Reglamentos electorales, tarea pendiente para final de mandato

El Consejo Superior debe sancionar la normativa que regule la elección directa de Rector y Vicerrector, y la de los directores del Monserrat y del Manuel Belgrano.



La nueva conformación del Consejo Superior de la UNC comenzará a funcionar a partir de esta semana, luego de que las protestas de agrupaciones estudiantiles de izquierda y la realización en Córdoba de la Conferencia Regional de Educación Superior (CRES 2018) dilatasen su inicio.
El oficialismo rectoral, liderado por el médico Hugo Juri, cuenta con al menos 27 jugadores propios en un cuerpo con 48 escaños, pero confía en poder alcanzar cómodamente los 32 (dos tercios del total) en temas sensibles a través de su esquema de alianzas. El núcleo kirchnerista, en cambio, se limitaría a 14 bancas propias, con alguna adhesión extra ocasional, según las temáticas.
Este cuerpo será el que acompañará al rector Juri hasta el final de su actual mandato y, con excepción del recambio anual en las bancas estudiantiles, el que permanecerá durante el primer año de mandato de quien gobierne la UNC a partir del próximo año.
Los nuevos consiliarios tienen ya un listado de tareas a resolver durante sus primeros seis meses, conformado por cuestiones pendientes derivadas de la reforma política del 2016. En primer lugar, los legisladores universitarios deberán sancionar un reglamento electoral para elegir al próximo rector de la UNC, posiblemente en mayo próximo. Además, tienen que definir cómo se implementará la elección directa en los establecimientos preuniversitarios.
El calendario universitario del segundo semestre del 2018 está mayormente despejado de las perennes contiendas electorales de la Casa de Trejo, con excepción de la renovación de autoridades de la Federación Universitaria de Córdoba (FUC) y, eventualmente, de la Gremial San Martín. Esto debería permitir a los dirigentes universitarios sancionar las normativas pendientes sin entremezclarlo con discusiones coyunturales.

Post reforma política
La Asamblea Universitaria de la UNC sancionó en diciembre del 2016 una reforma política, cuyo punto principal fue la introducción del sistema de elección directa para el rector, los decanos y sus respectivos vices.
Además, la Asamblea incorporó a los directores de los preuniversitarios (Colegio Nacional de Monserrat y Escuela Superior de Comercio Manuel Belgrano) al Consejo Superior, con la condición de que comiencen a ser designados por elección directa. Asimismo, le dio un nuevo estatus al Consejo Social Consultivo, al dedicarle un título completo en el Estatuto.
Estas reformas aún necesitan completarse a través de normativas que las reglamenten, las cuales deben ser sancionadas por el Consejo Superior.
La más importante será la reglamentación de la elección de rector y vicerrector, ya que moldeará el camino hacia la elección del sucesor de Juri, o su propia reelección. Esta será, la primera vez que una misma elección abarque en simultáneo a los cuatro claustros de todas las unidades académicas, y que no sea sólo una simultaneidad de múltiples comicios locales.
Esta característica debería revitalizar las funciones de la junta electoral de la UNC, siendo que el protagonismo de las decisiones más importantes hasta ahora suele recaer en las juntas electorales de las Facultades.
En principio, el reglamento respetaría la fecha acordada el año pasado para todos los comicios, que es el tercer jueves del mes de mayo de cada año. De ser así, el 16 de mayo del próximo año se elegirá al rector del período 2019-2022.
En cuanto a los preuniversitarios, la discusión central estaría en compatibilizar el sistema de representación de sus cuerpos colegiados (que incluye, por ejemplo, a los padres de los estudiantes secundarios), con el sistema de claustros con el que funciona la elección directa de decano y de rector. Las ponderaciones de cada sector y de los niveles secundario y terciario resultará uno de los puntos más importantes a resolver.
Otro punto pendiente de la reforma política es la reglamentación del Consejo Social Consultivo, en cuanto a su integración y su vínculo con el Consejo Superior y el Rectorado.



Dejar respuesta