Miniliga PJ presiona a Macri: apura sacrificio de Vidal

El eje interno del PJ Federal que componen los gobernadores Juan Schiaretti, Juan Manuel Urtube y Gustavo Bordet, entre otros, apunta a que su par bonaerense sea la cara del ajuste. Ayer, el cordobés y el entrerriano compartieron un acto institucional donde reiteraron la consigna federal.



Por Yanina Soria
ysoria@diarioalfil.com.ar

La disputa interior argentino vs. Buenos Aires atraviesa uno de los momentos de mayor tirantez política. Con el Presupuesto 2019 como telón de fondo y la necesidad de ajustar por parte del gobierno de Mauricio Macri para cumplir las nuevas metas asumidas frente al Fondo Monetario Internacional (FMI), las provincias peronistas se alinearon nuevamente para demandar un esfuerzo equitativo.
Muchas de las jurisdicciones gobernadas por el PJ que respaldaron públicamente al poder central en los momentos de mayor turbulencia financiera, exigen ahora como prenda de cambio un gesto del líder del PRO. Córdoba, Salta, Entre Ríos, Tucumán, Tierra del Fuego, y hasta la socialista Santa Fe, entre otras, dijeron estar dispuestas a acompañar la reducción del déficit fiscal pero pusieron condicionamientos.
El primero y que mayor consenso generó es el que propició Juan Schiaretti. El titular del Ejecutivo cordobés solicitó comenzar a equiparar los fondos federales destinados a Buenos Aires y el interior traspasando a las órbitas de los gobiernos que conducen los macristas Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal las empresas Edenor, Edesor y Aysa.
Básicamente los jefes territoriales piden que Nación deje de afrontar subsidios millonarios destinados para servicios como el agua, gas y energía que sólo se prestan en esos distritos PRO.
Dentro del bloque de gobernadores justicialistas que intenta mostrarse homogéneo frente a los planteos del gobierno Central, quedó conformada una línea interna con Schiaretti , el salteño Juan Manuel Urtubey, Gustavo Bordet de Entre Ríos, Domingo Peppo del Chacho y la fueguina Rosana Bertone. Todos de la partida de mandatarios “más dialoguistas” según el catálogo de la Casa Rosada.
La miniliga fue bautizada hace unos cuando los jefes provinciales se reunieron en la Casa de Entre Ríos en Buenos Aires justamente para comenzar a delinear acciones preventivas frente a la discusión que se vendrá por el Presupuesto y la afectación de las partidas provinciales. Luego, ese mismo día, varios de ellos fueron parte de una cena exclusiva y hermética, convocada por el círculo rojo del macrismo para iniciar las conversaciones informales. Fueron parte de la velada Rogelio Frigerio, Marcos Peña, Emilio Monzó, la propia Vidal y Larreta.
Se supo que antes de comenzar con una nueva ronda de reuniones bilaterales, el macrismo espera encolumnar a su tropa por lo que ayer convocó a legisladores nacionales y gobernadores radicales. La comitiva estuvo encabezada por el titular de la UCR, el gobernador de Mendoza Alfredo Cornejo; el mandatario de Corrientes, Gustavo Valdés y el jefe de Jujuy, Gerardo Morales.
La semana pasada hubo reuniones entre el ministro Nicolás Dujovne con la gobernadora bonaerense y el jefe de Gobierno porteño donde, en principio, se avanzó sobre el traspaso de Edenor y Edesur; en cambio, trascendió que difícilmente la empresa de agua y cloalcas (Aysa) pueda correr la misma suerte debido a problemas jurídicos.
La miniliga insistirá con el traspaso de las tres empresas para sentarse a dialogar con la Nación. De paso, la jugada schiarettista además de erosionar la parte de la torta fiscal que le corresponde a Vidal, apunta a debilitar el corazón político del PRO ya que afectaría al principal distrito electoral del país. En el eje interno de gobernadores que brega por ello se encuentra el salteño Urtubey, uno de los precandidatos presidenciables por el peronismo.
Ayer, Schiaretti y Bordet se encontraron nuevamente en Córdoba. Fue en el marco de la conmemoración del aniversario del fallecimiento del caudillo entrerriano Francisco “Pancho” Ramírez, con un acto que tuvo lugar en cercanías a la localidad de San Francisco del Chañar, en la posta del Camino Real.
Schiaretti aprovechó la oportunidad para reclamar nuevamente a la Nación por mayor federalismo. “Ésta era la visión que tenían nuestros caudillos federales, la visión de una Argentina integrada, de una Argentina que avanzaba hacia el futuro dando educación y oportunidades a todos sus hijos. Y esta lucha por la cual, bregaban los caudillos federales sin duda nos debe impulsar y nos impulsa a que hoy continuemos bregando por el federalismo”, dijo.
También participó del 197° aniversario del asesinato del caudillo, el intendente de Concepción del Uruguay, José Lauritto.



Dejar respuesta