El costo Sesma para Cambiemos y los vecinos

Mientras los ediles se divertían con los niveles de ausentismo de Laura Sesma, cambió el humor de los aliados la denuncia judicial por incumplimientos en la recolección que realizó junto a Abelardo Losano. El macrismo pidió a su concejal que baje el perfil y negó que Baldassi esté detrás de la jugada para esmerilar a Mestre.



Por Yanina Passero
ypassero@diarioalfil.com.ar

La edila Laura Sesma alcanzó su máximo pico de impopularidad. En el Concejo Deliberante, oficialistas y opositores advierten que las denuncias judiciales y mediáticas que surgen de la cantera del servicio de higiene urbana municipal son un claro ejemplo de mala praxis política.
Que ella votó el pliego que fijó las condiciones para la licitación de la recolección de residuos y que las empresas no denunciaron (ergo aceptaron) los derechos y obligaciones que tienen los afiliados del Surrbac, algunas de las observaciones que ediles de Unión por Córdoba hicieron a la discípula de Elisa Carrió. Trataron de bajar el tono a una disputa que, para los peronistas, representa un ataque gratuito a los trabajadores.
Lo mismo hicieron algunos concejales de la entente en la sesión de ayer. Los legisladores le hacían bullying a Sesma enviando por WhatsApp el cuadro de asistencias de la ex integrante del Partido Socialista. Con la clara intención de cuantificar el grado de compromiso con los vecinos, dejaron trascender que, desde 2016 a la fecha, el nivel de ausentismo de Sesma promedia el 74% en comisiones y el 25% de las sesiones ordinarias (de 110 en total).
Durante el 2016 la Concejala Laura Sesma, fue miembro de dos comisiones: Legislación Social, con 73% ausentismo; y Cultura y Educación, asistió sólo al 30% de las reuniones. En 2017, se repiten los porcentajes en términos similares: participó del 28% de las reuniones de Cultura y Educación y el 38% de las de Legislación General. Y en lo que va de 2018, suma el 8% de presentismo en la única comisión de la que participa.
Si bien la asistencia a las comisiones no puede tomarse como parámetro para evaluar la calidad del legislador, sus pares de Pasaje Comercio bromeaban con el “costo Sesma” apelando a que el prejuicio extendido entre los contribuyentes hiciera el resto del trabajo. Cabe recordar que la socialdemócrata militó la renegociación del convenio colectivo del Surrbac al que considera un 40% más caro que el de Camioneros.
Pero las bromas entre ediles sobre el “rendimiento” de los 120 mil pesos que cobra cualquier edil y aporta el vecino de sus impuestos, el “costo político” por la jugada de Sesma y su par Abelardo Losano se convirtió en tema de preocupación.
Horas después de la sesión de ayer, ambos concejales hicieron una presentación penal para que la Justicia investigue “la connivencia y el incumplimiento por parte de las Empresas, gremios y funcionarios responsable de todo el servicio de limpieza y recolección de la ciudad de Córdoba”, según expusieron a través de un parte de prensa.
“Queremos que los ciudadanos tengan una ciudad limpia de una vez por todas. Pero para acabar con la basura en la ciudad, primero hay que acabar con la basura gremial, empresarial y política”. Sesma disparó un dardo que probablemente termine pegándole.
Corrupción, palabra que activa los mecanismo de alerta a los popes de Cambiemos. Desde la Casa Rosada levantaron el teléfono. De fuentes inobjetables, este medio pudo saber que fue el secretario del Interior de la Nación, Sebastián García de Luca, quien tomó contacto con macristas y radicales para obtener información de primera mano sobre las escaramuzas en el Concejo Deliberante de Córdoba.
Rápidamente, los macristas salieron al cruce de la “versión” que tenía el colaborador del ministro Rogelio Frigerio y apuntaba a la costillas de Baldassi. Nadie desconoce que el concejal Losano integra la mesa política del ex árbitro internacional. Según trascendió, alguna voz interesada habría plantado la semilla de la desconfianza en los despachos porteños. “Baldassi quiere esmerilar a Ramón (Mestre)”, susurraron en los oídos de funcionarios nacionales clave.
Voceros de Baldassi aseguran que el diputado no estaba al tanto de la presentación judicial que protagonizó el concejal del PRO, aunque Losano si informó los pasos que daría al partido. Y cambian la dirección de las sospechas. “Si el partido sabía, ¿por qué no lo frenó?, se preguntaba un pícaro baldassita. Cierto es que hay malestar porque Mestre se metió en la interna macrista al promover la fórmula Lábaque-Bee Sellares para la intendencia, pero también sería subestimar las herramientas dirigentes políticos de carrera.
Como sea, desde la fuerza que comanda el legislador Darío Capitani recomendaron a Losano un trabajo legislativo independiente al de Sesma. Al fin y al cabo, hay dos opiniones comunes en cada vertiente del PRO: 1) el estilo denuncista es de Carrió, no de los hombres amarillos; y 2) actitudes solitarias de uno de sus miembros no pueden jaquear la confianza de los miembros de una alianza. Intervendrán.
Mientras el Ejecutivo municipal dudaba sobre la conveniencia o no de polemizar con Sesma y su compañero de travesuras legislativas, Losano, la concejal radical Miriam Acosta no tardó en encasillar las sospechas que lanzaron sus aliados sobre un servicio que se lleva más del 15% del Presupuesto.
“Probablemente su objetivo sea asegurarse un lugar en alguna lista que, conociendo su comportamiento electoral, luego traicionará. Pero mientras para ella la prioridad está puesta sobre sí misma y en la perpetuación en un cargo público, la ciudad sigue creciendo en obras, hay más de 100 frentes abiertos, y en calidad institucional”, la defensa de la edila mestrista que terminó con un recordatorio del compromiso asumido como integrante de Cambiemos.
“Espero que esta nueva puesta en escena concluya rápido, la ciudad nos necesita trabajando y a todos empujando para el mismo lado”, pidió la dirigente feminista. Cuidar la alianza, el mismo concejo de sus pares amarillos.



4 Comentarios

  1. ¿Pero? ¿Al final las denuncias de Sesma y Lozano tienen o no sustento? Lo que pase con ellos y sus rollos politicos que se las arreglen entre si, pero A LOS VECINOS CORDOBESES NOS INTERESA SABER SI NOS ESTAN ESTAFANDO OTRA VEZ O NO.

  2. Quieran o no. El costo de la basura es alto y el servicio estátotalmente atrasado al resto del mundo. Ponen como innovación tecnológia que se usan hace mas de 20 años. Mas que preocuparme por los 100 mi de Laura Sesma, me preocuparial por los sueldos de los secrretarios de higiene urbana y dr ambiente de la muni…

  3. No es discìpula de Carriò, la zurda màs rica de Còrdoba. Es polla de Moyano, ya que Mauricio Saillèn, tuvo espalda para que no entre en la ciudad.Por eso tanta animosidad en contra de Saillèn. se ganò el odio de los contribuyentes, porque se la habìa agarrado de forma personal, denuncia de que no llenaban las bolsas, que la ropa, que el nombre del predio, uf, se cree que somos bobos los cordobeses.

Dejar respuesta