Mestre piensa en cambios (módicos) de gabinete

El viaje de Julio Waisman al Mundial de Rusia aceleró su salida (ya anunciada) de la Secretaria de Servicios Públicos. El Intendente habría descartado la reincorporación de Juan Pablo Díaz Cardeilhac y César Ferreyra. Pablo Farías y Sebastián Roca, con posibilidad de ascenso.



Por Yanina Passero
ypassero@diarioalfil.com.ar

El intendente Ramón Mestre tiene otra vacante que cubrir en la primera línea de su staff de gobierno. Julio César Waisman dejó la Secretaría de Servicio Públicos de la Municipalidad y su reemplazo surgiría dentro de la planta política.
Consumada la licitación y adjudicación de la recolección mecanizada era de esperarse que se consumara una salida anunciada al calor del festival de nombres que se escucharon para reemplazar en Gobierno a Javier Bee Sellares, tras su partida a la Legislatura.
“El intendente Mestre aceptó la renuncia (…) del contador Waisman, quien el pasado martes inició su trámite jubilatorio”, el comunicado difundido en la tarde del viernes pasado. Curiosa explicación: los dirigentes políticos y sus funcionarios no tienen limitaciones de edad para dejar su cargo.
Probablemente, la pasividad haya sido el eufemismo utilizado para evitar hablar de “cansancio” o “desgaste” de un funcionario sobre el que pesó uno de los desafíos más grandes de la gestión del radical: el segundo intento de regularizar la concesión de una porción del rubro Higiene Urbana.
Waisman terminó el trabajo y no habría elementos de fuerza para argumentar que Mestre decidió eyectarlo de su gabinete, como hiciera con Gabriela Faustinelli, su ex secretaria de Ambiente y responsable de los pliegos que llevaron al fracaso el primer intento de licitar la recolección de la basura. Incluso, sonaba fuerte la versión que podría recalar en el Ente de Servicios y Obra Pública (ESOP) para completar la tercera pata del directorio que hoy funciona con dos miembros. Aunque, con la misma fuerza de los lobistas sonaban las voces de quienes lo dejaban afuera del último tramo de gobierno del precandidato a gobernador.
El secretario legal y técnico del Palacio 6 de Julio, Diego Frossasco, fue otro de los apuntados como uno de los “factores” que habrían contribuido al presunto descontento de Waisman con su función. “Es una máquina de impedir”, dijo lapidario un alto funcionario mestrista en su intento de ilustrar el meticuloso trabajo de su colega.
Como sea, subyace una explicación concreta –a tono con el almanaque deportivo- sobre la abrupta salida de Waisman y la designación provisoria en Servicios del titular de Economía, Hugo Romero. El viaje programado de quien también fuera subsecretario de Transporte para la segunda ronda del Mundial de Fútbol en Rusia desencadenó la presentación y correspondiente aceptación de la renuncia.
Lógico: Mestre no quería que algún miembro de su gabinete fuese noticia por disfrutar del evento internacional en momentos de austeridad. El presidente Mauricio Macri había requerido a sus colaboradores que evitaran incursiones en la tierra de Vladímir Putin. Probablemente, Mestre no ha querido desentonar o Waisman prefirió ahorrarle el disgusto.

Los candidatos
Por el momento, fuentes municipales coinciden con que Mestre podría llenar la vacante con recursos propios. Habría descartado la opción de reincorporar a la cartera a Juan Pablo Díaz Cardeilhac, su primer secretario de Transporte y actual tribuno de Faltas de la ciudad. Lo mismo ocurre con el miembro del ESOP, César Ferreyra.
Héctor Taborda (Transporte), Pablo Farías (Tránsito) y Sebastián Roca (Ambiente) son los candidatos. Ninguno de ellos tendría un perfil integral para Servicios aunque el incordio se resolvería con la jerarquización del área ambiental, reducida tras la salida de Faustinelli y el ascenso de algunos de los primeros hombres. Farías sería, hasta el momento, el hombre señalado para ocupar la función de Waisman.



Dejar respuesta