Diputados PJ van por más: piden traspaso de servicios a Bs As

El bloque Córdoba Federal presentó ayer el proyecto de ley que avanza en la equidad federal de servicios públicos, tal como lo viene solicitando el gobernador Juan Schiaretti. El mandatario ayer se manifestó a favor de la iniciativa macrista que en el Senador propone bajr el IVA.

Por Yanina Soria
[email protected]

El gobernador Juan Schiaretti respaldó ayer el proyecto con dictamen de minoría que lanzó Cambiemos en el Senado esta semana y que recoge las propuestas que él y su par salteño, Juan Manuel Urtubey, le realizaron al gobierno de Mauricio Macri.
Mientras tanto, sus diputados presentaron una iniciativa que apunta a la equidad federal de servicios públicos y que impulsa la transferencia del control de las distribuidoras Edesur y Edenor, y AYSA, a la ciudad y a la provincia de Buenos Aires.
Un proyecto que, de aprobarse, tendría un altísimo costo financiero y político para las dos jurisdicciones que casualmente gobierna el macrismo, y que fue firmado por los cuatro parlamentarios schiarettistas (Martín Llaryora, Alejandra Vigo, Paulo Cassinerio y Juan Brügge). Además, también tuvo su correlato en la Cámara Alta.
Llaryora, el vicegobernador cordobés en uso de licencia, dijo ayer en el recinto: “Creemos firmemente que la iniciativa `Ley de Equidad Federal de Servicios Públicos` será un pilar fundamental para construir una Argentina justa, solidaria, con igualdad de oportunidades, es decir, federal”. Y explicó que la propuesta es que cada distrito vele por la sustentabilidad de la prestación de sus propios servicios. “No existen fundamentos técnicos, legales ni jurídicos para seguir sosteniendo esta situación de injusticia y desigualdad que recibimos los argentinos del interior”, avanzó en su justificación.
Es difícil imaginar que el macrismo esté dispuesto a conceder este pedido que vienen realizando los gobernadores, entre ellos el cordobés Schiaretti, y que ahora materializarán como propuesta sus legisladores.

Por la tercera vía
Schiaretti y Urtubey ofrecieron a la Rosada una salida alternativa a la iniciativa de ley que busca retrotraer las tarifas a noviembre del año pasado y frente al veto presidencial garantizado en caso de que la propuesta finalmente se convierta en norma.
Por ese carril, los dos jefes provinciales del PJ que mejor diálogo tienen con el Gobierno de Cambiemos, habían propuesto reducir el IVA que se aplica en las facturas de servicios; compensar las tarifas interior del país-conurbano; y, a mediano plazo, discutir el traspaso de gastos, como AYSA, de Nación a Capital y a la provincia de Buenos Aires. El primero de esos puntos fue el que justamente tomaron y presentaron los senadores oficialistas el martes pasado justo antes de que el plenario de comisiones donde se logró un dictamen de mayoría sobre el proyecto que llegó con media sanción de la Cámara Baja, finalizara.
Ayer, el gobernador cordobés se refirió nuevamente al debate nacional sobre ese asunto, respaldó sin vueltas la iniciativa legislativa que impulsó Cambiemos y bregó por un acuerdo sobre ese texto antes de la sesión prevista para el miércoles que viene.
En el marco de la inauguración de obras de gas y de aulas en la localidad de Estancia Vieja, Schiaretti, abogó por encontrar una medida que beneficie a todos los argentinos “sin lesionar las cuentas púbicas”.
“He visto ayer que también los senadores de Cambiemos han planteado una alternativa de ese tipo y hago votos para que en estos días se pueda acordar ahí, en el Senado de la Nación, una solución que signifique alivio al bolsillo de las familias argentinas, sin que ponga en riesgo el funcionamiento del Estado”, subrayó.
El acuerdo al que se refiere implicaría que los senadores que les responden a los mandatarios PJ, rechacen el proyecto que ellos mismo firmaron esta semana y que llegó con gran consenso desde la Cámara Baja.
Un objetivo que, a priori, suena difícil de lograr sin imaginar un tendal de heridos dentro del interbloque Argentina Federal donde las posiciones no son monocordes. De hecho, la firma en disidencia del dictamen por parte de cuatro senadores de la bancada que conduce Miguel Ángel Pichetto, evidenció esas divergencias. Dato aparte, diferencias que por cierto el kirchnerismo se encargó de remarcar y usufructuar políticamente.
El senador rionegrino y quien lo secunda, el cordobés Carlos Caserio, también se enfrentarán esta semana a la compleja tarea de evitar que el bloque se rompa frente a una inminente rebelión de compañeros de bloque que no estarían dispuestos a dar marcha atrás con lo ya firmado. Justamente a eso apunta la estrategia de Cambiemos.



1 Comentario

  1. ¡je,je! ¿Ahora se acordaron? Hace AÑOS que se deberían haber «juntado» para EXIGIR esa inequidad que los que GOBIERNAN actualmente no generaron. Es mas, intentan EQUIPARAR las tarifas en la CABA Y EL CONURBANO, pero los LEGISLADORES PROVINCIALES…¡AHORA! Son sensibles con los ciudadanos de LA CABA Y CONURBANO por los «tarifazos». ¿PORQUE NO SE CALENTARON POR LOS CORDOBESES CUANDO GOBERNABA CRISTINA quién fué la que ARRUGÓ de su anticipo de que era el momento de la «SINTONIA FINA»? Ahora es fácil hacerse «los leones populares» y hablar ante los medios de forma desafiante. ¡FARSANTES!

Dejar respuesta