Tras dichos de Carrió, Caserio reclama “4 mil millones” en obras

El senador de Unión por Córdoba cruzó a la diputada de Cambiemos por su amenaza con respecto a la aprobación del Presupuesto nacional.



El vendaval político causado por los dichos de Elisa Carrió en su paso por Jesús María sigue dando de qué hablar en el tablero cordobés. Luego de que la diputada porteña condicionase la llegada de nuevas obras públicas a la provincia mediterránea al potencial apoyo de Unión por Córdoba al Presupuesto nacional 2019, desde el oficialismo local se sucedieron las réplicas.
Primero fue el turno de Alejandra Vigo, diputada y primera dama provincial, quien el miércoles caracterizó las palabras de Carrió como un “chantaje”. Ayer, fue el senador peronista Carlos Caserio quien se hizo eco de la amenaza y acusó a la cambiemita de utilizar “los mismos métodos de extorsión de la dictadura militar”.
Además, Caserio puso el foco en las transferencias que Nación adeudaría a la Provincia en concepto de obras públicas. Según el vicepresidente del interbloque Argentina Federal, la cifra adeudada asciende a los “4 mil millones de pesos”.
El gobierno de Mauricio Macri tiene hasta el próximo 15 de septiembre para elaborar un proyecto que sume suficientes adhesiones en cada una de las cámaras del Congreso y se convierta en ley. En caso contrario, el presupuesto vigente se prorrogará para el próximo año, elemento que desde el oficialismo intentan utilizar como fantasma que empuje a los gobernadores peronistas a brindar su apoyo.

Embajadora extraoficial
A pesar de no tener un cargo en el Ejecutivo nacional, la diputada Carrió se dedica a recorrer distintos puntos del país en su carácter de lideresa del oficialismo nacional. La parlamentaria, conocida por sus exabruptos, muchas veces parece transmitir de manera pública mensajes que tienen origen en la Casa Rosada.
Sus giras por el interior la trajeron esta semana a la provincia de Córdoba, y su paso por Jesús María fue el escenario para la advertencia al peronismo Córdoba. “Tiene que apoyar, porque si no, no tiene obras (nuevas). Si Córdoba quiere hacer una obra que no está presupuestada, y quiere que la haga la Nación, tiene que estar en el Presupuesto”, advirtió la dirigente oriunda de Chaco.
Además, Carrió hizo referencia al gobernador cordobés, asegurando que “a(Juan) Schiaretti no es que no lo quiero, pero si no aprueban el Presupuesto, sigue el del año anterior y seguirán las obras plurianuales, las rutas y los mismos gastos”.
En tono de chicana, la cambiemita aprovechó para criticar los reclamos de los gobernadores peronistas al Gobierno nacional. “¿Por qué nadie fue tan machito para ir a reclamarle a Cristina, que le robaba todos los días la coparticipación? Hay mucha equidad con los gobernadores al lado de Cristina. Lamento que no le hayan pedido nunca a Cristina lo que le piden hoy al gobierno nacional”, reflexionó Carrió.

Vocero senatorial
La primera réplica a los dichos de Carrió tuvo como protagonista a Vigo, espada de Unión por Córdoba en la Cámara Baja del Congreso. Ayer, en cambio, fue el turno de Caserio, quien representará los intereses del oficialismo provincial cuando el Presupuesto 2019 se trate en el Senado, puesto que sus dos coprovincianos, Laura Rodríguez Machado y Ernesto Martínez, forman parte del bloque del PRO.
El senador comenzó sus declaraciones recordando el pasado de la chaqueña. “Es una situación lamentable, en la que esta señora diputada dice que es republicana, pero evidentemente todavía tiene los mismos métodos de extorsión de la dictadura militar, donde ella era funcionaria”, describió Caserio.
El cordobés apuntó al núcleo de la amenaza de “Lilita” Carrió, la previsión de nuevas obras públicas pagadas por la Nación para la provincia de Córdoba, con un reclamo al oficialismo nacional. “Nos debe 4 mil millones de pesos”, expresó Caserio, en referencia a obras iniciadas para las que la Provincia dispuso fondos para evitar que frenen, hasta tanto la Nación cumpla con su compromiso.
Al referirse al tratamiento del Presupuesto 2019, Caserio se mostró comprensivo, afirmando que desde Unión por Córdoba son “conscientes que (la ley) debe contemplar el compromiso con el FMI y achicar el déficit fiscal” y asegurando que la voluntad de su sector político “siempre es constructiva, y hemos tratado, a un gobierno que no tiene mayorías parlamentarias, darle herramientas”.
Sin embargo, puso la mayor responsabilidad sobre el Gobierno nacional, asegurando que “las provincias argentinas tenemos un déficit fiscal bajísimo, no llega al uno (por ciento) del PBI, mientras Nación tiene seis” puntos porcentuales del PBI en déficit.
“Lo ideal sería que convoque a los gobernadores antes del 15 de septiembre”, sentenció Caserio, sugiriendo que el Gobierno nacional deberá ceder ante reclamos de las provincias para garantizar la aprobación en ambas Cámaras.



Dejar respuesta