¿Hasta dónde llegará el statu quo interno en la UCR?

Hay consenso de mantener la relación de fuerzas, pero no se sabe quién será el presidente del Comité Central.



Por Alejandro Moreno
amoreno@diarioalfil.com.ar

En la agenda de la Unión Cívica Radical resalta el 22 de julio porque ese domingo deberían realizarse las elecciones internas de autoridades partidarias. Existe un consenso inicial acerca de la conveniencia de zafar de semejante compromiso manteniendo la relación de fuerzas que existe hoy en cada organismo partidario.
De esta manera, cada núcleo interno de la UCR mantendría los espacios conseguidos en las negociaciones cerradas hace dos años. Los radicales consideran que una guerra intestina sólo los debilitaría, porque los mostraría desunidos justo cuando el peronismo parece posible de vencer por primera vez en dos décadas.
Pero antes de medirse con el PJ, la UCR deberá enfrentar al PRO y su poder derivado de la Casa Rosada, del dedo de Mauricio Macri. Cuando el PRO provincial atraviesa una confrontación interna bastante notable, entre Héctor Baldassi y el resto, qué mejor para el radicalismo que superar el desafío de la renovación de autoridades con el menor costo posible.
Con ese razonamiento surgió en la UCR, en las primeras conversaciones entre los máximos referentes, el plan del statu quo, esto es que cada núcleo interno pueda, en todo caso, cambiar un nombre por otro, pero conservando los espacios que tiene.
Así, al mestrismo le correspondería colocar el nuevo presidente del Comité Central de la Provincia, ya que el actual, Alberto Zapiola, es un hombre del grupo Confluencia, que lidera el intendente de la ciudad de Córdoba.
Zapiola contaría con el apoyo de la mayoría de los referentes de los núcleos internos para continuar dos años más, incluso pese al traumático procedimiento de cierre de listas de candidatos a diputados nacionales en 2017.
La opción Zapiola, sin embargo, es posterior a otra de mayor peso específico: Ramón Mestre podría aspirar a presidir el Comité Central de la UCR, para llegar sentado en esa silla a la hora de la definición de la candidatura a gobernador 2019.
Mestre compite dentro del radicalismo fundamentalmente con Mario Negri por la candidatura de Cambiemos, por lo que cada espacio cuenta. De hecho, Mestre ya es el presidente del Ente de Intendentes de la Unión Cívica Radical.
La duda que envuelve una posible postulación de Mestre a la titularidad del Comité es si la acumulación de cargos pasa el filtro de la tolerancia de los demás referentes; teniendo en cuenta, además, que su hermano Diego continuaría como presidente del Comité Capital.
Si no es Mestre, asoma la reelección de Zapiola, pero éste podría desistir por fundadas razones personales. Y, en ese escenario, se acaban los indiscutidos.

Otras opciones
El mestrismo podría proponer el retorno al tercer piso de la Casa Radical del minaclaverense Alberto Giménez, quien ya presidió el Comité Central entre 2012 y 2014. Algunos radicales miran de reojo a Giménez porque lo consideran demasiado cercano al peronismo, aunque éste haya asumido la primera vez con expresiones fuertemente críticas del entonces gobernador, José Manuel de la Sota.
El temor mayor de los no mestristas es que el jefe del Palacio 6 de Julio impulse un mestrista ortodoxo, lo que podría conducir a complicaciones internas.

 

Té de las mujeres de Nicolás

Las mujeres del grupo radical Fuerza Renovadora manifestaron que “si deseamos un mundo mejor, la mujer debe incluirse como actora igualitaria”, “Fuerza Renovadora –agregaron en un comunicado que cerró una tarde de té- tiene muy presente esta inclusión para la construcción de un proyecto político para la ciudad en la que vivimos”.
El encuentro tuvo al legislador provincial Miguel Nicolás, máximo referente de Fuerza Renovadora, en el centro de la mesa, rodeado de las damas del grupo. El nicolacismo ratifica que la UCR debe permanecer en Cambiemos, pero amenaza con ir a una interna con candidatos propios si el PRO pretende liderar la fórmula en la ciudad de Córdoba.
“Hemos conquistado con nuestras luchas, con el apoyo de dirigentes comprometidos, una gran parte de este territorio de negaciones, de menoscabo, de exclusión, pero los objetivos aún siguen latiendo en cada corazón de nuestras mujeres radicales”, agregaron las mujeres del nicolacismo.
“No descansaremos -continuaron- hasta lograr una sociedad, más justa, más equitativa, más participativa, donde la mujer sea reconocida y no discriminada; es mucho lo conquistado, pero vamos por más”.
Para las nicolacistas, “el desarrollo económico y social no puede ser asegurado de manera sostenible sin que haya total participación, consciente y efectiva de las mujeres”.

“El muro de los lamentos”

El presidente de Línea Córdoba, Javier Fabre, cuestionó que la Casa Radical se haya convertido en un “muro de los lamentos”. “¿Por qué repiten en cada reunión de Comité la misma letanía sobre el desgobierno del peronismo o el mal trato de nuestros socios de Cambiemos?”, se preguntó en un encuentro provincial realizado por la Línea Córdoba en el hotel Viñas de Italia, viejo escenario del angelocismo.
El sábado pasado, en su discurso, Fabre sostuvo que “el radicalismo ha perdurado 127 años principalmente por los valores que representa, y por ser el primer y único partido moderno de la política argentina, y cuando ha llegado al gobierno ha sido por tener un proyecto que demuestre la posibilidad objetiva de sustituir instancias agotadas”.
Además, señaló la necesidad de “actuar en conformidad tanto en lo teórico, en lo práctico, como en lo ético”
A su turno, el presidente de la Convención Nacional de la UCR, Jorge Sappia, insistió con que el partido debe tener una mayor participación en las decisiones de Cambiemos.
Jorge Orgaz, en tanto, ratificó su pretensión de ser candidato a intendente el año próximo, por lo que ratificó sus recorridas barriales.
Otros expositores fueron Alberto Beltrán periodista y ex candidato a diputado nacional por Primero la Gente, Donato Latella Frías, Eduardo Angeloz (h) y Rocío Chinellato, ex presidente del Centro de Estudiantes de Derecho.



1 Comentario

  1. El tema de las autoridades partidarias, es secundario ante las espectativas eleccionarios y los POSIBLES CANDIDATOS, mas en el caso de CORDOBA CAPITAL. La UCR puede cometer un grave error si prioriza LA GESTION POLITICA, por sobre la GESTION EJECUTIVA EN POS DE RECUPERAR Y MAN-TE-NER LA CIUDAD COTIDIANAMENTE, con TODOS SUS SERVICIOS FUNCIONANDO. De nada vale UNA INAUGURACION DE PLAZA o ESPACIOS PUBLICOS, como así tambièn de ILUMINACION, si es que NO HAY MANTENIMIENTO ¡DIARIO!.Urgente Còrdoba capital, necesita de HACEDORES mas que “decidores”. Ni el “ORDEN”, prometido por Mestre en su primer mandato se ha hecho realidad. Carreros,basurales a cielo abierto incluso en zonas residenciales,grandes erogaciones en empresas privadas para recoger lo que tiran en esos espacios. Tampoco se ha terminado con la tarea mendicantes de los naranjitas. Eso no es un TRABAJO, Los autos estacionados no se van a ir, salvo que intervengan delincuentes y para eso està la POLICIA no un civil disfrazado con una chaquetilla naranja. ¡Córdoba requiere cuidado COTIDIANO para asegurar CALIDAD DE VIDA A LOS VECINOS!

Dejar respuesta