Arrancó en Buenos Aires la negociación Epec-Luz y Fuerza

Empezaron las conversaciones por la paritaria y la renegociación del convenio colectivo lucifuercista ante Triaca. En la previa, el ministro de Energía de la Nación, Javier Iguacel, calificó de “deficiente” la distribución a cargo de Epec.

Por Felipe Osman

Representantes del directorio de Epec y de las tres regionales del sindicato de Luz y Fuerza (Córdoba, Villa María y Río Cuarto), se reunieron ayer por la tarde ante las autoridades del Ministerio de Trabajo de la Nación para dar inicio a las negociaciones por los cambios que la empresa estatal pretende introducir en el convenio colectivo de trabajo lucifuercista y la paritaria reclamada por el gremio. La reunión estuvo encabezada por Adolfo Alberto Saglio Zamudio, director nacional de Relaciones y Regulaciones del Trabajo.
Aunque durante el encuentro no se avanzó demasiado sobre las tratativas, se retomaron las conversaciones corriendo vista a las entidades sindicales de las presentaciones que la empresa realizó ante el Ministerio de Trabajo de Córdoba.
Debe recordarse que en un comienzo la empresa estatal había denunciado sólo algunos de los puntos que integran el convenio colectivo de Luz y Fuerza, pero ante la reticencia del sindicato a consentir modificación alguna sobre el acuerdo y aceptar la competencia de la cartera provincial capitaneada por Omar Sereno para su renegociación, Epec decidió denunciarlo en su totalidad.
Sin embargo, las principales cláusulas que la compañía busca atemperar son las siguientes:

1- La regulación de una “Bolsa de Trabajo” en el artículo 4 del convenio, que concedía al gremio la capacidad de determinar quiénes cubrirían las vacantes generadas en la empresa estatal, estatuyendo, en la práctica, una suerte de “régimen hereditario” de los puestos en Epec. (Este punto del convenio fue derogado por una ley sancionada por la Legislatura en mayo).

2- La bonificación extraordinaria que la compañía debe pagar a todos sus empleados al momento de jubilarse, pactada en el artículo 10 del convenio colectivo. En virtud de esta disposición, cada empleado recibe al momento de su retiro un monto igual a 10 veces su último salario.
3- Aportes extraordinarios a un Fondo Compensador regulados, también, en el artículo 10 del convenio colectivo. Según este apartado la empresa debe hacer aportes no contemplados por la legislación ordinaria. (Estas contribuciones fueron derogadas por una ley sancionada en mayo por la Legislatura provincial, en base a un reciente fallo del Tribunal Superior de Justicia que declaró que el 82 por ciento móvil en el haber jubilatorio queda plenamente garantizado por la ley 10.333, tornando innecesarios tales aportes patronales extra).
4- Las rebajas tarifarias a los empleados. El convenio establece en su artículo 77 un régimen según el cual le energía eléctrica tenia importantísimos descuentos para los empleados de Epec, que debía hacerse cargo de casi la totalidad de sus consumos. (Una ley aprobada en mayo por la Legislatura provincial ya morigeró estos descuentos).



5- La reglamentación para el pago de la Bonificación Anual por Eficiencia, contemplada en el artículo 78 del convenio, que obliga a Epec a pagar a sus empleados, anualmente, una suma que oscila entre 1 y 2 salarios extra, sin (casi) ninguna otra condición que no contar con faltas injustificadas durante el año anterior.

6- La limitación de las licencias por carpetas médicas psiquiátricas. Entre otras.
Cabe aclarar que, aunque muchas de las modificaciones que la empresa pretende introducir al convenio colectivo ya han sido impuestas por leyes sancionadas por la Unicameral, resulta necesario incluirlas en la negociación, dado que no son pocos quienes sostienen que estos cambios no pueden ser impuestos por la Legislatura, sino que deben ser consensuados con el sindicato y aceptados por éste. De lo contrario, podrían ser desestimados por la Justicia.
A su término, Giovine calificó como “positivo” este primer encuentro, y comunicó que una nueva audiencia fue fijada para el próximo 22 de agosto a las 14.

Tarifa
Poco antes de que comenzara la reunión, el ministro de Energía de la Nación brindó declaraciones a Cadena 3, en las cuales anunció un nuevo aumento del precio mayorista de la energía eléctrica, que oscilará entre el 14 y el 18 por ciento. A párrafo seguido, el funcionario puntualizó que en Córdoba el aumento de la tarifa por la prestación del servicio no debería impactar un incremento superior a la sola adición de estos mayores costos, ya que en la provincia -al igual que en Santa Fe- se paga “el doble” que en otras jurisdicciones por la distribución, a la que calificó de “deficiente”.
Estos señalamientos de Iguacel aceptan más de una lectura. En primer lugar, aparecen como una clara respuesta a las duras criticas que este lunes Schiaretti hizo a Mauricio Macri durante la celebración del 41º aniversario de la Fundación Mediterránea, donde apunto que las provincias peronistas harán un esfuerzo para ayudar a la Nación a reducir su déficit fiscal, pero que este esfuerzo debía ser equitativo, remarcando que los subsidios recibidos por la provincia de Buenos Aires y Capital Federal deberían equilibrarse con la ayuda que reciben el resto de las jurisdicciones. Recuérdese que uno de los reclamos del gobernador era el traspaso de Edenor y Edesur (empresas encargadas de la prestación del servicio de energía eléctrica en Buenos Aires), a la Nación, confirmado este martes.
Aún así, al mismo tiempo pueden interpretarse como “guiño” a las pretensiones de la Provincia. Si bien se cuestiona la falta de eficiencia en la prestación del servicio, uno de los puntos clave para mejorarla es obtener un resultado favorable en la renegociación del convenio colectivo, que permita dar por tierra con algunas de las inexplicables prebendas que este concede a los empleados de Epec. Triaca puede ayudar en esto.



Dejar respuesta