Alivio para el gobierno: no surge narcotráfico en video de Hak

El fiscal antidrogas remitió ayer la causa a la Fiscalía General



Por Alejandro Moreno
amoreno@diarioalfil.com.ar

narcotráficoDespués de varios días de malas noticias, el caso Hak trajo un ligero alivio para el gobierno peronista. El fiscal antidrogas Sebastián Romero resolvió remitir a la Fiscalía General la denuncia del ex secretario de Seguridad, Diego Hak, contra su padre, Ricardo, por entender que el video aportado como prueba no ofrece indicios de que se haya cometido un delito asociado al narcotráfico.
Hak había denunciado a su padre por supuestos vínculos con personas a las que el ex funcionario había relacionado con el narcotráfico. En su presentación judicial, llevó un video que había llegado a su despacho en forma anónima.
Ayer, en declaraciones a Cadena 3, el fiscal Romero explicó su decisión: “Se resolvió en el marco de la causa que se inició con la denuncia presentada por Diego Hak, remitirla a la Fiscalía general por entender no contiene hechos que tengan que ver con la temática específica de este fuero de narcotráfico”.
La noticia no cierra el capítulo judicial, pero sí podría despegar al ex funcionario peronista de la sospecha de estar vinculado, de alguna manera, con el mundo del narcotráfico.
Hak, cabe recordar, pidió primero licencia sin goce de sueldo pero luego renunció y fue reemplazado por Alfonso Mosquera.

Un respiro
Para el peronismo significa un respiro luego de varios días en que el radicalismo, y más puntualmente el mestrismo, tomó el tema para golpear en un flanco debilitado.
La falta de seguridad es el principal tema de preocupación para los cordobeses, según las encuestas, y hacia allí apuntó la UCR una vez que se conoció el caso, a partir de la denuncia del propio Hak.
Los diputados nacionales de Cambiemos reclamaron, incluso, que la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, investigue el asunto, por tratarse el narcotráfico de un delito federal.
Mestre, a quien Hak le había pedido que explique por qué determinados boliches seguían habilitados por la Municipalidad, aprovechó cada micrófono para reclamar por la transparencia y la resolución del caso.
Incluso en la noche del lunes, los dirigentes radicales formaron una Comisión de Acción Política para tratar el tema seguridad, entre otros.
Según se anunció, la semana que viene la Unión Cívica Radical convocará a los partidos aliados en Cambiemos, esto es el PRO, el Frente Cívico y la Coalición Cívica-ARI, para que todos trabajen en la elaboración de una oferta electoral para el 2019, fundamentalmente para combatir la inseguridad.
Este polémico asunto incomoda en el gobierno porque resulta más corrosivo que la discusión por los fondos coparticipables, con el que insiste Mestre desde hace varios meses y que difícilmente tengan demasiado impacto electoral. La inseguridad, en cambio, es un asunto mucho más sensible.

Materia pendiente
En el Panal irán buscando dar vuelta la página para intentar dejar atrás este episodio, aunque todavía queda pendiente la denuncia de un empresario de la noche al propio Hak, acusándolo de recibir dinero, con su padre como intermediario, para que su boliche siga abierto.

 

Ex jefe de Policía Suárez, libre bajo fianza

El ex jefe de Policía, Julio César Suárez, recuperará su libertad luego de depositar una fianza de 200 mil pesos, aunque continuará en calidad de imputado por el delito de tenencia de un arma de guerra no declarada.
Suárez había sido detenido el viernes pasado en Río Tercero, el encontrarse el arma durante un operativo practicado en su casa mientras buscaban la documentación de un auto involucrado en un accidente de tránsito.
El lunes declaró ante la fiscal de Instrucción de Río Tercero, Andrea Heredia Hidalgo. El ex jefe de Policía aseguró que el arma era de su padre, quien falleció hace unos años sin que se realice la declaratoria de herederos.
El auto por el que se hizo el operativo estaba a nombre de Suárez cuando ocurrió un accidente de tránsito en Ciudad Parque Los Reartes, en abril pasado, en el que murió una niña de ocho años, aunque el ex funcionario policial ya lo había vendido sin haber concretado la transferencia de la propiedad.
En marzo, Suárez fue condenado a dos años y medio de prisión condicional por el delito de coacción contra el periodista Dante Leguizamón, de los SRT.



Dejar respuesta