Urtubey pisa Córdoba para acelerar armado ’19

El gobernador de Salta desembarcará en la ciudad el viernes próximo para participar de un almuerzo con empresarios. Se mostrará con el anfitrión, Juan Schiaretti, con quien mantiene una particular sinergia dentro de la Liga de mandatarios PJ.



Por Yanina Soria
[email protected] l.com.ar

Cuando todavía no se puede calibrar el tamaño real del daño que dejará el escándalo estallado en el corazón del kirchnerismo nacional, el PJ Federal calienta motores y acelera el armado político rumbo al `19. El peronismo de los gobernadores que en el Congreso regentea el senador Miguel Ángel Pichetto, teje en dos direcciones: por un lado, busca despegarse de la ruta de las coimas K y hechos de corrupción frente a la estrategia de Cambiemos de meter a todo el justicialismo en la misma bolsa; y por el otro, aprovechará la ola de renovadas acusaciones que recaen sobre Cristina Fernández de Kirchner (CFK) para consolidar el frente PJ anti K.

El Peronismo Federal, junto al massismo, pretenden construir una alternativa de gobierno a Cambiemos y Unidad Ciudadana. Dentro de esa línea, muchos entienden que el escándalo del “cuardenazo” será el certificado de defunción político de la ex mandataria nacional y ya no la cuentan en la competencia electoral nacional del año próximo. En cambio, otro sector que la reconoce habilidosa políticamente cree que el escándalo pasará y que el cristinismo seguirá adelante con su proyecto nacional. De hecho, después de lanzar el sello K en Córdoba frente a un marco importante de dirigentes y militantes, el 11 de agosto (dos días antes de la citación judicial para CFK) Unidad Ciudadana tienen previsto realizar un encuentro nacional en la localidad bonaerense de Ensenada donde, si bien no aparecería en escena la ex mandataria, el acto será un virtual lanzamiento del frente como opción electora. Se espera la presencia de Máximo Kirchner y de muchos intendentes del conurbano bonaerense. Con el destape de la ruta de las coimas, en el cristinismo hablan de “una operación más” del macrismo para tapar los problemas económicos del país y le apuntan de lleno al juez Claudio Bonadío.

Lo cierto es que mientras la escena política y empresarial nacional está en plena ebullición, el PJ Federal afina su estrategia electoral. Todavía en la danza de nombres presidenciables que contabilizan, no asoma ninguna figura de peso capaz de terciar entre Mauricio Macri y CFK, y mucho menos de penetrar en el núcleo duro de los votantes de la ex presidenta. En ese lote, inscriben al gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, a su par sanjuanino Sergio Uñac, al propio Pichetto, a Sergio Massa y hasta Juan Schiaretti, aunque el cordobés dio sobradas pistas sobre la intención de pelear su reelección. Mientras que por otro carril, se está moviendo el otro cacique del PJ provincial, el ex gobernador José Manuel de la Sota. Uno de los armadores dentro del justicialismo racional como lo llaman desde la Casa Rosada, es justamente el salteño que ya se viene reuniendo con distintos dirigentes del PJ anti cristinista. Por caso, en su hoja de ruta ya se encontró con Randazzo, conversa con Massa y ahora tiene previsto desembarcar en la provincia mediterránea. Urtubey pisará Córdoba el viernes próximo para participar de un almuerzo en la Bolsa de Comercio con empresarios y, según se espera, también junto al propio Schiaretti.

Se descuenta que durante su estadía en la Capital tendrá un aparte con el gobernador anfitrión con quien viene manteniendo una sinergia particular de trabajo dentro de la Liga de Gobernadores. Funcionan en tándem y ya acodaron algunas pautas comunes frente a la discusión del Presupuesto nacional que, en principio, se sigue discutiendo en la Rosada. En su paso por Córdoba, Urtubey aprovechará para hacer causa común con Schiaretti y consolidar el polo anti K desde donde esperan plantar el candidato. En el PJ Federal son conscientes de que, más allá de que el escándalo de las coimas pueda mellar la figura de CFK, también es real que es otro tema que profundiza la grieta y que dificula el terreno para instalar una tercera opción.

 

Schiaretti supervisó nuevo corredor Costanera

Los trabajos que se ejecutan en el corredor Circunvalación- Terminales de Ómnibus fueron supervisados ayer por el gobernador Juan Schiaretti, acompañado por el ministro de Obras Públicas y Financiamiento, Ricardo Sosa y el titular de Vialidad, Osvaldo Vottero. La obra completa permitirá la sistematización vial que mejorará la conexión entre la Circunvalación y las terminales de transporte (T1 y T2), a través de la avenida Costanera.

Así, se ordenará definitivamente el ingreso y egreso de los colectivos de corta, media y larga distancia, en el nudo más importante de la ciudad de Córdoba. Está previsto que los tres tramos que se ejecutan para conectar la Circunvalación con las terminales, finalicen en el primer semestre de 2019. Según los cálculos realizados desde Vidalidad, esta nueva traza permitirá reducir en 6,5 kilómetros (promedio) el trayecto que actualmente realizan los colectivos entre las Estaciones Terminales y la Avenida de Circunvalación, cruzando la ciudad. Desde el Gobierno señalaron que también avanzan los trabajos de sistematización vial de los ingresos y egresos de las Terminales T1 y T2 (calles Letizia, Esposos Curié, Agustín Garzón y vado Sargento Cabral) y la puesta en servicio del Puente Letizia con sus respectivos accesos. Asimismo, se plantea una rotonda en las vías del ferrocarril en el final del Boulevard Perón, para establecer el retorno de vehículos hacia el área central. Toda la obra contará con la iluminación, semaforización, señalización vertical, demarcación horizontal y la respectiva adecuación hidráulica para el correcto funcionamiento tanto de los usuarios vehiculares como peatonales



Dejar respuesta