El Panal se carga la campaña en Marcos Juárez (PRO enfría)

El macrismo afirma que su candidato, Pedro Dellarossa, tiene una intención de voto del 55%. La promoción comenzará recién en agosto. Desde UPC aseguran que la elección “terminará pareja”. Ordenaron desfile de ministros y Juan Schiaretti tiene prevista algunas escalas para supervisar obras y respaldar a Eduardo Foresi.



Por Yanina Passero
ypassero@diarioalfil.com.ar

Se cumple acorde a lo estipulado el cronograma electoral de Marcos Juárez, la única ciudad que votará a sus autoridades municipales este año. Ayer, finalizó el plazo para el registro de las alianzas, mientras que para la inscripción de las listas habrá tiempo hasta el 9 de agosto, aunque las cartas ya están puestas sobre la mesa.
Cambiemos (PRO, UCR y Frente Cívico); Marcos Juárez Somos Todos (Unión Vecinal y Unión por Córdoba) y Marcos Juárez Ciudadana (Frente Grande, Partido Solidario y Partido de la Victoria), las coaliciones anotadas. En tanto, Política Abierta para la Integridad Social (PAIS), que conduce Enrique Sella, oficializó que competirá en la compulsa prevista para el domingo 9 de septiembre.
El actual intendente, Pedro Dellarossa, se presentará nuevamente con los colores del “cambio”. Los miembros de la entente buscarán repetir la experiencia de 2014, cuando situaron el kilómetro cero de Cambiemos en la productiva localidad del este provincial. El entonces jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, gozaba de una imagen positiva y un atractivo electoral que se verificaría meses después, cuando siete de cada 10 cordobeses optaron por una propuesta que convencía sólo por ser inversa a la del delfín de Cristina Fernández.
Pero la experiencia en Marcos Juárez no dejaba de ser una prueba piloto. El triunfo del candidato macrista se explicó, en gran parte, porque el vecinalismo y el peronismo resolvieron probar suerte por separado.
Dellarossa conquistó el palacio municipal con una camiseta diferente a la que le había garantizado el puesto a su padre, Henry Dellarossa, quien fue jefe comunal de Marcos Juárez durante 25 años. Fue en 2002 cuando el dirigente vecinalista revalidó su título unido al peronismo. Luego, la dupla partidaria continuó en el poder municipal con Eduardo Avalle. No hubo acuerdo en 2014 y el PRO se anotó una intendencia con un candidato propio, pero familiarizado con los asuntos de ciudad.
La expectativa es buena. Altas fuentes partidarias aseguran que Dellarossa tiene una intención de voto que supera el 55%, según sondeos frescos. Si el dirigente logra un triunfo, el mérito será doble porque, además de la victoria, ofrecerá una bocanada de aire fresco a los aliados y al presidente Macri en un momento de alta incertidumbre económica.
Confiados, admiten que no hay razones para apurarse con la campaña. Si no surgen imprevistos, las acciones proselitistas serán abreviadas, pero contundentes. Concentrarán el despliegue recién para agosto, una vez que se presenten las listas. Gestionan un golpe de efecto: una visita de Macri, aunque funcionarios de primera línea conforman.
Los responsables de la promoción del nutricionista Eduardo Foresi admiten que van detrás de las encuestas al vaticinar que, al final del recorrido, “la elección será pareja”. Pero a diferencia de los macristas, inobjetables fuentes de El Panal adelantan que no especularán con los tiempos.
Prevén el desembarco de ministros para las próximas semanas y algunas visitas del gobernador en el marco de la supervisión de las obras que ejecuta la gestión de Juan Schiaretti en la localidad. Supervisará los proyectos de infraestructura que el propio Dellarossa calificó de “necesarios”. Con fondos provinciales se desarrolla la circunvalación y la pavimentación de la ruta 12, en el tramo Saira – Marcos Juárez.



Dejar respuesta