Delasotismo admite diálogos con el kirchnerismo de cara al 2019

Haidé Giri brindó precisiones sobre el encuentro que mantuvo el ex gobernador con Máximo Kirchner. Según la ex senadora nacional, coincidieron en el objetivo de la unidad de todas las versiones de la oposición justicialista. Criticó al gobernador Juan Schiaretti.



Por Salvador Santos

Hasta el momento, los contactos entre José Manuel de la Sota y sectores vinculados al kirchnerismo eran un secreto a voces en los corrillos del peronismo nacional. Se tomaba como un dato, pero ningún referente confirmaba su existencia real.
Incluso dirigentes del riñón delasotista habían minimizado las versiones que empezaron a circular hace unos meses. El legislador provincial Franco Miranda, dirigente de la agrupación juvenil La Militante, declaró que se trataban de “comentarios periodísticos, nada más”.
Este sigilo fue roto por la histórica dirigente peronista Haidé Giri, quien era señalada como uno de las personas que hacían de puente entre el ex gobernador y la ex presidenta.
Meses atrás, Giri había promovido una foto que resultó un antecedente de los acercamientos actuales. En esa oportunidad, reunió a la hija del ex gobernador, la actual concejala capitalina Natalia De la Sota, con Gabriela Estévez, diputada nacional y dirigente de La Cámpora-Córdoba.
La ex senadora nacional está alineada con el kirchnerismo aunque tiene una prolongada trayectoria en el peronismo cordobés. Fue legisladora provincial, varias veces funcionaria del ejecutivo y tuvo altos cargos partidarios en el PJ.
En el año 2003, ocupó una banca en el senado de la nación y formó parte del bloque del Frente para la Victoria. Ese período fue en el que más distancia política mantuvo con Unión por Córdoba. Fue la única representante cordobesa en el Congreso que apoyó la recordada resolución 125.
“Señor ex gobernador, lamento haberlo decepcionado, usted me ha decepcionado muchas veces”, fue la frase que le dedicó en aquel momento a José Manuel De la Sota, enfrentado furiosamente con el kirchnerismo en aquellos años.
El pasado de desencuentros parece haber quedado atrás. Haide Giri reconoció que el ex mandatario fue un opositor acérrimo al gobierno de Cristina Kirchner. “Yo también fui muy crítica con el delasotismo”, afirmó.
Sin embargo, confirmó que fue la artífice de la reunión que mantuvieron el ex gobernador y Máximo Kirchner, actual diputado nacional del Frente para la Victoria a mdiedados de mayo. “Yo llegué a un punto de nexo entre Máximo y De la Sota; y a futuro, tal vez, entre Cristina y De la Sota”.
Según la referente peronista, en el cuentro se llegó a un acuerdo sobre la necesidad de enfrentar a Cambiemos y en cuanto a la caracterización del gobierno de Mauricio Macri. “Fue una reunión de muy poca gente con la idea de encontrarse y conversar para ver si encontramos juntos un puente”, sostuvo en una entrevista a Cadena 3.
“Hablamos de la realidad política del Gobierno nacional que a nuestro entender, con sus ideas de la economía, está vendiendo el poder natural de la Argentina que son desde sus fondos del tesoro hasta la identidad nacional” resumió como diagnóstico.
Además, se mostró optimista sobre la posibilidad de un acuerdo de unidad entre todas las facciones del peronismo nacional para enfrentar al oficialismo, si bien admitió que las decisiones finales la exceden.
“Están las condiciones dadas y hasta sería un deseo personal. Creo que el peronismo tiene que verse en toda la oposición en un gran frente que dé batalla electoral contra el macrismo que nos lleva a la ruina” dijo en relación a la posibilidad de concretar un frente electoral.
Por otro lado, se diferenció fuertemente del gobernador Juan Schiaretti. Recordó su pasado en el cavallismo y sentenció que “no es lo mismo” que el José Manuel de la Sota desde el punto de vista ideológico.
Por su parte, el legislador provincial Daniel Passerini, alineado al delasotismo, secundó la idea de reunir a todas las versiones del peronismo en una sola alternativa electoral. “Si De la Sota plantea un discurso para convocar a la unidad nacional, que a la Argentina le hace falta salir de la discusión de la grieta, lo mejor me parece es empezar a discutir la unidad del peronismo” analizó.
Además, agregó que “muchos que estaban en el kirchnerismo en ese momento hoy son parte del gobierno provincial”, en clara referencia al schiarettismo que se muestra renuente a incorporar a los sectores leales a la ex presidenta a un armado nacional.
Este punto parece abrir una brecha entre la estrategia de los dos principales dirigentes de Unión por Córdoba. Schiaretti es uno de los principales impulsores del peronismo federal mientras De la Sota parece ubicarse entre los que prefieren una mega primaria para definir un candidato único del justicialismo, incorporando a quienes hoy integran Unidad Ciudadana.
No es la primera vez que la dupla que conduce el justicialismo cordobés tiene diferencias en relación al posicionamiento nacional. En estos meses veremos si, como siempre, logran resolverlas o se produce un cambio radical en el esquema político provincial.



2 Comentarios

  1. ¡Y es lo menos que pueden hacer si se destapa la olla de Oldebrech y de las coimas por el lado de Electroingenieria, incuida la obra de la Central Bicentenario de Pilar!. No los une la «idea politica» ni el «campo popular» sino la….COMPLICIDAD.

  2. Todo bien, «unidos venceremos»… pero recuerdo a muchos amigos e incluso a Giri, que denostaron hasta el hartazgo a ADN, hoy VAMOS… porque cuando ellos eran kirchneristas puros, decían que a ADN, le pagaba De la Sota… como los cambia la vida, no?

Dejar respuesta