Inédito acuerdo UNC – 62 Organizaciones: Alpargatas sí; libros, también

La expresión más redonda de los cambios operados en los extremos de la añeja antinomia, podrían ser el acuerdo reciente que celebraron el Rectorado y las 62 Organizaciones Peronistas de Córdoba, cuyo secretario general es Sergio Fittipaldi, a su vez titular del Soelsac (Sindicato de Obreros y Empleados de Empresas de Limpieza, Servicios y Afines de Córdoba).



Por Gabriel Osman

En 1945, cuando irrumpía en el país el peronismo, tardíamente llamado Partido Justicialista, una de las consignas de la militancia peronista era “Alpargatas sí; libros, no”. Fue uno de los gritos del “movimiento” contra los intelectuales, mayoritariamente de izquierda, que se ubicaban en las antípodas del modelo ofrecido e instalado en el país por el entonces coronel Juan Perón.
Fue la antinomia que dominó la escena política de la primera estancia del peronismo en el poder, pero que se quebró ya en los ’70 y mucho más en los doce años del kirchnerismo, que gozó de la cobertura y el apoyo ideológicos del progresismo argentino (el grupo Carta Abierta es quizá su expresión más orgánica), aunque habría que repasar qué queda ahora, luego del esperpéntico final de Cristina y su azaroso futuro.
Tanto aquella primera consigna, como la novedosa y reciente redefinición de alianzas del último peronismo en el poder nacional con sectores de la cultura, ya son historia. Ejemplos: la calidad institucional del peronismo cordobés, ya con 20 años en el poder, la reciente incursión del Partido Justicialista provincial en la política universitaria con el sello JPC (Jóvenes Por Córdoba) y la presencia de funcionarios de Juan Schiaretti en el centenario de la Reforma del 18, marcan un presente muy distinto.
Estos nuevos aires y la resignificación que el rector de la UNC, Hugo Juri, le ha querido dar a las “actividades de extensión” de la casa de estudios, tan caras al ideario reformista, han generado acontecimientos insólitos hace algún tiempo. La expresión más redonda de los cambios operados en los extremos de la añeja antinomia, podrían ser el acuerdo reciente que celebraron el Rectorado y las 62 Organizaciones Peronistas de Córdoba, cuyo secretario general es Sergio Fittipaldi, a su vez titular del Soelsac (Sindicato de Obreros y Empleados de Empresas de Limpieza, Servicios y Afines de Córdoba).
El convenio de capacitación culmina con la entrega de diplomas que acreditan reconocimiento de saberes. Ya está en plena ejecución y en esta primera etapa está dirigido exclusivamente a afiliados a Soelsac. De hecho, ya se han expedido 250 “diplomas” que acreditan cursos en 1) Legislación y tratamiento de riesgos generales; 2) Emergencias y evacuación; 3) Promoción y prevención de la salud; 4) Gestión, manipulación de residuos peligrosos y patógenos; 5) Bioseguridad; 6) Riesgos químicos y biológicos; y 7) Identificación de artrópodos.
Los títulos de los cursos son genéricos, pero incluyen reanimación cardiopulmonar, leyes laborales, riesgos de trabajo, identificación de arañas y escorpiones peligrosos, etcétera. Son dictados en dependencias de la UNC y están a cargo de profesores de la casa de estudios. Son costeados, en partes iguales, por la propia Universidad y el gremio que capitanea Fittipaldi. Para los afiliados del gremio el cursado es gratis.
El articulador de estos programas es el odontólogo Hugo Pizzi, a cargo de la obra social del Soelsac, pero detrás de este convenio esta el propio Fittipaldi y el múltiple Ricardo Moreno, principal asesor político del gremialista e ideólogo de las 62 Organizaciones Peronistas de Córdoba.
En los actos del centenario de la Reforma del 18 estuvieron presentes 17 gremios afiliados a las “62”. Estas presencias indican más que el buen momento por el que atraviesan estos sectores gremiales con las políticas de extensión del Retorado. No para Hugo Juri, pero sí para hombres que tienen sus apuestas políticas en la escena local, como Fittipaldi y Moreno, que buscan articulaciones para los próximos eventos políticos electorales.



1 Comentario

  1. Este acuerdo será sin duda un hito para nuestra Sociedad
    Felicitaciones a quienes lo hicieron posible y espero que otras organizaciones sigan el ejemplo

Dejar respuesta