Rockear sin red

El tercer disco del grupo inglés The 1975, que saldrá en octubre, es uno de los lanzamientos más esperados del año. Y Matty Healy, el rostro visible del grupo, confesó a la prensa que se había sometido a un tratamiento de rehabilitación, justo cuando acaba de salir el primer single de adelanto.



Por J.C. Maraddón
jcmaraddon@diarioalfil.com.ar

Cuando en el último día del mes de mayo se dio a conocer “Give Yourself A Try”, el nuevo single del grupo inglés The 1975, había quienes no querían entender de qué estaba hablando el cantante Matty Healy con esa letra y ese título. Por muy explícito que fuera todo, la industria no estaba dispuesta a darse por enterada de que había ocurrido otra vez: el líder de una banda de rock de moda sucumbía ante los efectos no deseados de la fama y, frente la posibilidad de que las cosas se le fueran de control, decidía someterse a un tratamiento de rehabilitación.
Hizo falta entonces que este joven y promisorio artista lo dijera sin pelos en la lengua en una entrevista para la revista DIY, que fue reproducida luego al infinito por las principales publicaciones musicales de Inglaterra y Estados Unidos. Después de todo, el tercer disco de The 1975, que saldrá en octubre, es uno de los lanzamientos más esperados del año. Y que el rostro visible del grupo se despache con una confesión de ese calibre justo cuando se publica el primer single adelanto de ese álbum, no es algo que suceda de manera cotidiana, ni siquiera en el desopilante universo de las estrellas de rock.
“Date una oportunidad”, es lo que se dice a sí mismo Healy en el estribillo del nuevo tema, una frase que además, de tanto ser repetida, se impone como título de la pieza. Su voz arranca con un insinuante: “Aprendes un par de cosas cuando llegas a mi edad” (el músico tiene 29 años). Y llega a un punto sin retorno cuando se pregunta: “Qué le dirías a tu yo más joven?”. Y al responderse, se dice, entre otras cosas: “Te mudarás a un lugar soleado y te volverás adicto a las drogas”. Demasiados indicios como para no tomarlos en consideración.
Aunque cualquier comparación con los Beatles suene exagerada, el espíritu que trasunta “Give Yourself a Try” remite a aquel John Lennon de “Help!”, que a poco de iniciarse la Beatlemanía y cuando el cuarteto ya era conocido en todo el mundo, sorprendía con un tema en el que pedía socorro. En simultáneo y desde el otro rincón, Paul McCartney decía en “Yesterday” que “ayer el amor era un juego fácil de jugar; ahora necesito un lugar para esconderme”. Quedaba claro que, más allá del jolgorio de los conciertos y las películas, había momentos en que no la pasaban tan bien como uno podría creer.
Pero si la nueva canción de The 1975 es reveladora de un estado de ánimo muy particular, el videoclip redondea un panorama que difiere notablemente con respecto a cuál había sido el lineamiento estético de la banda hasta el momento. Después de haber transitado un revival ochentoso, The 1975 parece haber ascendido un escalón en su rescate del pasado y se muestra ahora con la furia típica de los noventa. El pelo teñido de rojo de Matty Healy y la enjundia con que vocifera y baila, sobre un trasfondo musical quejoso, lo sitúa mucho más cerca del neopunk que del pop electrónico.
No queda otra que esperar el resto de los adelantos del disco para ir haciéndose una idea de cuál será el rumbo que tomará esta vez esa formación inglesa, sobre la que se han centrado grandes expectativas desde que se dio a conocer con su debut discográfico allá por 2013. Cabe suponer que la crisis personal de Matty Healy sobrevolará el álbum como una sombra, tiñendo con sus dudas existenciales una obra que se perfila como bisagra. Y como un enésimo llamado de atención acerca de los peligros de rockear sin red.



Dejar respuesta