Extienden agonía de Piedras Blancas hasta fin de 2019

La construcción de una fosa complementaria prolongó la vida útil del actual vertedero con un costo alto para las arcas públicas. La ampliación significó una inversión de $110 millones, pero permitirá al Intendente terminar su gestión sin sobresaltos en materia de higiene urbana.



Por Yanina Passero
ypassero@diarioalfil.com.ar

Cerrado el proceso de licitación del servicio de recolección mecanizada de residuos, al intendente Ramón Mestre sólo le resta esperar la definición judicial para avanzar o descartar el proyecto de Cormecor en el predio expropiado por la Provincia, entre las rutas 5 y 36. Lo hará tranquilo porque el actual vertedero de Piedras Blancas estará operativo hasta el final de su mandato.
Los más optimistas señalan que el veredicto del Tribunal Superior llegaría después de la feria que se extenderá desde el viernes 6 al jueves 19 de julio, inclusive. Las mismas fuentes señalan que no habría razones de peso para que los magistrados desestimen los estudios de impacto ambiental y social en la zona elegida por el ente intermunicipal que, como trascendió, avalarían la instalación de un nuevo emprendimiento que pretende arrojar soluciones para los desperdicios que producen los vecinos de Capital y una veintena de municipios del Gran Córdoba para los próximos 30 años.
En la causa unificada hay amparos al por mayor. El primero fue presentado de manera colectiva por vecinos de Villa Parque Santa Ana; luego, se sumó la comuna y productores agropecuarios completaron la batería de acciones legales para frenar el plan de Mestre e intendentes asociado.
Si las dilaciones continúan un tiempo más, desde el municipio no dudarán en volver a agitar la explicación política. Si los desperdicios quedan dentro del ejido urbano protestarán los ciudadanos que habitan cerca de Nuestro Hogar III; sucederá exactamente lo mismo si prospera la iniciativa en el nuevo predio en que se proyectan cuatro plantas de tratamiento. ¿Quién quiere asumir los costos? ¿Quién quiere la basura cerca de su casa? Nadie. Una resolución a favor o en contra causará ruido.
Desde el Palacio 6 de Julio no pueden dejar esa papa caliente ardiendo entre sus manos. El actual enterramiento de Piedras Blancas fue objeto de titulares que anunciaban su inevitable final. La noticia comenzó a circular poco tiempo antes que el Intendente anunciara la creación de Cormercor y firmara el convenio con la Provincia para la cesión de tierras, al inicio de su administración.
Lo cierto es que si la Justicia falla en contra –para sorpresa de los optimistas y las compañías que ganaron la licitación para la ejecución de las obras- la Municipalidad tuvo que idear un plan b para que la basura no se convierta en un problema ambiental y político, en el epílogo del paso de Mestre por el gobierno de la ciudad.
Fue anunciado hace tiempo, cuando este medio publicó que la Crese (en ese momento a cargo del vertedero que ahora depende del ESOP) prohibiría el ingreso de los desperdicios a aquellos municipios que no estuvieran asociados a Cormecor. La presión sobre los intendentes perseguía la intención de mantener rígida la estructura del organismo hasta que llegara la definición judicial. Las comunas se asociaron y, desde el año pasado a la fecha, ya se han prorrogado dos veces el plazo fatal.
Fuentes municipales reconocieron a Alfil que Mestre puede estar tranquilo si no recibe el aval judicial porque Piedras Blancas podrá recibir residuos hasta el final de su mandato, en diciembre de 2019.
La construcción de una fosa complementaria extendió la vida útil con un costo alto para las arcas públicas. La ampliación significó una inversión de $110 millones. Pero Mestre podrá transitar sus últimos meses con tranquilidad porque si la Justicia está de su lado podrán iniciar las obras para la flamante instalación pero mientras dure ese proceso la basura se seguirá depositando en el lugar elegido por su antecesor, Daniel Giacomino.
Caso contrario, el problema será del candidato que tome la posta.



2 Comentarios

Dejar respuesta