Los universales

Será Robbie Williams el encargado de cantar hoy en la ceremonia de apertura del Mundial de Rusia, aunque muchos nos anoticiamos acerca de la música pop de ese país en 2002, cuando escuchamos la versión que hizo el dúo moscovita t.A.T.u. del tema “How Soon Is Now?” de The Smiths.



Por J.C. Maraddón
jcmaraddon@diarioalfil.com.ar

La movida de los sellos independientes que marcó el pulso del rock británico entre los años setenta y ochenta, impuso formas diferentes de acción que, muchas veces, fueron calcadas luego por las discográficas que las tenían como subsidiarias. Una de esas innovaciones era el bombardeo con EPs, discos a mitad de camino entre el single y el long play, donde se ubicaban canciones que no estaba en los discos oficiales o versiones diferentes de las que sí estaban. Como no tenía ninguna burocracia que respetar, este circuito alternativo realizaba lanzamientos constantes y alimentaba así el fanatismo de los seguidores de las bandas a las que cobijaba.
En 1984, el sello Rough Trade publicó “Hatful of Hollow”, una recopilación de temas del grupo The Smiths que habían aparecido antes como parte de discos single, ya fuera como lados A o como lados B. Dentro del repertorio que estaba incluido en ese álbum, aparecía “How Soon Is Now?”, una pieza que había acompañado a ““William, It Was Really Nothing” en un sencillo, y que reunía méritos suficientes para contarse entre los clásicos de esa formación de Manchester. En 1985, la canción fue lanzada como la cara principal de un single y se la sumó como bonus track en las ediciones del disco “Meat Is Murder” que aparecieron en Estados Unidos, Canadá y Australia.
Cuando The Smiths dio las hurras, hacia finales de la década del ochenta, su legado cobró otra dimensión, como emblema del rock independiente inglés y como expresión de un sonido que decantaba la exasperación del punk, para extraer melodías e imágenes literarias inolvidables. “How Soon Is Now?” figuraba, a esa altura, entre los más sublimes aportes de la banda a la historia grande del rock, y empezó a admitir versiones que, al reinterpretarla, también le rendían culto a una forma especial de sensibilidad artística.
Más o menos por la misma época en que The Smiths abandonó los escenarios, en lo que por entonces se llamaba Unión Soviética se consolidada una apertura política que, poco tiempo después, terminaría derribando a un régimen comunista que llevaba largas décadas en el poder. Entre otras cosas que pudieron ingresar a un territorio antes vedado a todo lo que significase una tentación capitalista, también el rock empezó a ser visibilizado como una manera juvenil de entender y modificar el mundo. Lentamente, muchos de los que se habían visto obligados a estar ocultos, empezaron a asomarse a la luz del sol.
En 2002, el panorama del pop se alteró con la edición internacional del disco “200 km/h in the Wrong Lane” del dúo moscovita t.A.T.u., conformado por Lena Katina y Julia Volkova, quienes trabajaban a las órdenes del productor Ivan Shapovalov. El primer single extraído de allí, “All the Things She Said”, fue presentado a través de un videoclip en el que las dos cantantes se daban un sonoro beso, lo que desató una polémica que contribuyó a incrementar la popularidad global de la dupla. A poco más de diez años de la caída de la U.R.S.S., Rusia exportaba sus pop stars a todas partes.
Entre los temas mejor conceptuados de ese disco de t.A.T.u, figuraba la versión que ellas hicieron de “How Soon Is Now?”, aquella gema de los Smiths que recibió un tratamiento respetuoso y reconfortante por parte de las chicas (ya no tan) soviéticas. Sin embargo, no serán las t.A.T.u las encargadas de animar hoy la ceremonia de inauguración del Mundial de Rusia, sino Robbie Williams junto a la soprano rusa Aida Garifullina. Y es que ya nos hemos acostumbrado a que, en desmedro de los regionalismos, los mundiales prefieren nombres que suenen universales.



Dejar respuesta