta con Schiaretti; Tamis a punto de bajar demanda

El Acuerdo Federal entre la Provincia y municipios logró la adhesión de los intendentes nucleados en la Comupro. También, contará con los votos a favor de los tres legisladores macristas.

Por Yanina Passero
[email protected]

Oscár Tamis intendente de Oliva

El macrismo eligió un bastión amarillo para brindar dos mensajes que, seguramente, agitarán la interna local de Cambiemos. En la ciudad gobernada por el ex golfista internacional, Eduardo “El Gato” Romero, los integrantes de Comunidad de Municipios de la Provincia de Córdoba (Comupro) fueron alentados a firmar el Acuerdo Federal con el gobernador Juan Schiaretti. A renglón seguido, los intendentes reunidos en el Golf Club de Villa Allende expresaron su enfático apoyo al único dirigente que se medirá en las urnas este año, el marcosjuarense Pedro Dellarossa. Ambos puntos tienen un desarrollo propio, pero convergen en una única conclusión: aprovecharán políticamente el traspié que sufrió el intendente radical Ramón Mestre la semana pasada, cuando el referente de Unión por Córdoba, Juan Schiaretti, sentó en el salón de actos a un nutrido lote de intendentes peronistas y opositores dispuestos a recibir fondos frescos a cambio de desestimar pleitos judiciales a la hora de pedir aumento de partidas.
Sutiles y de buenas prácticas, como pretenden mostrarse los hombre del PRO Córdoba, ofició de anfitrión el intendente que no ahorró sonrisas y se sentó a la diestra de Schiaretti el día de la oficialización del trato Provincia-municipios. Romero logró un lugar protagónico en la sesión de la Comupro de ayer al mediodía donde su titular, Oscar Tamis, aseguró que los presenten tienen libertad de acción para acordar.
Lo cierto es que hasta ayer, de 37 intendentes macristas, juecistas e independientes, 30 ya habían colocado sus iniciales en el despacho del ministro de Gobierno, Carlos Massei. El también representante de la ciudad de Oliva admitió que, finalmente, todos terminarán adhiriendo. ¿La afirmación lo incluye? La declaración parece indicar que declinará la demanda por fondos coparticipables que inició junto a Mestre, situación que le habilitará el acceso a los beneficios de la oferta.
Pero no lo hará sin un pedido público de algún influyente funcionario de la primera línea del gabinete del presidente Mauricio Macri. La petición del sucesor de Gabriel Frizza en la liga de intendentes macrista tiene un fundamente práctico. Tamis no tendrá inconvenientes en volver sobre sus pasos si así se lo piden desde la Nación –en la reunión se definió como un “soldado” del presidente como hiciera el ex intendente Daniel Giacomino años atrás para marcar su devoción hacia Cristina Fernández-; sin embargo, no quiere quedar como el responsable de una interna insalvable con los socios radicales de Cambiemos.
Si desde la Casa Rosada surge el respaldo que pide Tamis, el coequiper de Mestre tendrá la coartada para separarse del grupo de intendentes –varios de ellos radicales no mestristas- que formaron parte de la exposición mediática del pasado jueves, cuidadosamente planeada desde El Panal para exponer al titular del Palacio 6 de Julio y menguar la influencia de su liga de intendentes.
Tamis viajará hoy a Buenos Aires, junto a autoridades partidarias, para mantener una reunión con diputados nacionales, primero; y otro encuentro en la sede del Ministerio del Interior donde se buscará la salida al problema que significó la demanda judicial del macrista contra Schiaretti. Apenas Tamis abandone la cantera judicial, ya no quedarán cabos sueltos para que el macrismo recupere la buena relación institucional con la Provincia.
De hecho, en la misma reunión de Comupro, los tres legisladores del PRO, Darío Capitani, Soher El Sukaria y Viviana Massare, informaron que votarán a favor del Acuerdo Federal que tomará estado parlamentario hoy.

El otro mensaje
Sólo falta Tamis para que el PRO, sin fisuras, se convierta en un mal trago para Mestre. El mensaje que siguió al fuerte apoyo que recibió el candidato de Cambiemos en Marcos Juárez, puede interpretarse como un intento del macrismo de aprovechar la división de los intendentes de la UCR. En otras palabras, de recuperar la escena luego que sobraran indicios de que será el centenario partido quien colecciona mayores chances de encabezar la fórmula provincial en 2019.
“Vamos a asistir a Pedro (Dellarossa) de manera diaria en todos los frentes tocando todas las puertas los vecinos de la ciudad para que la gente se entere de todo lo que se ha hecho durante los últimos 4 años en Marcos Juárez”, dijo Tamis. Anticipó que desde la Comupro realizarán un fuerte trabajo territorial para lograr un lugar en la mesa de negociación de las boletas municipales, pero también de la provincial.
La cumbre terminó con entusiasmo, en una conocida lomitería de Villa Allende. Las empanadas que compró Romero no fueron suficientes.