Córdoba acerca opción para habilitar traspaso Aysa a Vidal

Frente a los argumentos jurídicos esgrimidos por el macrismo que imposibilitarían la transferencia a Buenos Aires y Capital Federal de la empresa de agua y cloacas, Córdoba ofrece una alternativa técnica.



Por Yanina Soria
ysoria@diarioalfil.com.ar

aysaEl gobierno de Mauricio Macri arrancó la ronda de negociaciones con las provincias para trabar acuerdos políticos y blindar el Presupuesto 2019. La ley de leyes ocupa un lugar central en la agenda de la Nación desde donde buscarán consensuar con los mandatarios el ajuste necesario para reducir el déficit fiscal y adecuarse a las nuevas metas acordadas con el Fondo Monetario Internacional (FMI).
La mayoría de los jefes territoriales enrolados en el Peronismo Federal ya expresaron su colaboración para cumplir con ese objetivo pero demandan a cambio que el esfuerzo sea equitativo. Y sobre ese punto le recuerdan al presidente Mauricio Macri que del déficit fiscal está radicado fundamentalmente en el gobierno Nacional y en la administración de la provincia de Buenos Aires.
El gobernador Juan Schiaretti fue el primero en hacer un planteo concreto: el ajuste debe comenzar por las administraciones de los ultramacristas María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta. El cordobés agitó las aguas entre sus pares y los sumó al discurso que ahora repiten otros mandatarios para que Nación deje de subsidiar servicios como la energía y el agua que sólo se presentan en esas dos jurisdicciones. También sugirieron trasladar los gastos de los servicios de Justicia de la Capital Federal a la propia jurisdicción de la ciudad y equiparar los subsidios al transporte.
A esa demanda del interior que resulta lógica y justa, se le cuela subterráneamente una jugada con efecto político electoral por parte del lote del PJ Federal que apunta a golpear de lleno en el coto macrista, principal distrito electoral del país. El pedido concreto de traspasar a las órbitas de Vidal y Larreta empresas como Edenor, Edesur y Aysa, compromete las finanzas de la mandataria con mejor imagen dentro del macrismo.
Si bien ya hubo avances entre la Nación, la mandataria provincial y el jefe de Gobierno porteño para transferir las dos eléctricas, al parecer no ocurriría lo mismo la empresa proveedora de agua y cloacas en Capital y 26 distritos bonaerenses. Allí, según dicen los actores involucrados, surgen aspectos jurídicos y técnicos que imposibilitarían dicho traspaso. Entre ellos, mencionan la toma de un crédito internacional que se caería si efectivamente la empresa se transfiere.
Según los números oficiales, Aysa destina 15.000 millones de pesos para obras de cloacas y agua potable, en mayor medida destinadas para el conurbano y también para la Capital. Ese es el costo que pretende evitar Vidal quien además sumó a su cruzada de resistencia a muchos de los intendentes peronistas del conurbano que sostienen que si finalmente la Provincia se hace cargo, peligrarán esos trabajos.
Sin embargo, Córdoba, a través del ministro de Hacienda Osvaldo Giordano, estudia algunas alternativas para acercar a la mesa de discusión nacional que posibilitarían el traspaso de Aysa.
El funcionario provincial señaló que, entre las opciones que se estudian para evitar que se caiga el crédito internacional y se habilite el traspaso, está la de comenzar, por ejemplo, por la transferencia de gestión y no de la propiedad.
Giordano insistió que el planteo que se sostendrá frente a la Nación es racional y no significa que el traspaso ocurra de un día para el otro. La prioridad es que se corrijan las inequidades entre el interior y Buenos Aires.
Hace unos días, los responsables de Economía de las provincias que componen el mapa del PJ Federal, se reunieron en la Casa de Entre Ríos junto a representantes de los equipos técnicos del bloque Argentina Federal de Diputado y Senado, con intenciones de unificar una estrategia.
Recién ahora, fueron convocados formalmente por la Casa Rosada que los citó para el jueves a las 16. Aunque no se informó qué agenda seguirán junto a los ministros Nicolás Dujovne, Marcos Peña y Rogelio Frigerio, se descuenta que la discusión central pasará por comenzar a darle forma al esquema de achique del gasto.
Hay consenso entre las provincias PJ para no renunciar a todo lo que afecte el factor social, es decir, fondos específicos en desarrollo, salud y en educación como puede ser el Fondo de Incentivo Docente.

Córdoba, no es una isla
En tanto, ayer el gobernador Juan Schiaretti se refirió a la situación financiera del país en el marco de una obra de gas inaugurada ayer en Punilla.
“Se dice que se vienen meses más duros porque viene una recesión, que espero dure poco tiempo. Esa recesión significa que habrá menos consumo, riesgo de perder empleo, y que afectará fundamentalmente a los sectores más humildes. Nosotros vamos a tomar las medidas para que no se paren las obras, porque dan trabajo. Hay 30 mil cordobeses trabajando en ellas. Vamos a tomar las medidas para tender una mano solidaria”, dijo en Mayu Sumaj.
Hemos tomado la precaución, pero Córdoba no es una isla y hago votos para que el Gobierno (nacional) resuelva esta crisis porque, más temprano o más tarde. Pero nos puede afectar. Decir otra cosa sería no ser honesto con mi declaración”, puntualizó.



Dejar respuesta