Freezada unidad con el PJ, tribus K quieren fórmula propia

La relación de Juan Schiaretti con Mauricio Macri es el principal escollo que empantana los intentos de unidad. Con el patrocinio de Buenos Aires, el universo K comienza a moldear su proyecto para el `19. Quieren jugar con oferta electoral propia.



Por Yanina Soria
ysoria@diarioalfil.com.ar

El inminente lanzamiento de Unidad Ciudadana generó entusiasmo a la dirigencia kirchnerista cordobesa. Para muchos, que la jefa política haya ordenado incluir a Córdoba en el armado de su estrategia nacional, es señal de que la provincia mediterránea todavía cuenta en los planes políticos de la ex presidenta.
Y aunque hacia afuera los leales nunca dudaron de su conductora, por momentos la provincia que lo convirtió a Mauricio Macri en presidente, pareció estar fuera del radar de interés de Cristina Fernández de Kirchner (CFK).
Ahora, la ex mandataria dispuso fortalecer su espacio político en todo el mapa nacional y encolumnar a su tropa detrás del sello por el que ganó su banca a senadora nacional el año pasado. La idea de extender Unidad Ciudadana en otros distritos, también llegó a Córdoba.
Según el almanaque K, el lanzamiento será los primeros días de agosto con una gran acto que congregará a la amplia paleta de organizaciones, partidos políticos, legisladores, etc, que componen el campo nacional y popular en Córdoba, a los que se sumarán nombres de la plana mayor del cristinismo nacional.
La sucursal local de Unidad Ciudadana reemplazará desde entonces al frente electoral Córdoba Ciudadana formado el año pasado para participar de las elecciones de medio término con Pablo Carro encabezando la boleta; y hasta se baraja la posibilidad, incluso, de cambiarle también el nombre al bloque legislativo K, Córdoba Podemos.
Ese reempadronamiento renueva las esperanzas de quienes tributan a CFK y creen que en el 2019 el espacio puede mejorar la marca electoral obtenida el año pasado.
Las negociaciones con el gobierno provincial propiciada por algunos sectores K que creen que en la necesidad de unidad para enfrentar al gobierno de Mauricio Macri el año que viene, quedaron en modo pausa.
Los K más “dialoguistas” con el schiarettismo aseguran que la estrecha relación que mantiene el gobernador Juan Schiaretti con el Presidente, entorpece cualquier intento de negociación para cerrar filas ya que desde las tribus K marcan como límite al macrismo.
Con estos condimentos, el kirchnerismo cordobés quiere jugar el partido del 2019 con fórmula propia. Terciar en la pulseada que tendrá a Cambiemos y a Unión por Córdoba como los grandes protagonistas por el poder provincial es el objetivo al que apuntan ahora.
Esa alternativa, encuentra bastante más adhesión que la idea de unidad con el PJ (aún no desechada definitivamente) ya que al frente cordobés lo componen muchos otros espacios no peronistas.
Esta situación enciende aún más la interna dentro de lo que será en breve Unidad Ciudadana Córdoba donde conviven muchos caciques sin un líder claro que funcione como aglutinador de todos los sectores. Los intentos de algunos de los referentes locales para auto percibirse como conductor natural no funciona y genera rispideces. Esa quizá sea una de las principales debilidades del kirchnerismo cordobés, la de no haber podido construir a lo largo de todos estos años una cabeza que conduzca, ordene y le de continuidad al proyecto. Esta horizontalidad, entendida como un aspecto positivo por quienes defienden un modelo más democrático del espacio, favoreció también las candidaturas a dedo decididas desde Buenos Aires. Muy pocas veces la militancia local logró torcer esas decisiones.
El juego de las mezquindades políticas siempre estuvo a la orden del día y ahora, con el lanzamiento del sello en Córdoba, ya hay quienes advierten maniobras de posicionamiento de posibles candidatos.
La semana pasada algunas organizaciones K dieron a conocer un documento donde rechazan cualquier intento de utilización del acto político como trampolín para posibles candidaturas.
“Su concreción (del acto) no debe estar reducido a los partidos y lxs legisladores, sean estos provinciales o nacionales, sino que debe integrar en gesto de voluntad participativa y decisoria sine qua non a todas las organizaciones políticas, incluidos los espacios del interior de la Provincia que integran y quieran ser parte de Unidad Ciudadana en Córdoba”, reza el texto suscripto por Partido Nuevo Encuentro, Colectivo Más Democracia, Peronismo con Kristina, Radicalismo Popular, Junta Promotora Partido Democracia y Dignidad, Corriente Nacional y Popular del Partido Intransigente, entre otros.
“Para las fuerzas políticas firmantes este acto de Unidad Ciudadana en Córdoba no debe implicar el lanzamiento de candidatura alguna, sino la demostración de la existencia de una fuerza política pujante que se encamina a ser opción de poder político en la provincia bajo la conducción de Cristina”, sostienen. Hoy a las 19, el arco K se juntará en el local partidario de esta ciudad para terminar de definir cómo será el acto de agosto.



1 Comentario

  1. esta yanina ningunea al kirchnerismo y despues resulta q vamos terceros en las encuestas pisando los talones al segundo….segui asi q vas bien te auguro un futuro barbaro como periodista jajajajajajajaajajajaj

Dejar respuesta