Inflación anual cerraría apenas dos puntos abajo de la cota del FMI

Los expertos insisten en que todavía no se registró todo el traslado a precios de la reciente depreciación cambiaria. Además queda el impacto de la reapertura de paritarias y revisión de tarifas.



Para la consultora Ecolatina, la inflación acumulada en la primera mitad del año es de 16%. La suba de precios regulados explicó la aceleración de la inflación en el primer trimestre (6,9%), y el salto cambiario la fuerte suba del segundo trimestre (8,5%). Pero la clave es que sus economistas entienden que las presiones inflacionarias seguirá latentes en lo que resta de 2018: todavía no se registró todo el traslado a precios de la reciente depreciación cambiaria.
Además advierten que, más temprano que tarde, tendrá lugar un reacomodamiento de precios relativos: la reapertura de paritarias y los reclamos de las empresas del sector energético por recomponer la suba de costos producidas por el salto del dólar, dan cuenta de que las tensiones inflacionarias persistirán incluso si perdura la tregua cambiaria.
De hecho, hace una semana el Ministerio de Trabajo -en línea con lo que anunció el Gobierno- cerró la adecuación de la paritaria de los sindicatos de Comercio, que de esta forma agregaron un 10% extra de aumento a la suba del 15% que habían acordado en marzo.
Por su lado, el ministro de Energía Javier Iguacel dijo que el costo de las tarifas depende de tres componentes: producción, transporte y distribución. “Del transporte ya las tarifas están corregidas, o sea que no hay más aumentos salvo la corrección por inflación” y detalló que la mitad de las boletas no van a sufrir aumentos tarifarios.
En la otra mitad, que es el costo de generación, todavía “tenemos un costo muy grande porque seguimos importando, entonces ahí va a haber una corrección”. “Por normativa, desde 1991, hay dos revisiones anuales: en otoño y primavera; en este caso sería en septiembre y en octubre la del gas y la de luz”, añadió.
Ecolatina indica que si no hay nuevos saltos del dólar en lo que resta del año, la inflación rondaría 13% en el segundo semestre. Como resultado, acumularía 30% a diciembre de 2018, por encima del centro de la meta (27%) acordada con el Fondo Monetario Internacional y apenas por debajo de la cota máxima (32%).
De esta forma, la inflación promediará 32% anual en los primeros tres años de Cambiemos, superando en más de cinco puntos porcentuales la media anual del período 2008-2015. El trabajo plantea como un factor a tener en cuenta que la administración de Maurio Macri corrigió “buena parte del atraso cambiario y tarifario acumulado durante esos ocho años”.
La meta de inflación acordada con el FMI para 2019 es 17%. Asimismo, para no tener que enfrentar a la Junta Ejecutiva del Fondo la suba de precios debería ser inferior a la cota máxima (21%).
“La ambiciosa meta de reducción del déficit primario nacional en 2019 impulsará nuevos ajustes tarifarios. Asimismo, la necesidad electoral de recomponer la caída del salario real sufrida este año, impulsará al alza el costo laboral. Por ende, es probable que el año que viene la inflación supere la cota máxima acordado con el FMI (21%)”, describe el reporte.
Desde comienzos de año las proyecciones de los expertos que se recogen en el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) del Banco Central vienen empeorando. En enero estimaron una inflación interanual de alrededor del 19% y un crecimiento del Producto Bruto Interno (PBI) de cerca del 3%. En el último, de hace unos días, la inflación esperada por analistas de mercado para este año se elevó al 30%.
“Los analistas esperan que, tras un aumento transitorio, la inflación vuelva a caer en los próximos meses hasta ubicarse en un 1,8% mensual en el último trimestre del año”, agrega el texto. Y pronostica: “Se espera que la inflación núcleo para diciembre sea de 1,5% mensual. Para los próximos 12 meses la inflación pronosticada ascendió a 24,2%”, destacó y puntualizó que “para 2019 la expectativa de inflación alcanzó 20,2%”.



Dejar respuesta