PJ Federal prepara megacumbre, candidatos calientan motores

El peronismo planea una reunión nacional para el mes de agosto. Intentarán reunir a gobernadores, legisladores y dirigentes nacionales para visibilizar un armado de cara a las elecciones de 2019. Los postulantes a encabezar la fórmula presidencial se preparan.



Por Salvador Santos

El peronismo no kirchnerista parece contar con casi todo el arsenal necesario para convertirse en una alternativa. Tiene una representación legislativa importante, despliegue territorial y mandatarios provinciales alineados. Solo le falta una cara que pueda convertir esos activos políticos en votos.
El proceso de construcción de un espacio que pueda terciar entre la coalición de gobierno y la oposición kirchnerista tuvo varias etapas. En un primer momento, fueron los gobernadores provinciales quienes se agruparon en una liga con la finalidad de aunar esfuerzos en la negociación con el ejecutivo.
Esa primera fase, derivó en la constitución de bancadas propias que pudieran romper la polarización de la discusión legislativa que, hasta el momento, protagonizaban Cambiemos y el kirchnerismo. Los interbloques denominados Argentina Federal en ambas cámaras fueron el producto que surgió de ese momento táctico.
Posteriormente, la reorganización de la representación parlamentaria posibilitó iniciar el camino de la constitución de un espacio concreto con aspiraciones electorales. Los encuentros de Gualeguaychú y Córdoba terminaron de aglutinar a todas las tribus que, hasta ese momento, constituían el archipiélago del peronismo no kirchnerista. Massistas, randazzistas y referentes que responden a cada uno de los gobernadores comenzaron a mostrarse unidos en todos los niveles de la disputa política.
Esta última etapa que, según Miguel Ángel Pichetto, implicaba una recorrida para compartir con los dirigentes peronistas de cada provincia la necesidad de emprender una construcción nacional, parece estar llegando a su fin. La inminencia de la etapa de definiciones impone a los estrategas la necesidad de corporizar el proyecto.
La semana pasada, durante un encuentro de legisladores del peronismo federal con el gobernador Juan Manzur, los mensajes de los dirigentes congregados tomaron un cariz netamente electoral y expresaron la necesidad de comenzar la etapa de selección de candidatos presidenciales.
En esa reunión, realizada en la provincia de Tucumán, referentes de todos los subgrupos que componen el PJ Federal se mostraron críticos con el gobierno de Mauricio Macri. Martín Llaryora, vicegobernador cordobés en uso de licencia, señaló que “lo primero que tienen que entender es que este modelo de especulación financiera no nos conduce a ningún otro punto que donde estamos”, en referencia al oficialismo. Además, tuvo palabras de elogio para el gobernador Manzur por haber defendido la economía regional de su provincia.
Graciela Caamaño, líder del bloque massista en la cámara baja, confirmó la voluntad de su sector en el sentido de afianzar el armado del peronismo federal. “Estamos de acuerdo en la necesidad de empezar a unir las partes para formar un todo” dijo la diputada y agregó, en tono autocrítico, que “algunas cosas hemos hecho mal para llegar a la situación en la que estamos”.
Marco Lavagna, hijo del exministro de Economía Roberto Lavagna y también diputado massista, afirmó que, los miembros del espacio, no están“anteponiendo nombres o un candidato sino construyendo un espacio, planteando alternativos sobre el país que queremos”.
El salteño Pablo Kosiner, mano derecha de Juan Manuel Urtubey y presidente del interbloque Argentina Federal en la Cámara de Diputados, fue contundente: “No queremos conducir la oposición, queremos volver a ser Gobierno”dijo y agregó que “de aquí debe salir un candidato a presidente”.
Del encuentro tucumano, y de la agenda de los estrategas que diseñan la hoja de ruta, surgió el próximo paso del justicialismo federal. Convocarían a una gran cumbre nacional donde intentarán mostrarse como el principal sector opositor a Cambiemos.
La idea es reunir gobernadores, diputados y senadores, miembros de sus equipos técnicos y dirigentes reconocidos en una tribuna única. Esta demostración de fuerza sería la conclusión de la fase de acumulación política y, por ende, el inicio del proceso de definición de la o las fórmulas presidenciales.
Sobre este último punto no hay una decisión tomada. Algunos insisten con nominar un binomio único por consenso, mientras otros fundamentan el beneficio de habilitar una primaria abierta entre varios postulantes.
Mientras, los precandidatos se muestran activos. Sergio Massa, acompañado de Diego Bossio, visitaron al gobernador pampeano Carlos Verna, Juan Manuel Urtubey se encuentra de gira en España y José Manuel de la Sota lanzó un sugestivo video que prácticamente lo coloca como postulante presidencial.
En el día de ayer, el ex presidente Eduardo Duhalde opinó sobre la cuestión. “José Manuel de la Sota es uno de los dirigentes más experimentados de Argentina; me alegro mucho que se presente como candidato a presidente, pero Lavagna es el mejor; no lo digo yo, lo dicen las encuestas”. El ex ministro de Economía parece sumarse a la grilla.



Dejar respuesta