Empresas recalculan oferta inicial por suba del 26% al Surrbac

El acuerdo incluye cláusula gatillo y se pagará en tres tramos. El costo salarial elevará la propuesta económica con la que Lusa, Tosa-Cotreco y Vega-Caputo ganaron la licitación, calculada a valores de octubre de 2017.



Por Yanina Passero
ypassero@diarioalfil.com.ar

Apenas quedó homologada la paritaria de Camioneros a nivel nacional, el secretario general del Surrbac, Julio Mauricio Saillen, pidió la reapertura de la mesa de negociación a funcionarios municipales y directivos de las dos empresas privadas que operan en la ciudad, Lusa y Cotreco.
Hugo Moyano, el enemigo público de la “familia” que patrocina a los recolectores de la ciudad, acordó un 25%. Quebró el techo fijado por los popes de Cambiemos –un desdibujado 15%- e incluyó una cláusula gatillo o de “revisión”, eufemismo que prefiere el ministro de Trabajo de la Nación, Jorge Triaca. El referente sindical que revalidó su lugar como mandamás del Surrbac con el 100% de los votos (y tres rebeldes sufragios en blanco) la semana pasada, trató de superar el acuerdo de Moyano. La ventaja fue de un punto.
Los agentes liderados por Saillen recibirán una recomposición salarial del 26% que se dividirá en tres tramos. La primera cuota del aumento se pagará en agosto; la siguiente, en enero; y la última, en marzo. Cabe recordar que el promedio salarial bruto actual para personal sin antigüedad es de 42 mil pesos.
Si bien en el Surrbac proyectaban una inflación del 30% a fin de año, destacan que el acuerdo incluye una cláusula gatillo, que será aplicada apenas la cifra acordada quede superada por la inflación. La ventaja de un punto no permitirá a Saillen hacer alarde por el acuerdo. La conformidad que muestran fuentes que se situaron en el otro extremo de la mesa parece sugerir que, esta vez, triunfó la necesidad de buscar un promedio ajustado, pero con posibilidad de corrección.
El impacto de ese punto adicional del Surrbac quedaría morigerado por la forma de incorporar al básico las fases del incremento. Explican que la aplicación de cada tramo impacta como no remunerativa e ingresa como componente definitivo del sueldo apenas comienza a regir la segunda cuota de la suba. En definitiva, las empresas y el municipio tienen un alivio al momento del desembolso de un ítem que promedia el 70% de sus compromisos económicos, mientras que los empleados reciben el dinero en el momento acordado.
Lo cierto es que miembros del sindicato desmienten esta versión y dicen que en el acta no hay conceptos no remunerativos. Es natural que se registren dos formas de contar una paritaria. Como sea, además del acuerdo salarial, hay un hecho objetivo que es su impacto en el costo del servicio.
Las prestadoras privadas estaban esperando que se despejara la variable salarial para precisar el canon que cobrarán al municipio. Las tres compañías que participaron de la licitación para la explotación de la recolección mecanizada –Lusa; Tosa-Cotreco y Vega-Caputo- ganaron con ofertas económicas calculadas a valores de octubre de 2017 con un presupuesto municipal destinado para el rubro de 15.357 millones de pesos. El ahorro promocionado por el intendente Ramón Mestre, producto del regateo, sumó más de 375 millones de pesos, un margen pequeño que no sobrevivirá a la primera cuota de aumento al Surrbac.



1 Comentario

  1. […]   Apenas quedó homologada la paritaria de Camioneros a nivel nacional, el secretario general del Surrbac, Julio Mauricio Saillen, pidió la reapertura de la mesa de negociación a funcionarios municipales y directivos de las dos empresas privadas que operan en la ciudad, Lusa y Cotreco. Hugo Moyano, el enemigo público de la “familia” que patrocina a los recolectores de la ciudad, acordó un 25%. Quebró el techo fijado por los popes de Cambiemos –un desdibujado 15%- e incluyó una cláusula gatillo o de “revisión”, eufemismo que prefiere el ministro de Trabajo de la Nación, Jorge Triaca. El referente sindical que revalidó su lugar como mandamás del Surrbac con el 100% de los votos (y tres rebeldes sufragios en blanco) la semana pasada, trató de superar el acuerdo de Moyano. La ventaja fue de un punto. Los agentes liderados por Saillen recibirán una recomposición salarial del 26% que se dividirá en tres tramos. La primera cuota del aumento se pagará en agosto; la siguiente, en enero; y la última, en marzo. Cabe recordar que el promedio salarial bruto actual para personal sin antigüedad es de 42 mil pesos. Si bien en el Surrbac proyectaban una inflación del 30% a fin de año, destacan que el acuerdo incluye una cláusula gatillo, que será aplicada apenas la cifra acordada quede superada por la inflación. La ventaja de un punto no permitirá a Saillen hacer alarde por el acuerdo. La conformidad que muestran fuentes que se situaron en el otro extremo de la mesa parece sugerir que, esta vez, triunfó la necesidad de buscar un promedio ajustado, pero con posibilidad de corrección. El impacto de ese punto adicional del Surrbac quedaría morigerado por la forma de incorporar al básico las fases del incremento. Explican que la aplicación de cada tramo impacta como no remunerativa e ingresa como componente definitivo del sueldo apenas comienza a regir la segunda cuota de la suba. En definitiva, las empresas y el municipio tienen un alivio al momento del desembolso de un ítem que promedia el 70% de sus compromisos económicos, mientras que los empleados reciben el dinero en el momento acordado. Lo cierto es que miembros del sindicato desmienten esta versión y dicen que en el acta no hay conceptos no remunerativos. Es natural que se registren dos formas de contar una paritaria. Como sea, además del acuerdo salarial, hay un hecho objetivo que es su impacto en el costo del servicio. Las prestadoras privadas estaban esperando que se despejara la variable salarial para precisar el canon que cobrarán al municipio. Las tres compañías que participaron de la licitación para la explotación de la recolección mecanizada –Lusa; Tosa-Cotreco y Vega-Caputo- ganaron con ofertas económicas calculadas a valores de octubre de 2017 con un presupuesto municipal destinado para el rubro de 15.357 millones de pesos. El ahorro promocionado por el intendente Ramón Mestre, producto del regateo, sumó más de 375 millones de pesos, un margen pequeño que no sobrevivirá a la primera cuota de aumento al Surrbac. http://www.diarioalfil.com.ar/2018/07/13/empresas-recalculan-oferta-inicial-por-suba-del-26-al-surrb… […]

Dejar respuesta