Epec y Luz y Fuerza firman una tregua para negociar la paz

Gabriel Suárez, líder del sindicato regional de Córdoba, anunció ayer el levantamiento del paro que el gremio sostiene desde el pasado miércoles para facilitar las negociaciones. La empresa depositó ayer los haberes adeudados, y los empleados cobran hoy es saldo. El lunes próximo, nueva audiencia ante el Ministerio de Trabajo provincial.



Por Felipe Osman

Gabriel Suárez, secretario general del sindicato Luz y Fuerza y Luis Giovine presidente de Epec.

Después de una semana de paro, que inició el miércoles pasado en reclamo por la detención de un empleado que violó una medida de restricción de acercamiento a los miembros del directorio, y que se extendió hasta ayer por el pago parcial que la empresa hizo de los salarios de mayo, el sindicato decidió levantar la medida de fuerza para “facilitar las negociaciones”. No obstante, se mantendrá el “estado de alerta y movilización”, el “trabajo a convenio” y el “quite de colaboración”.
La asamblea en la que el gremio resolvió deponer “momentáneamente” las armas duró más de cuatro horas. Estaba convocada a las 11, y su resultado se conoció pasadas las 15. Aparentemente, Gabriel Suárez (secretario general del sindicato) no lo tuvo nada fácil para persuadir a su tropa a volver a los puestos de trabajo. Y es entendible.
La Provincia no dio ni un paso atrás. Todas las modificaciones al marco regulatorio de la energía eléctrica anunciadas en mayo por Fabián López –introducidas mediante leyes aprobadas por la Unicameral- siguen vigentes. Igual que las resoluciones adoptadas por el directorio de Epec, que tanto han sido cuestionadas por el gremio. Lo único que se “concedió” fue completar el pago de los sueldos. Los descuentos practicados a los empleados por las medidas de fuerza realizadas no serán condonados y, mientras tanto, se espera un segundo dictamen de la Comisión Técnica de Garantías que –previa convalidación del Ministerio de Trabajo- imponga nuevas limitaciones a los paros.
Todos estos avances de la Provincia sobre una serie de privilegios de los que gozan los trabajadores de Epec son tenazmente resistidos y, a pesar de los descuentos, gran parte de los empleados reclamaban mantener la medida de fuerza. Sin embargo, la cúpula del gremio logró calmar los ánimos.
Sin embargo el sindicato sigue contando con un elemento de presión importante: las tomas de estado. La empresa ya se vio “imposibilitada” –según expresaron fuentes oficiales- de llevar a cabo la facturación del servicio durante el mes pasado, aún contando con una resolución del Ersep (Ente Regulador de Servicios Públicos) que le permitió facturar en base a los consumos de mayo de 2017.
De continuar el trabajo “a reglamento”, y teniendo en cuenta los recientes cinco días de paro, no parece seguro que la empresa logre facturar, en su totalidad, el mes en curso. Y de no hacerlo, volvería a darse el mismo problema financiero que dificultó el pago de los salarios en mayo. Aún así, el sindicato ha quedado notificado de esto. Si no se realizan las mediciones, difícilmente se paguen los haberes.
En este clima de momentánea paz, las partes –tanto el sindicato como la Epec- están citadas a una nueva audiencia ante el Ministerio de Trabajo, en la que se intentará avanzar en una solución de fondo.

Intervención
Legisladores de Cambiemos reclamaron ayer al Ejecutivo la intervención de la empresa. Javier Bee Sellares (UCR) señaló que debería aplicarse el artículo 60 del estatuto de Epec, que faculta al gobernador para hacerlo. Por otro lado, Juan Pablo Quinteros (Juecismo) presentó un proyecto requiriendo que se disponga la medida.

Audiencia
Hoy, a partir de las 10, en el Complejo Forja, comenzará la audiencia pública convocada por el Ersep, a instancias de Epec, para debatir el aumento de tarifas solicitado por la empresa.
Este “rebalanceo del cuadro tarifario” dispondría un aumento aproximado del 2 por ciento sobre todas la categorías tarifarias (excepto cooperativas eléctricas) a partir de su aprobación, y otro 6 por ciento (exceptuando también a las cooperativas) en tres tramos de un 2 por ciento cada uno; el primero a partir de agosto, el segundo a partir septiembre, y el último desde noviembre.
Habrá diez expositores, entre ellos, representantes de la empresa y de la oposición. Uno de ellos es Juan Pablo Quinteros, legislador de Cambiemos y principal crítico de la gestión que la Epec ha tenido durante las administraciones de Unión por Córdoba.



Dejar respuesta