Contragolpe de Mestre: criticó la presión fiscal

El intendente reclamó “diálogo” al gobernador Schiaretti por los fondos coparticipables.



Por Alejandro Moreno
amoreno@diarioalfil.com.ar

Después de varios días en los que el gobernador Juan Schiaretti tomó la delantera con la convocatoria a los intendentes radicales para firmar el Acuerdo Federal, Ramón Mestre buscó contragolpear ayer en el 11° Coloquio de la Unión Industrial de Córdoba acusando a la Provincia de no dialogar con la oposición y de ejercer una “presión fiscal récord”.
En un salón del Sheraton, Mestre insistió con su libreto: el reclamo al gobierno provincial por los fondos coparticipables para los municipios. La suscripción del Acuerdo Federal por la mayoría de los intendentes de Cambiemos no achicó al radical, que protestó por lo que, dijo, es una política no dialoguista del gobierno provincial.
“Queremos una sensatez cotidiana, en un momento complejo, para buscar respuestas necesarias”, pidió.
Mestre aseguró que en la relación con el Panal “busqué el diálogo, busco el diálogo y buscaré el diálogo. Porque creo en él”.
“Si hay algo que aprendí en la vida, es que ganar una elección no puede confundirse con un plebiscito que habilita al ganador a hacer lo que le plazca por años, como si fuésemos seres superiores que imponen su visión”, continuó el intendente de Córdoba en su exposición en la UIC.
Mestre afirmó que “gobernar veinte años no implica que puedan hacer lo que les plazca. Estamos plagados de límites y entre ellos, el de tener en Córdoba una riqueza de ideas que no debieran agotarse en un antagonismo mezquino. Debemos frenar los excesos de épicas que no conducen a nada”.
El radical también fue muy crítico del estado de la economía provincial, y apeló para ello a una histórica metáfora: “Córdoba no es una isla. No sólo atenta contra su propia competitividad, sino que incluso exporta costos”.
En su crítica a los resultados de las gestiones del peronismo en las últimas dos décadas, Mestre señaló que “estamos en el medio de una presión fiscal récord”. El disparo del radical apuntó hacia el corazón del discurso histórico de Unión por Córdoba, la rebaja impositiva.
“Al mismo tiempo que pagamos tantos impuestos, los niveles de pobreza superan holgadamente los de la media nacional”, acusó Mestre.
Además, Mestre ligó a su gestión en el Palacio 6 de Julio con la de Mauricio Macri en la Casa Rosada. “La ciudad de Córdoba y la Nación -aseguró- emprendieron un camino de ida que la Provincia no puede ignorar”.
Asimismo, afirmó que la “transparencia es un proceso de toma de decisiones a la vista de todos”, y recalcó que en ese modelo basa su gestión en la Municipalidad de Córdoba.

Después, en el Ente de la UCR
Mestre encabezó luego en el Ente de Intendentes de la Unión Cívica Radical, que él preside, una reunión de los que se niegan a firmar el Acuerdo Federal al que los invitó el gobernador Schiaretti.
Al concluir la reunión, en Ente dio a conocer un comunicado de prensa, en el que se afirma que “los intendentes insistimos con que el gobierno habilite un canal de diálogo que respete autonomía e institucionalidad”.
“Además -continúa- denunciamos que son reiterados los casos de presiones por las que se pretende intercambiar adhesiones por cumplimiento a compromisos previos de respuestas a necesidades concretas de los pueblos y comunas del interior”.
“Un 60 por ciento de la población de la provincia no estaría siendo alcanzada por las condiciones que unilateralmente pretende fijar el gobernador respecto del reparto de recursos a los municipios”, remarca.
Los intendentes radicales avisan que los “dineros frescos de los que habla el gobernador Schiaretti, que llegarán a los municipios que firmen, el nuevo programa de kits de viviendas, y otros beneficios que dice haber creado para los municipios, no llegarán. Serán sólo para una clara minoría con problemáticas particulares, además de asfixiada por el deterioro institucional y los atropellos al federalismo y a las autonomías que imperan en la provincia de Córdoba”.
“Además –concluye-, a la presión política, se suman también las consecuencias legales que ya se advierte que el supuesto acuerdo acarrearía. Distintos dictámenes de las respectivas áreas legales de los municipios recomiendan no firmar porque cuando un municipio cede a estas presiones, no está cediendo sólo dinero, está cediendo sus derechos, absolutamente legítimos, garantizados en la Constitución Provincial, de recibir el 20 por ciento de la coparticipación”.



Dejar respuesta