Operativo UCR para ligar al gobierno PJ con el narcotráfico

Intensa embestida del radicalismo a través de las redes sociales



Por Alejandro Moreno
amoreno@diarioalfil.com.ar

El radicalismo avivó ayer una intensa campaña a través de las redes sociales para instalar en la agenda política provincial una relación entre el gobierno peronista y el narcotráfico. La movida tuvo un marcado tinte mestrista, aunque también se sumaron dirigentes de otras líneas internas. Todo ello, a propósito del resonante “caso Hak”.
Con el hashtag #CórdobaSinNarcotráfico, los dirigentes radicales colocaron en las redes sociales mensajes muy críticos del gobierno, justo cuando se cumplían 19 años de la asunción de José Manuel de la Sota, en su primera gestión.
El presidente del Comité Central, Alberto Zapiola, recalcó que por el largo tiempo que lleva el peronismo en el poder, “todo lo que ocurre en la Policía y en la seguridad es responsabilidad de este gobierno de Unión por Córdoba”.
A su vez, el titular del Comité Capital, Diego Mestre, afirmó que “necesitamos un gobernador que dé certezas que su gobierno nada tiene que ver con el narcotráfico. Necesitamos un gobierno provincial transparente que explique qué pasó con las armas de la policia. Adónde fueron a parar esas 1.500 armas de guerra”.
Precisamente el Comité Capital de la UCR emitió un extenso comunicado en la misma línea, denunciando un “estado de descomposición institucional causado por el gobierno de Schiaretti”. “Cuando los encargados de velar por la integridad de los cordobeses deben renunciar a su función por sus vínculos con las redes delictivas, cuando no existen garantías para los cordobeses de salir a la calle y volver con vida a sus hogares, cuando el gobierno se comporta como cómplice en la desaparición de armas que los delincuentes utilizan y realizan declaraciones viles, cuando el narcotráfico se vuelve una epidemia la vida ya no vale nada, cuando la provincia es el lugar más caro del país pero el ciudadano no obtiene ninguna garantía del estado provincial, es ahí donde empieza a aparecer la dimensión real del fracaso de este gobierno”, acusa el radicalismo capitalino”.
El secretario de Modernización de la Municipalidad, Marcelo Cossar, enfatizó que “hace falta que el gobernador nos dé certeza de que no hay relación alguna entre su gobierno y el narctoráfico”. En tanto, el legislador Javier Bee Sellares afirmó que “queremos vivir en una Córdoba donde el gobernador le ponga luz, claridad a los hechos que nos conmocionan”, y agregó que “por eso le hemos exigido al gobernador más seguridad, más control del stock en las armas y municiones de la Policía”.
Desde otras veredas internas de la UCR, opinaron por ejemplo el presidente de Línea Córdoba, Javier Fabre, de Identidad Radical, Dante Rossi, y de Asamblea Radical, Sergio Piguillem. Fabre recalcó que “no le pedimos, le exigimos a las autoridades de Unión por Córdoba que queremos una Córdoba sin narcotráfico”. Rossi, advirtió que a pesar de que hay un efectivo policial cada 144 habitantes, “los cordobeses nos sentimos más inseguros, porque Córdoba carece de un plan de seguridad yde funcionarios dedicados efectivamente a que se termine el narcotráfico”. Piguillem protestó porque se aplicó durante “veinte años un modelo de seguridad arcaico y autoritario; han transformado a Córdoba de una provincia apacible en la actual meca de la delincuencia”.
La legisladora del PRO Soher El Sukaria fue una de las pocas dirigentes de otros partidos que se sumó a la campaña radical por una “Córdoba sin narcotráfico”. La macrista recalcó “todo lo que impacta este flagelo en nuestra sociedad”. “Córdoba merece ser distinta, Córdoba merece una oportunidad”, continuó.



1 Comentario

  1. Ojo radicales…ojo…Leí a Pablo Esteban Avila en Alfil, y me gustó algo que escribe: “Los radicales deberían pensar un poco más sobre el tema. Politizar cualquier sospecha no es una buena cosa, ni tampoco es sano para la praxis política. Baste, a modo de moraleja, repasar lo sucedido a Eduardo César Angeloz, uno de los símbolos partidarios, a finales de los años ’90.
    Víctima de una denuncia de La Bancaria -impulsada por el abogado Marcelo Touriño, el mismo del que acaba de acusar al ex-funcionario Hak por un supuesto faltante de armas en la policía. Angeloz sufrió un largo proceso penal por enriquecimiento ilícito. Al final fue absuelto en todas las instancias, pero su vida pública quedó irremediablemente sepultada.

Dejar respuesta