Mestre contraataca: acusa a EPEC de cobrar más caro a municipio

Desde el Palacio 6 de Julio advierten que la empresa provincial no cobra un precio mayorista. Según cálculos del equipo económico del Intendente, las arcas públicas erogan $1,33 más por KW que un usuario residencial para sostener servicios sensibles como alumbrado público y educación.



Por Yanina Passero
ypassero@diarioalfil.com.ar

Mientras Ramón Mestre disertaba sobre ciudades e inclusión territorial en Francia, sus funcionarios pusieron en marcha un nuevo cuestionamiento a EPEC por el precio de la energía.

El intendente Ramón Mestre ingresa en la recta final de una gira oficial por Europa. Su incursión con los ropajes del presidente de Mercociudades lo mantuvo alejado, al menos físicamente, de los reacomodamientos políticos post crisis financiera que siguieron al desembarco del presidente Mauricio Macri en Córdoba, el pasado jueves 16 de mayo.
El equipo económico del Palacio 6 de Julio prepara el terreno para que su jefe retome la agenda local con alto perfil. Continuarán inmersos en las hojas de cálculo, pero este diario accedió a algunos resultados que anticipan el tenor de la próxima pulseada. La Provincia, como responsable de EPEC, se situará en el siguiente extremo de la mesa, otra vez.
Desde el riñón del mestrismo advierten que la empresa provincial de energía no cobra un precio mayorista a la Municipalidad de Córdoba. Para fundamentar la aseveración despliegan algunas facturas de usuarios residenciales y otras de la comuna donde se desprende que el costo del KW que consume la red de alumbrado con medidor es de $4,78 mientras que el vecino residencial (con 240 KW de consumo) paga $3,4, sin tasas agregadas.
El cuadro comparativo se completa con otros valores correspondientes al consumo del mes de febrero pasado. El KW que cobra EPEC al municipio tiene un valor superior también en la red de alumbrado sin medidor ($4,29) y la semafórica ($4,29). En influyentes despachos del edificio comunal hacen foco en el siguiente dato: las escuelas municipales pagan $5,59 por KW consumido. En resumidas cuentas, las cuentas públicas erogan en promedio $1,33 por KW consumidos que un ciudadano de a pie.
La mejora del precio mayorista es un reclamo que varios intendentes vienen planteando desde que el Ejecutivo provincial resolvió depurar las facturas de EPEC, prohibiendo a los municipios utilizar el organismo como agente de percepción de tasas. En el edificio situado frente a la Cañada insisten que la seguridad asociada al buen funcionamiento del alumbrado y educación son rubros que admiten una revisión del cuadro tarifario con El Panal.
Y allí es donde el reclamo actual se convierte en otra cara del primero. El presunto “sobreprecio” del KW que cobra EPEC a la Municipalidad pretende funcionar como una ilustración del plan que tendría Schiaretti, a decir de los mestristas, “para asfixiar a los municipios”. Cabe recordar que apenas se conoció la iniciativa oficial para que la empresa facture sólo el consumo eléctrico, el staff de Mestre no dudó en plantear que el peronista pretendía desfinanciar el sistema de alumbrado público.
Sostenían las declaraciones afirmando que el sistema municipal con el cobro de tasas a través de la boleta emitida por EPEC (y no de un impuesto como el ABL de Buenos Aires) otorga previsibilidad al servicio y deja un saldo positivo que permite invertir en tecnología LED para amortizar el gasto de la deuda en dólares.
Ahora, refuerzan el planteo anterior exponiendo que EPEC cobra un precio unitario más caro a la Municipalidad. Incluso, con los mismos datos de febrero, exhiben que si se aplicase la resolución del ERSEP –aprobada en la Legislatura la semana pasada- el impacto en el bolsillo del vecino sería ínfimo: para un usuario residencial calculan el 0,4%; mientras que para las pequeñas industrias, del 0,24%.
Al Tesoro municipal ingresaron $43.933.711,97 por Ordenanza Impositiva Municipal (OIM) de febrero, mientras que EPEC le retuvo $41.043.524 por consumo energético. El excedente fue de $2.890.188. La comuna carga a los residenciales un 10%, mientras que a las industrias sin medidor, un 8%; y con medidor, un 6%.
El precandidato a gobernador, a través de sus hombres de confianza, parece determinado a aprovechar el contexto para cuestionar la legitimidad de la preocupaciones del gobernador Schiaretti por el impacto de la suba de tarifas en el bolsillo de los usuarios.
Otra vez, el mandatario provincial ocupa la primera línea de consulta del presidente Mauricio Macri, incluso avanza en el Congreso un proyecto de coautoría con su par salteño, Juan Manuel Urtubey, para rebajar el IVA en las tarifas de servicios. Desde Cambiemos, se sabe, denuncian que el PJ piensa en los porteños cuando el interior históricamente ha padecido la inequidad en la distribución de los recursos públicos.



Dejar respuesta