Nueva muestra de debilidad de UEPC (sin UTA no hay adhesión)

El gremio docente se plegó, con (muy) bajo acatamiento de sus representados, al paro convocado por las dos CTA, refrendado después por Camioneros. Cuanto UTA no acompaña, UEPC no logra el apoyo de los educadores.



Por Felipe Osman

Ni el debate por la legalización del aborto -que mantuvo en vela a todo el país hasta ayer a la mañana y copó la portada de todos los medios-, ni el inicio del Campeonato Mundial de fútbol hubieran sido necesarios para ocultar el paro convocado por la UEPC, que gozó de un bajísimo acatamiento.
Poco antes del mediodía de ayer, los dos sindicatos docentes de Córdoba -Sadop y UEPC-, y los trabajadores nucleados en la CTA, se unieron en una movilización que culminó frente al Panal. En el lugar, también se concentraron trabajadores del sindicato de Luz y Fuerza, que se encuentran en conflicto con la Provincia desde hace más de dos meses.
Así, disimulada entre otros gremios, la UEPC se movilizó en una magra columna poblada por la conducción y no muchos más. De hecho, asistentes a la protesta indicaron que entre los presentes hubo más partidarios de líneas internas críticas a la lista Celeste que adeptos al espacio liderado por Juan Monserrat.
Los números de esta nueva convocatoria son incluso menores que los de paros anteriores, cuya adhesión se situó alrededor del 30 por ciento. En este caso, las estimaciones más generosas hablan de un acatamiento cercano al 25 o 20 por ciento. Los índices oficiales –aunque desde luego, también interesados- que difundió el Ministerio de Educación de la Provincia indicaron una adhesión del 16 por ciento.
Las consignas bajo las cuales se invitó a los docentes a sumarse a la protesta siguen siendo genéricas, seguramente para evitar tensionar la relación con la administración provincial, y buscan como único interlocutor directo al Ejecutivo nacional. Los principales reclamos fueron el rechazo al acuerdo con el Fondo Monetario Internacional y la restitución de la paritaria nacional docente, único ámbito en el cual los educadores podían negociar por el Fondo de Incentivo Docente (Fonid), que se solventa con dinero aportado por la Nación, y que actualmente es fijado por decreto, desde que Mauricio Macri eliminó, también por decreto, esta instancia.
Sin embargo, la ausencia de reclamos dirigidos al empleador directo, la Provincia, desalentaría el acatamiento, por parta de los docentes, a las medidas de fuerza convocadas por su gremio. Junto a ello, desde luego, también lo hace el descuento que la Provincia dispone, a rajatabla, por los días no trabajados.
La incidencia de este último factor -los descuentos- sólo es contrarrestada cuando la UTA se pliega a las medidas de fuerza. Dentro del marco regulatorio que rige a los docentes, al igual que en muchos otros convenios, los trabajadores pueden excusarse de concurrir a las escuelas cuando no hay transporte y, por lo tanto, quedar exentos de los descuentos.
Paradójicamente, la Provincia también ha rentabilizado la difícil posición en que la UTA quedó parada después del conflicto entre esté sindicato y el intendente Ramón Mestre, a mediados de 2017.
Por suerte para los docentes, una reactivación de la cláusula “gatillo” que sobrepase el 15 por ciento aún no se encuentra demasiado cerca. Recuérdese que existe, algunos sectores de la UEPC, el temor de que una interpretación –a su entender, “caprichosa”- del acuerdo paritario por parte de la Provincia, termine entendiendo que los reajustes del mecanismo automático de actualización se concederán mes a mes mientras el IPC Córdoba vaya superando el porcentaje adelantado en cada cuota (8 por ciento hasta mayo, 5 por ciento más hasta agosto, y 2 por ciento más a partir de septiembre), pero que una vez alcanzado al aumento del 15 por ciento, este opere como un techo, sin que nuevas actualizaciones automáticas sigan reajustando los salarios.



1 Comentario

  1. ¡”Los cuerpos orgánicos”! La verdad es que la sociedad ya està harta de tanto manoseo. ¿Si tienen CLAUSULA GATILLO de que se quejan? Vivimos tiempos en que la sociedad està HARTA DE TANTO MANOSEO ya sea de parte de los PICAROS DE SIEMPRE que aumentan los precios de todo, como de los otros PICAROS QUE VIVEN DE “AGUANTAR TRAPOS O SER PARTE DE LA RESISTENCIA”. A ninguno de los dos les importa un bledo el futuro de los CIUDADANOS. ¡Solo les importa SU PRESENTE!

Dejar respuesta