¿A dónde vimos esto antes?

De acuerdo a parámetros vintage, Lenny Kravitz ha subido a Youtube el video de 8 minutos de su tema “It’s Enough”, que formará parte de su próximo álbum. Y allí, lo que destaca por encima de todo es su prédica por la paz en el mundo, por el cuidado del medio ambiente y por los derechos humanos.



Por J.C. Maraddón
jcmaraddon@diarioalfil.com.ar

Cuando Lenny Kravitz asomó su faz sobre la superficie de la música internacional, allá por 1989, se lo consideró como un emergente de la larga cadena de artistas de la corriente negra estadounidense, cuyo eje gira en torno al rhythm & blues, el funk y el soul. Sin embargo, ya mostraba en ese entonces algunos atisbos del sonido de hard rock que iba a caracterizar luego a algunos de sus hits más recordados, con estridentes riffs de guitarra que no encajaban con su estética afro, de pantalones pata de elefante, digna de la mejor época de la música disco de los años setenta.
Con el correr de los años y de los discos, Lenny Kravitz expuso claramente esa faceta camaleónica que ha sido la marca en el orillo de una trayectoria que está a punto de cumplir tres décadas, periodo en el que el cantante se sostuvo entre los favoritos del público. Pero lo insólito es que su vigencia no se basa en la coherencia de mantenerse aferrado a un estilo propio, sino en su capacidad de adaptarse rápidamente a las tendencias en boga, aportándole -eso sí- a cada pieza su toque distintivo, que transforma a una canción que podría ser de cualquier otro artista, en un tema típico de su repertorio.
Mediante esa fórmula, se las ha arreglado para renovar stock de manera periódica, cada vez que le hizo falta reingresar al mercado y sorprender a sus seguidores arrancando de cero. Por supuesto, David Bowie hizo lo mismo desde fines de los sesenta hasta su muerte y nadie le facturó nada por el uso de ese recurso. Quizás, el problema con Lenny Kravitz sea la alevosía con que practica su mímesis. Su descarado salto de una pose musical a otra, sin apelar a ningún truco imaginativo para disimular que su norte se desplaza siguiendo las indicaciones de la brújula de la moda.
Tal vez la aparición de Bruno Mars, cuyo perfil tiene cierta similitud con la versatilidad de Lenny Kravitz, lo haya obligado a poner las barbas en remojo y a repensar de qué forma iba volver a remontar vuelo, sin que la sombra de la nueva estrella pop opacara su triunfal regreso. Cuatro años se ha tomado desde su último álbum, para diseñar una estrategia acorde a sus pergaminos, que concentre la atención sobre su figura como ocurría antaño cada vez que anunciaba que iba a sacar otro álbum.
Pues bien, cabe pensar que estamos ante un golpe maestro. Porque, en vez de operar sobre el sonido como había hecho hasta ahora, esta vez se dedicó a diseñar una campaña agresiva, que pone el acento en el mensaje que transmite. De acuerdo a parámetros vintage, ha subido a Youtube el video de 8 minutos de su tema “It’s Enough”, que formará parte de su próximo álbum. Y allí, lo que destaca por encima de todo es su prédica por la paz en el mundo, por el cuidado del medio ambiente y por los derechos de las mujeres, de los inmigrantes y de las minorías raciales.
A tono con la corrección política que reclama la hora, Lenny Kravitz actúa aquí con su mensaje como ya lo venía haciendo con su música: se apropia de consignas ajenas y las asume como propias de manera vehemente. Por más que resulte conmovedor y emotivo, el video peca de una obviedad que le resta contundencia; al igual que muchas de las canciones que hemos conocido de este artista, a las que escuchamos, tarareamos y disfrutamos, aunque nos transmitan esa sensación de deja vu que nos deja pensando a dónde habíamos escuchado (o visto) eso antes.



Dejar respuesta